Misericordia

Edit
Esta Virtud asume que en todos los seres existe algo que merece ser salvado. Valora el respeto y la cortesía por encima de todo. No debe tomarse nada a menos que se realice a cambio un esfuerzo por dar. Las soluciones a los problemas se encuentran en tierra intermedia, no en campos opuestos.

Los Misericordiosos estudian a los monstruos que azotan al mundo y buscan a aquellos que están pagando por las malas acciones del resto. Si las criaturas derivan de gente errada, quizá esa gente pueda ser todavía salvada.

Sin embargo, esta perspectiva no significa que los Misericordiosos sean ingenuos; para salvar a los indefensos y proteger cualquier inocencia que pueda seguir existiendo habrá que destruir a quienes carecen de remordimientos. De hecho, a la hora de defender a los libres y los bondadosos, los Misericordiosos pueden ser más obstinados y peligrosos que el más devoto de los Celotes.

Los partidarios del Celo sostienen que la guerra entre la humanidad y las monstruosidades tiene sólo dos bandos: el de los criminales y el de las víctimas. De acuerdo con su definición, la humanidad es la víctima y es tarea de los cazadores salir en su defensa. Los defensores de la Misericordia tienen una perspectiva diferente. Tienden a prestar atención a las acciones individuales más que interpretar las cosas en términos de facciones opuestas. Los Misericordiosos no actúan de acuerdo a nociones abstractas del bien y el mal. Comprenden que circunstancias específicas demandan elecciones específicas y fuerzan acciones específicas. Por lo que la guerra se refiere, se niegan a recurrir a generalizaciones sobre bandos: "Todos los de su clase son iguales". "Es por el bien de la humanidad". "Sólo obedecía ordenes". El Misericordioso evalúa a los individuos antes de imponer ningún castigo u otorgar ninguna recompensa.

Un cazador que se rige por los principios de la Misericordia aspira a comprender, racionalizar e incluso descubrir los sentimientos del enemigo. La hostilidad abierta y directa impide establecer lugares de encuentro en los cuales puedan alcanzarse acuerdos. La violencia ciega convierte al amigo y el enemigo en una misma cosa, borra las identidades e imposibilita el arrepentimiento.

Naturalmente, la guerra contra lo desconocido no es el escenario ideal para tratar de comprender al enemigo. La simpatía la hace más difícil. Cualquier cosa susceptible de ser salvada en una criatura se pierde cuando ésta abatida. Pero comprender no equivale a tolerar el mal cometido con ligereza y simpatía no supone un aplazamiento de la sentencia de un asesino confeso. En último caso, luchar del lado de la Misericordia permite a los cazadores convencerse de alguna manera de que su causa es la correcta, de que hacen lo que hacen por el bien de los individuos.

Si en el momento de la exaltación, la reacción instintiva de un personaje es salvar vidas inocentes, interponerse en el camino del mal o descubrir las verdearas motivaciones de los horrores, probablemente sea un seguidor de la Misericordia.

¿Te gusto la entrada?
Compartir en Google Plus
Sobre las Fuentes
Por favor visita el apartado “referencias” para encontrar las paginas originales de donde fue extraída la información, vampiro.cl es un compendio, nuestro objetivo es recopilar la mayor cantidad de contenido que circula por la web, son muchas personas que día a día traducen y/o comparten conocimientos que verteremos acá, nuestro aporte es clasificar, ordenar y compartir con la comunidad rolera.

0 comentarios:

Publicar un comentario