La Veracidad de la Filosofía

Edit
Muchos aficionados al Mundo de Tinieblas tienden a creer que el Sabbat está equivocado y que la Camarilla tiene razón. En su mayor parte, esa idea surge del principio de que la segunda trata de mantener su ética humana, mientras que el Sabbat no lo hace. Echemos un vistazo al tema.

Es un axioma que el comportamiento y las enseñanzas del Sabbat no intentan rendir a la Bestia, sino que la abrazan y la liberan. Esta filosofía sostiene que cualquier intento de ocultar la naturaleza monstruosa de un vampiro es hipócrita y equivocada. El Sabbat cree de todo corazón que Caín fue maldito con el vampirismo, pero que la maldición tenía un propósito. El dogma de la secta, en parte producto del estudio de la sabiduría Cainita, intenta enseñar a cada uno de sus miembros que ignorar el hecho de que el vampirismo es una maldición es traicionar la propia naturaleza. Puede que ignorando el hecho y sometiendo a la Bestia se esté traicionando el razonamiento divino que creó a Caín.

Por tanto, evitar la maldición y su monstruosidad característica es esconderse, algo que el Sabbat no suele hacer jamás. ¿Cómo se llegó a esta conclusión? Muchos eruditos y filósofos de la secta (sí, existen) estudiaron las leyendas, mitologías y conocimientos del primer vampiro reconocido, Caín. Las posteriores interpretaciones de estas historias se han empleado para apoyar la estructura de la secta y sus dictados sobre el comportamiento de los miembros. El rasgo más sorprendente de la mitología de Caín que apoya esta filosofía le muestra matando a Abel y siendo castigado por ello, subrayando el hecho de que no se convirtió en vampiro directamente debido al acto del asesinato. Se transformó porque rechazó el perdón de Dios (varias veces, de hecho), y eligió responder solo ante sí mismo, alejándose del Creador y de la protección del Edén. El catecismo del Caín refuerza la idea de que su maldición fue el castigo por el orgullo, no por el asesinato. Eligió la libertad sobre la servidumbre a Dios, pagando por ello el precio definitivo.

Los vampiros del Sabbat ven esta elección y la maldición posterior como un hecho indudable, como algo que no puede ignorarse pretendiendo ser algo que no se es: simplemente humano. La secta, por lo general, defiende esta elección. El fanatismo del Sabbat en este aspecto le ha hecho redefinir la Maldición de Caín, caracterizándola como una maldición gloriosa, un modo de salir de la afronta de elegir la libertad sobre la seguridad y el servicio. ¿Se trata de una filosofía malvada? Según los estándares humanos, quizá. ¿Y según los vampíricos? ¿En comparación a qué?

La Camarilla también tiene aspectos e ideas perversas. El mal, en la práctica (aparte de la fe y la metafísica) podría ser definido como la práctica de poner el bien de unos pocos por encima del de todos los demás. Narrador, pregúntate si el Sabbat pone el bien de muchos (el de los muchos vampiros en sus filas, es decir) antes que el de unos pocos actuando como soldados en una guerra contra el dominio eventual de los Antediluvianos, los vampiros de la Tercera Generación que despertarán una noche de su letargo para destruir a todos sus chiquillos en una lluvia de sangre y fuego. Ahora pregúntate si la Camarilla, tan a menudo mostrada como un grupo de héroes trágicos, con sus príncipes, edictos y vínculos de sangre, hace lo mismo. El Sabbat no lo cree. Cree que su rival traiciona a todos los vampiros, porque opina que la Camarilla ha sido engañada para caer en la servidumbre (sabiéndolo o no) de los Antediluvianos. Y la esclavitud es algo que Caín, su padre, nunca hubiera tolerado. Entonces, ¿no es erróneo y totalmente simplista ver al Sabbat simplemente como una “fuerza malvada” en esta esquina particular del Mundo de Tinieblas? En realidad, ¿no podría decirse que el Sabbat pone el bien de muchos antes que el de unos pocos, algo que la Camarilla no hace con tanta frecuencia?

De nuevo: ¿qué es el bien y qué es el mal? Vampiro: La Mascarada no es un juego que obligue a introducir éticas circulares en huecos cuadrados. La definición del mal, del bien y de todas las sombras intermedias dentro de una crónica es labor del Narrador. Sin embargo, la exploración de la maldición de Caín y las cuestiones éticas que surgen alrededor proporcionan un recurso excelente tanto para ideas de historias como para material de fondo, pues se da a la secta una poderosa raison d’être. ¿Cómo puede el Narrador comunicar estos principios a su grupo? Puede emplear el catecismo de la Maldición de Caín para ayudar a comprender por qué la secta cree en lo que cree. Después puede ayudarles a comprender el comportamiento de la secta integrando las respuestas surgidas de la elección de Caín en los problemas que les presentará la trama.

“Vaya parrafada”, estarás pensando. “Vale, listillo, veamos todo eso en acción”. Piensa: Elige una idea apropiada para una trama del Sabbat, por ejemplo, una escaramuza contra la Camarilla, y toma un aspecto de la Maldición, como “no, somos humanos, y por tanto no debemos pretender que lo somos”. Tu grupo está interpretando a una manada del Sabbat involucrada en el asedio a una ciudad, y está enfrentada directamente a la Camarilla atrincherada. La secta ha elegido el asedio porque sus rivales, en estricta observación de la rígida Mascarada (que indica que los vampiros deben aferrarse a su Humanidad), ha sido laxa y desatenta contra la amenaza de los cazadores mortales en la ciudad, y no ha hecho mucho por intentar poner freno a sus acciones. Los cazadores, por tanto, han logrado grandes éxitos dentro de la ciudad. El príncipe de la Camarilla y sus subordinados han estado demasiado ocupados manipulando a los humanos que controlan, mezclándose con ellos, jugando, incluso cortejándolos vanidosos, en vez de protegerse de la amenaza. En realidad, la falta de atención del príncipe le ha impedido estar preparado contra cualquier amenaza hacia sus “Vástagos”. El Sabbat, en defensa de la existencia vampírica y mediante la comprensión del axioma Cainita que dice que los vampiros son inhumanos, han ejecutado cuidadosamente el asedio, que ha tenido éxito porque han empleado su inhumanidad para pelear de forma brutal y eficaz. En la culminación del asedio, los vencedores tienen que tomar una decisión sobre los anarquistas restantes que no murieron en la batalla: ¿los dejarán en paz, los expulsarán o los ejecutarán sumariamente? Situación, axioma de Caín, aplicación del axioma mediante la trama, elección compleja que entra en conflicto con otro axioma. No es tan difícil como parece.

Ahora, ¿cómo logra el Narrador hacer atractivos para el grupo los métodos y filosofías más inhumanas del Sabbat? Después de todo, la mayoría de los jugadores no son inadaptados sociales. Por lo general se trata de gente equilibrada con un trabajo o estudios, una posición en su ciudad y el deseo de llevar una vida positiva. ¿No se contradice todo eso con interpretar a un monstruo? En absoluto. No si el monstruo tiene conflictos, defectos y motivaciones dramáticas. No si el monstruo se adhiere a su propio código ético. No si el monstruo es presentado como un “antihéroe”. No, ya puestos, si la historia se presenta de un modo adecuado y maduro.

A Tomar por Culo

A veces es mejor rendirse a la brutalidad sin sentido. No todas las crónicas tienen que ser El Padrino o Crimen y Castigo. De vez en cuando es más divertido decantarse por Abierto hasta el Amanecer, El Ejército de las Tinieblas o incluso, Dios nos asista, Blade. Así que anímate. Vuélalo todo por los, aires. Incendia edificios. Acribilla a los mortales en el centro comercial. Dedícate a destruir calle arriba y calle abajo, con música satánica rompiendo los  altavoces del coche mientras golpeas a los peatones  con el bate de béisbol. Haz lo que quieras. El juego es tuyo.

Este espacio pretende mostrarte que el Sabbat puede emplearse para algo más que para satisfacer fantasías adolescentes, pero a veces es divertido darse a estos excesos. En el juego, por supuesto. Si decides hacer cualquiera de estas cosas en la realidad, pásate por  un hospital para que te miren la cabeza. Necesitas ayuda. No eres un vampiro, y los demás no necesitamos a imbéciles como tú que manchen nuestro buen nombre.
¿Te gusto la entrada?
Compartir en Google Plus
Sobre las Fuentes
Por favor visita el apartado “referencias” para encontrar las paginas originales de donde fue extraída la información, vampiro.cl es un compendio, nuestro objetivo es recopilar la mayor cantidad de contenido que circula por la web, son muchas personas que día a día traducen y/o comparten conocimientos que verteremos acá, nuestro aporte es clasificar, ordenar y compartir con la comunidad rolera.

0 comentarios: