Mla Watu

Edit
Si hay un Legado cuya mera mención provoque escalofríos en la mayoría de los Laibon son los Mla Watu. Existen dos razones para ello –la primera de ellas es que los Mla Watu han dejado claro a lo largo de los años a los desafortunados que han tenido un largo contacto con ellos, que quieren que les dejen en paz. Sin embargo, la razón más importante es que los Mla Watu hablan con los muertos. No contentos con simplemente pedir consejo y sabiduría a sus ancestros como los chamanes mortales y algunos Akunanse y Shango, los Mla Watu tratan de controlarlos.

Muchos Laibon encuentran esta práctica completamente repulsiva, y muchos otros temen ser subyugados después de haber recibido la Muerte Final, y como resultado, los Mla Watu suelen obtener la soledad que desean. La desaparición de los pocos que desean cazar a los Mla Watu por indignación o por someter a los muertos también ha ayudado a garantizar la independencia y aislamiento del Legado. Por supuesto, un efecto secundario de evitar a los Mla Watu es que la mayoría de los Laibon no saben mucho sobre ellos. Los que han conocido a los miembros del Legado hablan de vampiros tranquilos y serenos, que a menudo afirman ser bastante viejos, y en muchos casos con un pasado erudito. No se conoce mucho sobre los orígenes de este legado, pero unos pocos Mla Watu han dejado extender rumores de que eran un Legado mucho más grande en el pasado (Los Kholo más viejos dicen que han estado presentes en el Reino de Ébano sólo desde el principio del segundo milenio después de Cristo).

Algunos pocos Laibon que han conseguido reunirse con los antiguos de los Mla Watu cuentan historias más extrañas, sugiriendo que ni siquiera son africanos. Esta revelación podría arrojar algo de luz sobre los verdaderos orígenes del Legado –al menos, para los incautos que se arriesguen a investigar. Aparte de su interés por la muerte, los Mla Watu valoran el conocimiento sobre todas las cosas, y los que han tratado con ellos y sobreviven para contarlo así lo atestiguan. A menudo los Mla Watu parecen obsesionados con coleccionar libros, pergaminos y otras fuentes oscuras de información, particularmente relativas al ocultismo. Ésta podría ser la razón por la que a pesar de la reciente presencia del Legado en el Reino de Ébano, se susurra que los Mla Watu saben más sobre la Historia de los Laibon que cualquier otro Legado. Por supuesto, si tienen este conocimiento, los Mla Watu lo protegen tan celosamente como sus orígenes.

Apodo: Devoradores de Fantasmas

Apariencia: Los antiguos Mla Watu tienden a adoptar la moda de la época en que eran mortales –a menudo vestimentas europeas, particularmente de científicos y doctores de otros tiempos. Los mantos suelen ser muy frecuentes. Los miembros más jóvenes de este Legado (aunque “joven” es un término muy relativo) prefieren equivalentes más modernos (batas de laboratorio y similares) o ropas culturalmente adecuadas para la región en la que viven.

Refugio: Los Mla Watu son generalmente solitarios, aunque algunas veces se reúnen para colaborar en investigaciones especializadas. La mayoría tienen refugios cómodos con gran abundancia de libros, modernos y antiguos, y a menudo también extraños artefactos. En noches recientes muchos miembros del Legado también coleccionan calaveras exóticas y esqueletos. Las calaveras de Lupinos y otras extrañas criaturas son muy valoradas en el legado, otorgando un gran prestigio si son auténticas.

Procedencia: Los Mla Watu son un Legado pequeño, y la mayor parte de ellos prefieren que sea así. Tener pocos chiquillos que educar significa más tiempo para investigar y planificar, así como menos amenazas potenciales para su seguridad. Sin embargo, los nuevos reclutas son necesarios de cuando en cuando y los Mla Watu eligen a los que consideran mejor preparados para el estudio de la muerte, normalmente personas muy eruditas relacionadas con la materia. Doctores o cirujanos, funerarios, científicos de laboratorio e incluso profesores son los candidatos habituales. De vez en cuando sacerdotes locales o curanderos son elegidos, pero la mayoría de los sacerdotes son devotos de dioses relacionados con la muerte –Shokpono, el Dios Yoruba de las plagas, es su favorito. Los sacerdotes de otros dioses a menudo tienen demasiadas objeciones morales para ejercer control sobre los muertos.

Creación del Personaje: Los Mla Watu casi siempre eligen los Atributos Mentales como primarios. La protección física, cuando es necesaria, normalmente es confiada a ghouls con Potencia. Los Conocimientos son muy apreciados, seguidos de las Técnicas. Las Habilidades más comunes son ocultismo, Academicismo, Lingüística, Medicina y Ciencias. Las Naturalezas y Conductas son muy parecidas pero raramente idénticas. Los Arquetipos más comunes son Arquitecto, Conformista, Confabulador, Director, Pedagogo, Perfeccionista, Científico y Tradicionalista.

Disciplinas del Legado: Auspex, Fortaleza, Necromancia

Debilidad: No importante cuánta sangre beban (o gasten), los Mla Watu son pálidos como cadáveres. Quizás esto es debido a su preocupación por la muerte o quizás lo contrario sea cierto. Por cualquier razón, el aspecto cadavérico de los Mla Watu incrementa todas las dificultades de las tiradas de Apariencia en uno. Además su palidez disminuye en uno la dificultad de todas las tiradas para identificarlos como vampiros. Es necesario indicar que su debilidad hace que los miembros africanos del Legado (todos excepto los más viejos) parezcan desde cadavéricos hasta completamente aterradores, dependiendo de sus rasgos y tono de piel originales. A discreción del Narrador la dificultad puede incrementarse en dos cuando trate con mortales africanos (o con todo tipo de seres africanos, mortales y sobrenaturales).

Organización: Los Mla Watu no tienen organización oficial, pero si un acuerdo de ayuda y protección mutua. Son conscientes de que la mayoría de los vampiros del Reino de Ébano los desprecian, y probablemente fuera de África ocurre lo mismo. Por lo tanto, cuando surge la necesidad, el Legado puede movilizarse con rapidez. Como todos los Mla Watu trabajan hacia los mismos objetivos –mayor conocimiento de la Necromancia y el Inframundo, y venganza contra los que destruyeron casi todo su Legado hace mucho tiempo- no sorprende que cada uno permanezca en contacto con al menos unos pocos Mla Watu regular o semirregularmente. Es raro encontrar a más de uno en el mismo dominio durante más de unas pocas semanas. Se dice que todo el Legado se reúne durante varias semanas cada invierno en una localización desconocida para hablar sobre sus hallazgos y realizar rituales arcanos.

Cita: "Bienvenido a mi hogar. Veo que ya te has puesto cómodo. La calavera que sostienes en tu mano es una de mis favoritas. Se dice que perteneció al gran Shaka. Unas mejillas muy nobles ¿no te parece? Ahora, hazme el favor de explicarme la razón de tu presencia a menos que quieras que tu calavera le haga compañía a la del Rey Shaka en su caja."

Estereotipos

Akunanse: Para ser salvajes, poseen una sabiduría remarcable. Vigílalos con cuidado; ellos ven más de lo que dicen ver.
Guruhi: La mano gobernante del Reino de Ébano. Sigue mi consejo: permanece apartado de ellos siempre que sea posible. No habríamos sobrevivido tanto tiempo alertando a los gobernantes de lo que somos y lo que hacemos.
Ishtarri: Si los Seguidores de Set sucumbieran a los mismos vicios que extienden, serían como los Ishtarri. Algunos pueden ser poderosos guerreros, pero la mayoría están demasiado ocupados con sus placeres para preguntarse sobre lo que se encuentra en las sombras del Reino de Ébano. Hagamos que sigan así.
Kinyonyi: Sin importar sus defectos, los Kinyonyi normalmente están dispuestos a servir sin hacer demasiadas preguntas. Sólo ten cuidado de no darles demasiada confianza.
Naglopers: Si necesitas huesos o carne humanos frescos y no eres capaz de conseguirlos por ti mismo, los Naglopers pueden ser útiles. Si no, harías bien en considerarlos como animales sin importancia.
Osebo: La mayoría de los Osebo sirven a un jefe Guruhi o Shango, así que trátalos de la misma manera que tratarías a esos Legados. Simplemente recuerda que los soldados raramente son tan inteligentes como los generales a los que sirven.
Seguidores de Set: Hasta una serpiente puede ser una herramienta útil en ocasiones. Sólo asegúrate que son ellos los peones y no al revés.
Shango: Los magos de las cortes de los Guruhi tienen más trucos en sus alforjas de que lo que podría esperarse. Sin embargo, bajo su sereno exterior creo que se encuentra un terrible miedo hacia nosotros, el único Legado que posee magia que no han conseguido controlar. He oído que algunos de ellos han acudido a nosotros intentando aprender nuestros poderes sobre los muertos. Si fuera tú, sólo consideraría enseñar a uno después de que te haya jurado lealtad y quizás tras haberlo vinculado por sangre.
Xi Dundu: Comparten con nosotros el deseo del poder, pero las similitudes entre nuestros Legados terminan ahí. Los Xi Dundu son estúpidos depravados que buscan el éxito y el control material, pero el verdadero poder se encuentra sólo a unos pocos centímetros de sus poderes sobre la sombra. Si tuviera sus dones, no los desperdiciaría como hacen ellos.
¿Te gusto la entrada?
Compartir en Google Plus
Sobre las Fuentes
Por favor visita el apartado “referencias” para encontrar las paginas originales de donde fue extraída la información, vampiro.cl es un compendio, nuestro objetivo es recopilar la mayor cantidad de contenido que circula por la web, son muchas personas que día a día traducen y/o comparten conocimientos que verteremos acá, nuestro aporte es clasificar, ordenar y compartir con la comunidad rolera.

0 comentarios:

Publicar un comentario