Assamita (20 Aniversario)

Edit
Los Hijos de Haqim, conocidos como Assamitas por el resto de los vampiros, son un cuchillo silencioso en la oscuridad, una orden de guerreros sedientos de sangre que participan en las guerras secretas de los no muertos actuando como asesinos a sueldo. Más allá del dominio de las sectas, los Assamitas son auténticos independientes y mercenarios, ofreciendo sus servicios a quien pueda pagar su precio en sangre y sin ser gobernados por la voluntad de un Príncipe o un Priscus. Cuando una presa se da cuenta de que está siendo cazada por un Assamita, a menudo es demasiado tarde. No hace falta decir que esta reputación hace que los Assamitas sean temidos y despreciados por muchos de los otros clanes. La verdad es que los Assamitas son mucho más que unos simples asesinos y matones. Su clan es un linaje aislado y complejo establecido sobre los tres principios de la sabiduría, la hechicería y la diablerie. La mayoría de los Assamitas con los que se encuentran los demás vampiros son miembros de la casta de los guerreros y por esa razón la sociedad de la Estirpe los considera a todos feroces asesinos. Por su parte los Asesinos no han hecho nada para corregir este malentendido, que les ayuda a conseguir contratos y oculta la verdadera naturaleza de su clan, una situación que les beneficia.

Hace mucho tiempo los Assamitas fueron controlados con una poderosa maldición lanzada por los Tremere a petición de la Camarilla, que limitó su sed de sangre. Desde entonces no pueden probar la vitae de otros vampiros sin que les cause daño. En su continua búsqueda para reducir su Generación y poder acercarse a su figura sagrada, Haqim –algunos eruditos de la Estirpe afirman que era un vampiro de la Segunda Generación, mientras que otros insisten en que era un juez nombrado por los demás Antediluvianos–, los Assamitas deben refinar la sangre de los Vástagos en una solución alquímica. De no ser por este yugo místico, seguramente los Assamitas serían imparables en una cruzada de diablerie impía.

Apodo: Asesinos

Secta: En su mayoría los Assamitas tienden a ser independientes, permitiendo que las sectas los contraten para trabajar en sus propios términos. Además, algunos Assamitas creen que una alianza con la Camarilla o el Sabbat permitiría fortalecer a todo el Clan.

Apariencia: Los Assamitas más antiguos a menudo proceden de culturas y pueblos de Oriente Medio o del Norte de África, aunque cada vez más jóvenes Assamitas son Abrazados en lugares más diversos del mundo. En ambientes tradicionales los Assamitas prefieren una vestimenta apropiada a la tradición religiosa o a las costumbres del Clan. Sin embargo, cuando se muestran en público los Assamitas llevan cualquier ropa que se utilice en el lugar, lo que les permite cumplir sus contratos sin llamar la atención de nadie. La piel de un Assamita se oscurece con la edad, una tendencia inversa a los demás vampiros, cuya piel palidece; los Assamitas especialmente antiguos tienen un tono de piel similar al ébano.

Refugio: Los Assamitas a menudo comparten refugios comunales con otros miembros de su célula local, estructuras y edificios apartados que permiten a los Asesinos vigilar un dominio desde la distancia. Por lo general estos refugios se encuentran bien aprovisionados, pero no son demasiado lujosos para poder trasladarse con rapidez si es necesario. Cada Assamita también tiende a disponer de escondrijos personales de naturaleza mucho más humilde, para cuando resulta necesario un lugar en el que ocultarse.

Trasfondo: Quienes son Abrazados en el Clan Assamita tienden a encajar en dos tipologías diferentes: Los miembros “provinciales” del clan encajan en cualquier lugar y pueden mezclarse con poco esfuerzo entre la gente que les rodea. Los “miembros de élite” trascienden las culturas, ayudados por su habilidad para superar desafíos interpersonales e intelectuales.

Creación del personaje: Los Atributos Físicos tienden a ser los primarios, aunque algunos Assamitas favorecen los Atributos Sociales, que les ayudan a acercarse a sus presas. Los Talentos y las Técnicas son favorecidos por igual, pero los Conocimientos pueden ayudar a un Assamita sabio en un apuro. Pocos Assamitas cultivan Trasfondos elevados y prefieren especializarse en diversas Disciplinas que incrementen su habilidad. Los Assamitas más destacados siguen una Senda de Iluminación exclusiva del Clan y los que no, a menudo se esfuerzan por mantener sus Virtudes y Humanidad.

Disciplinas de clan: Celeridad, Extinción, Ofuscación

Debilidades: Debido a la maldición de sangre de los Tremere, si un Assamita consume la sangre de un vampiro de otro clan sufre un nivel automático de daño letal no absorbible por cada punto de sangre ingerido. Los intentos de cometer diablerie provocan daño agravado automático, un nivel de salud por punto de Fuerza de Voluntad permanente que la víctima posee; el aspirante a diabolista no consigue beneficios ni reducción de Generación si sobrevive al proceso. Además los Assamitas deben pagar una parte de los beneficios de sus contratos a sus sires o superiores –por lo general un 10 % de todas sus ganancias.

Organización: Una organización aislada y jerárquica establece gran parte de las tradiciones de los Assamitas. “El Anciano de la Montaña” –el maestro asesino que mantiene su refugio en la fortaleza montañosa de Alamut– es la autoridad definitiva del Clan, y el Clan obedece las órdenes que transmite con una mezcla de reverencia y terror. Las células individuales y locales de los Assamitas, conocidas como falaqi con frecuencia tienen licencia para actuar con autonomía, pero los “traidores” a la causa superior son raros.

Cita: Tu sangre es anatema para mí, pero el acto de derramarla me acerca a Haqim. 

Estereotipos:

• Brujah: Mientras que ellos son brutales, nosotros somos sutiles. Y esa es la razón por la que son un clan roto y nosotros crecemos.
• Gangrel: Cuando la espada se hunde profundamente mueren igual de rápido que todos los demás vampiros.
• Giovanni: Ellos valoran su independencia como nosotros, pero la desperdician en una decadencia corrupta.
• Lasombra: A pesar de toda su fachada de superioridad se apresuran a pagar nuestro precio y a contratar nuestros cuchillos.
• Malkavian: En la parábola del escorpión y la rana son las dos criaturas condenadas.
• Nosferatu: Si no fuera por su desesperación por ser aceptados en la sociedad que los rechaza, serían poderosos rafiq.
• Ravnos: Preséntate ante ellos y sabrán cuál es su lugar.
• Seguidores de Set: La humildad ante Dios es una virtud divina, pero desde luego que no lo es la humildad ante su dios impío.
• Toreador: Nosotros matamos en honor a nuestro Dios. Ellos matan para vengarse de un comentario ingenioso.
• Tremere: Poseer el poder de Salomón no los hace más sabios por ello y la venganza será nuestra.
• Tzimisce: Tienen viejas cuentas que ajustar con nosotros; recíbelos con una mirada cautelosa.
• Ventrue: Los buitres picotean el cadáver de una nobleza desaparecida hace mucho tiempo.
• Caitiff: Cada cultura debe tener su chivo expiatorio.
• Camarilla: Una torre construida en Babel por Ícaro.
• Sabbat: Profanan lo que es sagrado y lo consideran una gloria eminente.
• Anarquistas: La tribu más sabia de todas –porque saben cuando admitir que no saben.
¿Te gusto la entrada?
Compartir en Google Plus
Sobre las Fuentes
Por favor visita el apartado “referencias” para encontrar las paginas originales de donde fue extraída la información, vampiro.cl es un compendio, nuestro objetivo es recopilar la mayor cantidad de contenido que circula por la web, son muchas personas que día a día traducen y/o comparten conocimientos que verteremos acá, nuestro aporte es clasificar, ordenar y compartir con la comunidad rolera.

0 comentarios:

Publicar un comentario