Ritual Nivel 04 - Alma del Homúnculo

Edit
Los tremere que necesitan ayudantes para sus investigaciones no se pueden fiar siempre de la lealtad de sus aprendices. ¿Pero quién duda de la lealtad de la propia carne? Un Homúnculo es una pequeña criatura creada a partir de la sangre y los tejidos del invocador que actúa como una extensión de la voluntad del mismo. Crear un homúnculo lleva varias horas de trabajo ininterrumpido, y un taumaturgo sólo puede tener un homúnculo a la vez. El horrible y pequeño ser toma forma en un emplasto de aceite, sangre, hueso desnudo y trozos del cuerpo del invocador. Al acabar el ritual el homúnculo trepa desde su grasiento lugar de nacimiento para servir a su amo. El homúnculo se puede mover por sus propios medios y se puede usar como espía o para ir a buscar materiales. Hay muchos tipos de homúnculo, diferentes taumaturgos crean diferentes tipos de bestias. Los más comunes son los voladores (que recuerdan a demonios alados), larvas (con aspecto de gusanos con la cara de su hacedor) y saltadores (criaturas pequeñas, peladas, que presentan los rasgos de su creador miniaturizados). El homúnculo sigue los dictados de su amo, que pueden ser no verbales mientras la bestia esté en presencia de su amo. Con el tiempo algunos homúnculos desarrollan una personalidad propia y sus propios objetivos, y más de un tremere desconcertado ha descubierto a su homúnculo preparándole bromas maliciosas.
Sistema: un homúnculo tiene dos niveles de salud y dos dados en cada Atributo Físico. Funciona de manera parecida a un miembro del cuerpo del taumaturgo, el homúnculo sólo se mueve o actúa si el invocador lo desea. Un homúnculo no es capaz de luchar, pero puede empujar o transportar objetos, y puede esconderse y espiar fácilmente debido a su pequeño tamaño. Aunque un homúnculo es al principio completamente leal, a través de los años sus experiencias pueden formar en él una personalidad propia, a menudo conformada con las peores cualidades de su creador. Los homúnculos reciben daño del fuego y el sol como los vástagos. Un homúnculo es una entidad independiente aunque haya sido creado a partir de la carne del invocador, y no representa una conexión arcana con él, de la misma manera que sus fluidos no cuentan como sangre de su creador. Sin embargo, una conexión psíquica establecida con el homúnculo sí se proyecta en la mente de quien lo controla. Un homúnculo tiene que ser alimentado con un punto de sangre por semana o se atrofiará y morirá. Observar esta alimentación puede ser algo perturbador. Algunos tremere amamantan a la bestia de su propio pecho, siguiendo algún instinto paternal no muerto, mientras que otros tratan a sus criaturas con sorna, manteniendo sus muñecas abiertas muy por encima de sus cabecitas y obligándolos a saltar y brincar para obtener el sustento. Para crear un homúnculo es necesaria una tirada de Inteligencia + Ocultismo de una dificultad mínima de ocho. El proceso dura semanas, si no meses. Si el homúnculo muere, su creador sufre dos niveles de daño agravado.
¿Te gusto la entrada?
Compartir en Google Plus
Sobre las Fuentes
Por favor visita el apartado “referencias” para encontrar las paginas originales de donde fue extraída la información, vampiro.cl es un compendio, nuestro objetivo es recopilar la mayor cantidad de contenido que circula por la web, son muchas personas que día a día traducen y/o comparten conocimientos que verteremos acá, nuestro aporte es clasificar, ordenar y compartir con la comunidad rolera.

0 comentarios: