Actualmente me encuentro en mi periodo de vacaciones, no actualizare la pagina ni podre responder sus dudas hasta finales de Febrero, de todos modos si necesitan ayuda pueden visitar el Grupo de Facebook para resolver sus dudas. Nos vemos y gracias por visitarme :D

Brujah

Edit
Ved lo bajo que han caído los poderosos. Tal es la opinión que los antiguos de los otros clanes tienen acerca de los Brujah. Los Vástagos más jóvenes, que no recuerdan las noches de filosofía y gloria del clan, ven a los Brujah como una chusma desorganizada y anárquica. Y además, en esta época degradada muchos miembros del clan encajan con esa descripción, lo bastante al menos como para que se haya aceptado el estereotipo. Con la santificada Cartago como un recuerdo apagado, los Brujah se han convertido en los jóvenes descontentos de la Camarilla. Constreñida por las tradiciones de la Camarilla y controlada por implacables antiguos, la chusma callejera se libra de sus frustraciones agrupándose en manadas, divirtiéndose en Griteríos y adoptando por lo general una mala actitud reñida con la forzada gentileza del Elíseo y los Ventrue.

En estas noches, los Brujah esquivan las altas esferas. Los miembros más jóvenes del clan tienen poco interés en participar en los juegos de los Ventrue o en exponerse al ridículo de los Toreador. En cambio, adoptan una postura de oposición leal (casi siempre) a la secta, esencialmente con la Camarilla pero con poco apego por sus normas y reglas. Sus antiguos pueden seguir una inclinación más filosófica, en línea con la dirección del clan cuando fueron Abrazados, pero la imagen habitual del Brujah actual es la del rebelde con chaqueta de cuero.

Fuerza e Influencia

Dentro de la Camarilla, los Brujah tienen poca influencia relativa entre los príncipes. Con el gusto del clan por meterse en líos (el legendario temperamento Brujah puede generar rupturas igualmente legendarias de la Mascarada o de otras Tradiciones), pocos príncipes están dispuestos a darles demasiadas cosas. Son pocos los príncipes Brujah, aunque hay una cantidad sorprendente de sheriffs y azotes que son miembros del clan. Como muchos de la “chusma” con los que deben ‘tratar son también Brujah, el conflicto puede generar interesantes discusiones políticas. Lo cierto es que los Brujah tienen su mayor influencia en las calles y en las torres de marfil. De todos los clanes, tienen el mayor peso sobre los eruditos mortales, una reliquia de las noches del clan como aspirantes a reyes filósofos. Los antiguos siguen esforzándose para atraer esa base de Abrazados potenciales, pero estas noches, los principales intereses del clan están en otra parte. Los Brujah en tiempos gobernaron desde fortalezas y salas de adiestramiento, y ahora lo hacen en las calles, gracias a su superioridad numérica. Muchos Brujah proceden o están familiarizados con un estilo de vida combativo, y eligieron continuar con él más allá de la tumba. Buscan a sus semejantes, y los vampiros que proceden de la calle se han acostumbrado a Abrazar a otros habitantes de la calle. El clan tiene la mayor variedad en sus miembros de todos los clanes de la Camarilla; en muchos casos un destello de genio o un rechazo demostrado por una situación abusiva es todo lo que hace falta para que alguien se gane el Abrazo. Todo lo demás, la razón de los Brujah, puede ser enseñado.

Organización

La respuesta habitual que uno recibe cuando pregunta a un Brujah acerca de la estructura del clan es una risotada o un puñetazo en el estómago. El Brujah es el clan más desorganizado, rehuyendo de las reuniones formales en favor de los Griteríos informales (celebrados a menudo después de conciertos o fiestas particularmente energéticas). No hay “Consejos de Administración” o adjudicación oficial de posiciones entre la Chusma; en vez de eso los Brujah de la misma opinión se reúnen para intercambiar noticias y jactarse de todo, o para discutir acerca de cualquier cosa. De alguna manera, las noticias consiguen propagarse de este modo fortuito, pero el que espere enterarse de todo gracias al Brujah de la zona en una reunión seria va a sufrir una fuerte decepción. La única organización que tienen los Brujah es un tosco desglose de sus líneas filosóficas. Los Brujah más jóvenes y anárquicos son llamados a veces Iconoclastas (aunque su respuesta ante el término no se puede reproducir), y de estos vampiros procede la imagen estereotípica del clan. Los miembros mayores del clan, llamados Idealistas (aunque la mayoría de las veces ellos prefieren algún término griego) están más interesados en los ideales del clan y en reclamar la erudición y filosofía que una vez fue suya; muchos tienen la edad necesaria para poder recordar a Cartago. Los Idealistas ven a los Iconoclastas como niños indisciplinados, mientras que los Iconoclastas se burlan de los Idealistas considerándolos fósiles inútiles. En medio están los Individualistas, que están a horcajadas entre ambos bandos en cuanto a edad y temperamento. Huelga decir que reciben palos de ambos lados.

Inquietudes

Hay casi tantas inquietudes entre los Brujah como miembros del clan. Como éste carece de una política uniforme en cualquier tema, es difícil que un asunto o inquietud suscite la ira del clan. La furia por Cartago sigue ardiendo en los antiguos, pero pocos Brujah creados en el último milenio se preocupan demasiado por el tema. Los Iconoclastas se quejan de la actitud policial selectiva y la opresión por parte de los Ventrue, pero esos gritos suelen caer en los oídos sordos de un antiguo. La única inquietud que une a los miembros del clan en una misma línea política es la invasión del Sabbat. La calle es donde opera el Sabbat, y eso significa que los Brujah reciben el primer golpe de cualquier ataque del Sabbat. Como consecuencia de esto, los Brujah sienten (correcta o incorrectamente) que están siendo usados como amortiguador por los otros clanes contra el Sabbat (una broma habitual es “Estamos dispuestos a luchar hasta el último Brujah”). Unos cuantos bocazas han llegado a declarar oficialmente que si no reciben ayuda, la próxima vez los Brujah van a dejar pasar a los antitribu, aunque tales opiniones no son compartidas por todo el clan.

Humanidad
 
Los Ventrue puede tener hundidas sus manos en el mundo mortal y afirmar que son los más relacionados con los humanos, pero los Brujah están en segundo lugar y por poco. La diferencia entre las relaciones de ambos clanes se basan en sus enfoques. Los Ventrue buscan las instituciones mortales, pero los Brujah se centran en los individuos. Como consecuencia de esto, los Brujah no pueden tirar de los hilos de un candidato a alcalde, pero pueden tener contactos entre la gente a la que ha pisado el candidato en su ascenso hacia la cima y la información recopilada de dichos contactos puede ser tan útil como la conseguida por un Ventrue mediante una campaña de muchos millones de dólares.

Prestigio en Clan

El prestigio en clan de los Brujah se otorga más por la actitud que por cuestiones específicas. El clan tiene al menos una orientación supuesta hacia la debilitación de la autoridad y la promoción de la anarquía, y las acciones encaminadas hacia estos dos fines (o alguno de ellos) hacen ganar posición a los que las realizan. Abroncar a un príncipe, hacer la puñeta a los Tremere o desenmascarar a un político mortal corrupto por ser un fraude pueden hacer ganar puntos a un Brujah ante sus antiguos e iguales. Por desgracia, los Brujah que sienten predilección por ir contra los poderosos a menudo vuelven a los jóvenes del clan contra sus antiguos, con lo que los asuntos de prestigio se complican. Premiar a un neonato por acciones que van contra un antiguo Brujah es buscarse problemas, pero también es fiel al espíritu del clan. Los Brujah más jóvenes también tienen la costumbre de ignorar las declaraciones de sus antiguos y de establecer su propio orden social. Dichos arreglos normalmente se basan en cuestiones de fuerza y de número de partidarios; los Brujah suelen moverse en manadas y siguen a líderes carismáticos.

Prácticas y Costumbres

Las costumbres de los Brujah son una mezcolanza de ritos mortales medio recordados, tradiciones polvorientas pasadas de sire a chiquillo y cualquier otra cosa que se les ocurra. La mayoría se improvisan de una ciudad a otra, ya que los Brujah creen que lo realmente importante es el significado de lo que están haciendo. Además, no creas que los Iconoclastas y los Idealistas pueden llegar un acuerdo para hacer algo al unísono. En cambio, las costumbres entre los Brujah son más cuestión de alinearse a lo largo del eje primario de opinión del clan y actuar de acuerdo con él. Las reuniones de los Brujah, llamadas Griteríos, no se celebran regularmente. Tienen lugar a la vez que otro acontecimiento interesante, conciertos, exposiciones, festivales, conferencias, etc., y a menudo los mortales responsables de desencadenar el Griterío acaban participando. Los Griteríos están esencialmente abiertos a los miembros de cualquier clan, aunque los Tremere que acudan van a pasar un mal rato. Los Brujah no ocultan su repugnancia por los Brujos, y se deleitan enseñando a los espías Tremere nuevas y divertidas muestras de dolor.
¿Te gusto la entrada?
Compartir en Google Plus
Sobre las Fuentes
Por favor visita el apartado “referencias” para encontrar las paginas originales de donde fue extraída la información, vampiro.cl es un compendio, nuestro objetivo es recopilar la mayor cantidad de contenido que circula por la web, son muchas personas que día a día traducen y/o comparten conocimientos que verteremos acá, nuestro aporte es clasificar, ordenar y compartir con la comunidad rolera.

0 comentarios:

Publicar un comentario