Giovanni (Edad Victoriana)

Edit
Son codiciosos, no sólo de riqueza material o influencia, sino de verdadera posición, verdadero poder, tanto que asesinaron a todo un clan y ocuparon su puesto. Son seres aislados, endógamos, incestuosos, decididos a no compartir ese poder con nadie ajeno a la familia. Mandan a los espíritus de los muertos, poseen una fuente de conocimiento, un pozo de secretos que ningún otro clan puede aspirar a igualar. Esos son sus rasgos buenos. Ningún clan es tan vilipendiado universalmente como el de los Giovanni. Ninguna otra rama del árbol de Caín es tan detestada a un nivel visceral, instintivo. A pesar de todo lo que se burlan de las buenas maneras mortales, los Vástagos han absorbido más actitudes del ganado de las que admiten. Incesto, necrofilia, parricidio… los Giovanni son culpables de todo esto y más, y los Vástagos se apartan de ellos como los invitados a una cena se apartarían de un plato de gusanos. Asimismo, al igual que los gusanos, los Giovanni se dan un banquete con la carne de los Vástagos y la sociedad mortal, y se ocultan en lugares debilitados y enfermizos, Los Nigromantes no son un clan neutral porque teman la ira de la Camarilla o el Sabbat, sino porque saben, como los animales carroñeros con los que se les compara a menudo, que independientemente de quién gane, siempre podrán alimentarse de los perdedores.

Resumen: Si la mayor parte de los Vástagos de la época victoriana pudiesen escoger, sin duda estarían felices de llegar a la Gehena sin tener que posar la mirada en los Giovanni, y si los Giovanni no necesitasen a los demás Vástagos para avanzar en sus propios planes, ese sentimiento sin duda resultaría totalmente mutuo. A diferencia de los demás clanes independientes, la neutralidad de los Giovanni no es totalmente elección suya, sino que tiene que ver con los demás vampiros. La Camarilla, básicamente, les dio un ultimátum: neutralidad o extinción. Que su neutralidad “obligatoria” sirva a los propósitos de los Giovanni de todas formas no altera el hecho de que algunos miembros más jóvenes del clan estén resentidos con la Camarilla por imponérsela. Sin embargo, por lo general, el clan sencillamente intenta ocuparse de sus asuntos. Echan mano de sus orígenes como familia de mercaderes mortales, y, tras haber observado cuidadosamente a lo largo de los años durante los que no eran más que parte de un linaje ya extinto, los Giovanni han aprendido en un tiempo relativamente corto lo que alguno de los clanes más antiguos todavía no han entendido: el poder procede del ganado. El clan, que ya estaba firmemente asentado en la economía italiana antes de convertirse en vampiros, extendió su influencia fiscal por toda Europa y, en años recientes, también asta los nuevos mundos. Los antiguos del clan parecen tener en mente algún objetivo superior, algún propósito para el cual, el dominio de los mercados financieros no es más que un instrumento. Sin embargo, para la mayoría de los clanes, la riqueza y el poder que les otorga su posición es una recompensa más que suficiente en sí misma.

En la actualidad, incluso sin sus habilidades nigrománticas, los Giovanni son potencialmente uno de los clanes más poderosos, aunque en el mejor de los casos es dudoso que pudiesen haber alcanzado hasta posición sin su Nigromancia. Sólo los Brujah, Toreador, Ventrue y Lasombra pueden ostentar, como clanes, una mayor esfera de influencia en todo el mundo mortal, y, teniendo en cuenta el ritmo al que se expanden los Giovanni, podrían superar al menos a algunos de estos clanes durante las próximas décadas. Este poder que ostentan anima a otros Vástagos a acudir a ellos, a solicitar alianzas o incluso favores, a pesar de la repugnancia que suscitan. Muchos vampiros creen que cualquier clan capaz de hacer préstamos en cientos de miles de libras esterlinas, que pronto podrían ser capaz de destronar naciones mediante su manipulación fiscal, vale la pena como colaborar a pesar de su declive moral. Sin embargo, otros se niegan a tener nada que ver con los Giovanni, a pesar de las circunstancias. Podría pensarse que unas criaturas que sobreviven bebiendo la sangre de inocentes podría haber superado los tabúes sociales y sexuales, poro uno podría equivocarse. Los Vástagos se sienten muy turbados por la tendencia de los Giovanni hacia el incesto. El clan reconoce que en ocasiones se debe introducir sangre nueva en el clan (y, de hecho, ha absorbido a subfamilias enteras en todo el mundo), pero la actitud predominante es la de que los que poseen sangre Giovanni pura, esto es, los que tiene dos progenitores Giovanni, son superiores a los que están “corrompidos” con una ascendencia inferior. Para los extraños, esto es antinatural. Para los Giovanni, es lo más lógico del mundo. Después de todo, son un clan de magia potente, y ¿acaso no se lleva la magia en la sangre? Lo que es más, criar dentro de la familia es una tradición que se puede encontrar a lo largo de la historia de las más altas familias reales del mundo.

Si los Giovanni son claramente el más elevado de los clanes, ¿acaso deberían ser menos? Pero bien, ¿qué cabe esperar de un clan que también aprecia las relaciones verdaderas con los muertos? En último termino, lo que define al clan no es el incesto ni la influencia. No es la repulsión moral, Sin embargo, otros se niegan a tener nada que ver con los Giovanni, a pesar de las circunstancias. Podría pensarse que unas criaturas que sobreviven bebiendo la sangre de inocentes podría haber superado los tabúes sociales y sexuales, poro uno podría equivocarse. Los Vástagos se sienten muy turbados por la tendencia de los Giovanni hacia el incesto. El clan reconoce que en ocasiones se debe introducir sangre nueva en el clan (y, de hecho, ha absorbido a subfamilias enteras en todo el mundo), pero la actitud predominante es la de que los que poseen sangre Giovanni pura, esto es, los que tiene dos progenitores Giovanni, son superiores a los que están “corrompidos” con una ascendencia inferior. Para los extraños, esto es antinatural. Para los Giovanni, es lo más lógico del mundo. Después de todo, son un clan de magia potente, y ¿acaso no se lleva la magia en la sangre? Lo que es más, criar dentro de la familia es una tradición que se puede encontrar a lo largo de la historia de las más altas familias reales del mundo. Si los Giovanni son claramente el más elevado de los clanes, ¿acaso deberían ser menos? Pero bien, ¿qué cabe esperar de un clan que también aprecia las relaciones verdaderas con los muertos?sino un temor creciente, un miedo al contagio y a cosas desconocidas, lo que aparta a tantos vampiros de los Giovanni.

En lugar de agitar el miedo de la humanidad a la muerte por medio de su propia condición d no-muertos, los Vástagos los temen más que nunca. Tienen toda una eternidad que perder, en lugar de unas pocas décadas, y la mayoría están totalmente convencidos de que otra vida de tormentos les espera detrás del velo. Sin embargo, los Giovanni no temen a la muerte. La estudian, la cortejan, y tratan con criaturas de más allá de la tumba. Estos Wraiths son tal vez la herramienta principal de los Giovanni, sin la cual podrían no haber ascendido jamás por encima de la posición de linaje menor e ineficaz. La habilidad de interrogar a los socios muertos de sus rivales para conocer los planes y las debilidades de éstos, de enviar espías casi indetectables para observar cualquier cosa, desde reuniones de empresa hasta reuniones de criminales o cortes elíseas… sin duda, incluso el vampiro más atolondrado podría encontrar miles de usos para estas habilidades. Y los antiguos Giovanni no son nada atolondrados. Algunos Vástagos creen, especialmente en estas noches de descubrimientos científicos y fascinación por el ocultismo, que los Giovanni juegan con fuerzas que es imposible que puedan controlar, que habrá (debe haber) un precio que deberían pagar más adelante. Los Giovanni están totalmente de acuerdo. Sencillamente están decididos a asegurarse de que sea otro quien lo pague.

Dominio: No puede haber lugar a duda alguna en la mente de nadie (a pesar de la frecuente propaganda de la Camarilla que afirma lo contrario) de que los Giovanni poseen casi la totalidad de Italia más o menos bajo su poder. Que son el clan dominante en Venecia nadie lo puede discutir. Esta ciudad es su hogar, y, si los rumores son ciertos, el refugio del propio Augustus Giovanni, el fundador del clan. La Camarilla afirma, al contrario, que ningún líder individual, ningún "príncipe " ostenta el dominio de Venecia. En lugar de esto, la labor de hacer funcionar correctamente la ciudad recae sobre un grupo selecto de ancillae y antiguos relativamente jóvenes, ya que Augustus y los Giovanni más antiguos tienen demasiado que hacer al ocuparse de las actividades del clan en todo el mundo. Aunque no se ha llevado a cabo ninguna acción concertada para expulsar a todos los demás vampiros de la ciudad (especialmente a los Nosferatu, lo cual requeriría mucho más esfuerzo del que los Giovanni están dispuestos a hacer), el clan no oculta el hecho de que cualquier vampiro de fuera que intente hacerse con influencia o poder que no le correspondan hallará una rápida muerte, posiblemente acompañada de una eternidad de servidumbre. La mayoría de las demás ciudades principales de Italia están en manos de la Camarilla, aunque existen notables excepciones, como el dominio del Arzobispo Giangaleazzo en Milán. Tienen príncipes, tienen primogenituras y "permiten gentilmente" a los Giovanni trabajar en sus territorios. Los Giovanni sonríen burlonamente y dejan que los estúpidos de la Camarilla sigan con sus ilusiones. Hay pocas ciudades en Italia donde no ostenten el poder absoluto, en cuanto a actividades y política de los Vástagos. Tienen demasiados contactos dentro de los gobiernos locales de Italia, establecimientos de banca y familias de mercaderes, demasiada influencia sobre la savia vital del país como para pasarlos por alto. Sus espías, vivos, no-muertos y muertos a secas les mantienen al tanto de todo lo que sucede en estos llamados "territorios de la Camarilla", y no permiten que progrese nada que no se ajuste convenientemente a sus objetivos.

Sólo existen dos excepciones, dos agujeros en su red de autoridad que cubre Italia como un sudario. Una es Roma, o más específicamente, la nación soberana del Vaticano. Como centro espiritual de una de las religiones mayores y más fuertes del mundo, el Vaticano es un bastión de Verdadera Fe. Además, alberga a la Hermandad de Leopoldo, una orden de cazadores de vampiros que se remonta a la Santa Inquisición española. Los Giovanni posiblemente ostentan más poder en Roma que cualquier otro clan, y su influencia sobre los mercados financieros de la nación les otorga cierto grado de poderío en el gobierno de la ciudad, aunque éste todavía es mínimo. A todos los efectos, Roma está libre de manipulación de los Giovanni (y de todos los Vástagos). La segunda excepción, que irrita más aún a los Giovanni, es la isla de Malta. Ésta, que actualmente es una colonia británica, posee vínculos antiguos con Italia, por lo que está incluida en el dominio al que los Giovanni consideran que tienen derecho. La isla, sin embargo, es el baluarte de Don Antonio Cardona, un poderoso antiguo Ventrue. Él y su prole han logrado eludir los tentáculos tenaces de los Giovanni durante años. Una misteriosa barrera, probablemente obra de los aliados Tremere de Cardona, o de un origen más oscuro aún, también protege a Malta de los wraiths de los Nigromantes. Los Giovanni hierven de ira y algunos ancillae de Venecia han hecho de la adquisición de Malta un proyecto personal, pero, hasta la fecha, la isla sigue estando firmemente en manos de Cardona y por lo tanto de los Ventrue. Sin embargo, la influencia de los Giovanni se extiende mucho más allá de Italia, aunque su presencia visible disminuya sustancialmente más allá de sus confines nativos. Grecia cuenta con una población cada vez mayor de Giovanni. En estos momentos, los Nigromantes de la región parecen más preocupados por evitar llamar la atención que por lograr realmente nada. Su único contacto con la Camarilla de la zona ha sido totalmente cordial. Algunos afirman que de hecho fueron invitados por el príncipe Malkavian de Atenas, aunque su posible propósito, suponiendo que, como Malkavian, tuviese alguno, sigue sin estar claro.

Los Giovanni avanzan lentamente también hacia territorio alemán y austrohúngaro, especialmente tras la reciente Tripe Alianza entre estas dos naciones e Italia. Sus actividades en Austria hasta la fecha han sido bastante infructuosas. Por razones bastante obvias, los Giovanni se muestran bastante recelosos de llamar la atención de los Tremere en el propio territorio de los Brujos, pero la falta de oposición por parte de los hechiceros comparable en Alemania ha envalentonado en cierto modo a los Giovanni. No se puede decir precisamente que los Nigromantes posean una autoridad abrumadora allí ya que el poder de la Camarilla es grande y firme, pero se las han arreglado para introducirse sutilmente en varios aspectos de la comunidad mercantil. La influencia de que disponen se ha utilizado para cimentar la alianza entre Alemania e Italia ya que una relación reforzada sólo puede resultar beneficiosa para el patrimonio financiero de Italia y eso favorece a los Giovanni. Los Nigromantes también están fascinados por la creciente actividad bancaria de Suiza. Mediante varios acuerdos con el Príncipe Giess de Berna (es relativamente difícil para un clan exterior introducir agentes en una nación tan pequeña como Suiza sin llamar la atención) los Giovanni han obtenido permiso para "participar ligeramente" de varias de estas organizaciones florecientes. Giess, cuya experiencia se centra en el campo de los favores y la prestación de los Vástagos, todavía no es totalmente consciente del poder que los Giovanni pueden ostentar con influencia sobre la banca internacional. Si, y cuando lo haga, sin duda intentará expulsarlos de la banca suiza o les exigirá parte de su influencia, pero para entonce puede que ya se hayan implicado demasiado en los bancos como para poder expulsarlos fácilmente.

La costa de Estados Unidos actualmente experimenta la mayor afluencia de inmigrantes desde la fundación de este país. La población italiana de ciudades principales como Nueva York cada vez es mayor, y los Giovanni, que ciertamente reconocen una oportunidad nada más verla, llegan junto a estos inmigrantes. Los Nigromantes sólo poseen un poder relativamente pequeño en Estados Unidos de momento, pero son pacientes. La industria de este nuevo país crece a saltos y algunos ya aventuran la teoría de que el mundo está presenciando la maduración de una futura potencia mundial. Los Giovanni, encantados de proporcionar préstamos a Vástagos y ganado para promover la expansión, están totalmente decididos a estar allí para  aprovecharse cuando la nación alcance su potencial.

Los Vástagos inteligentes evitan car en esta trampa concreta, pero muchos vampiros todavía creen que todos los Giovanni se llaman de hecho Giovanni, o que, al menos, comparten una ascendencia común. No se han dado cuenta de que el clan ha absorbido a familias enteras dentro de sí mediante matrimonios y otros arreglos menos sanos, con lo que no sólo han extendido sus habilidades sino también su territorio. Los Dunsirn, una familia de banqueros escoceses, que casualmente eran caníbales antes incluso de convertirse en vampiros, poseen una considerable influencia en toda Escocia, e incluso en los centros financieros de Inglaterra e Irlanda. Los Pisanob también proporcionan a los Giovanni nuevos territorios, en este caso, zonas de la selva sudamericana y numerosos pueblos empobrecidos. Aunque éstos no es que contribuyan al poder fiscal de los Giovanni precisamente, los Pisanob tienen acceso a magia antigua, y los espíritus de la región son, de hecho, poderosos.

Intereses: Los Giovanni son expertos en dar una imagen unitaria al relacionarse con otros clanes, y de hecho, hay objetivos específicos a los que cada miembro del clan se espera que se dedique con cierto grado de esfuerzo. Sin embargo, la verdad es que el Clan Giovanni es un hervidero de intrigas y ambición personal, y diversas facciones e individuos persiguen sus propios objetivos, y se disputan entre sí el favor de los antiguos. Siempre y cuando estas maniobras políticas no pongan en peligro al clan en conjunto, Augustus permite e incluso fomenta esta competición. Tal vez los dos objetivos más evidentes del clan son las búsquedas de más poder político y nigromántico. Al estar ya bien integrados en los sectores bancarios y fiscales de muchas naciones, tienen en potencia más dinero a su disposición que cualquier otro clan excepción hecha de los Ventrue, pero eso no basta. Los Ventrue poseen aliados y ellos han tenido miles de años para consolidar su presencia. Los Giovanni carecen de ambas cosas. Si el clan debe sobrevivir hasta llegar al siglo XX y más allá debería ostentar más poder que ningún otro clan ya que su llegase a estallar el conflicto, serán bastante más de uno los clanes que se enfrentarán a los Nigromantes.

Los Giovanno se enfrentan a cierto dilema al intentar expandir su poder. La mayoría de las naciones industrializadas del mundo ya cuentan con una considerable presencia de los Vástagos dentro de sus negocios. La Camarilla hundió los colmillos en los asuntos de los mortales desde las primeras noches de su existencia. El Sabbat, a pesar de estar menos preocupado por el ganado, también reconoce a una herramienta útil nada más verla. Ambas sectas, y todos sus clanes, son celosas de su autoridad y son poco dadas a compartirla con un extraño. Los Giovanni ya ostentaban gran parte del poder financiero de Italia antes de convertirse en Vástagos, y han convertido esa influencia, mediante favores, adquisiciones totales y devoluciones de préstamos, en una determinada cantidad de poder en las naciones que tratan con comerciantes y negocios italianos. Sus espías fantasmales les proporcionan una posición ventajosa, les informan de los planes de sus rivales, de sus puntos fuertes y débiles. Sin embargo, el crecimiento de los intereses mercantiles de los Giovanni parecen ir más lento en décadas recientes. Es se ha terminado. Con el surgimiento de los Estados Unidos como poder industrial en los años anteriores a su guerra civil, los Giovanni han cambiado de método. La Camarilla es verdaderamente poderosa en sus dominios tradicionales, pero no es rápida a la hora de reconocer nuevas oportunidades. Cuando los  Giovanni intentan establecer su influencia sobre una región determinada, como Estados Unidos, o comunidades en vías de desarrollo por toda Europa, no sólo se enfrentan al poder reunido de una secta antigua, sino también a Vástagos individuales que intentan hacerse con nuevos terrenos. Los Nigromantes poseen los recursos necesarios para proporcionar enormes bienes a un negocio emergente, o incluso para sostener a un gobierno maltrecho y lo único que piden es un pequeño porcentaje de la propiedad. A medida que el siglo XIX se acerca a su fin, y naciones más jóvenes se alzan junto a los poderes de antaño, o incluso por encima de éstos, los Giovanni vuelven a ver mejorar su suerte.

Los esfuerzos de los Giovanni por aumentar sus habilidades nigrománticas son menos visibles. A diferencia de muchos otros clanes orientados hacia el ocultismo, los Giovanni no recorren el globo de punta a punta en busca de secretos antiguos. Han creado sus propios poderes, inventado su propios estilo de Nigromancia y por Dios que lo mejorarán del mismo modo. El método Giovanni es la experimentación, no la investigación y a todos los efectos, es eficaz. El clan suele crear frecuentemente nuevos poderes, rituales y métodos de contactar con los muertos y controlarlos. Su conjunto de conocimientos todavía no es tan grande como la Taumaturgia de los Tremere o incluso la hechicería de los Setitas, pero crece a un ritmo mucho más acelerado. Aunque no buscan específicamente tipos nuevos de Nigromancia, los Giovanni están suficientemente dispuestos a adoptarlo cuando dan con ellos por accidente. Los Pisanob, una rama sudamericana de los Giovanni que se incorporó al clan en el siglo XVI, fue asimilada con el fin de obtener sus propios poderes sobre los muertos. Son una de las subfamilias adoptadas para tal fin. A la mayoría de las demás, como los Dunsirn escoceses, se las absorbió por su poder financiero y sus contactos. De hecho, existe un grupo pequeño pero vital de los Giovanni, dirigido por Isabel Giovanni y formado en su mayoría por ancillae más jóvenes neonatos y conocedores de los negocios, al que se ha encargado la tarea de buscar nuevas familias que puedan resultar útiles a los Giovanni o que se encuentren suficientemente despojadas o sedientas de poder como para formar parte del clan. Han encontrado viables candidatos en los años posteriores a la entrada de lso Dunsirn en el rebaño, pero los vampiros han puesto los ojos en varias familias que parecen tener potencial, incluyendo varias de los Estados Unidos.

Especialmente en los Estados Unidos, pero también en Europa Oriental, donde la Camarilla cede el paso a los territorios antiguos de los señores Tzimisce, una facción del clan acumula la riqueza y favores ofreciendo sus servicios a ambos bandos del conflicto entre la Camarilla y el Sabbat. Sus wraiths espían las actividades de una secta y revelan información que los Giovanni después venden a la otra. Por supuesto, como ni una secta no la otra tienen manera de determinar la veracidad de esta información, los Giovanni también han llegado a vender datos falsos, una actividad lucrativa, si bien peligrosa. Especialmente en el Oeste Americano, donde los Vástagos carecen de los recursos de la costa este y de sus pariente europeos, los Giovanni están encantados de proporcionar capital e incluso equipo y armas durante asedios y otros periodos breves pero violentes de conflicto abierto, a cambio de favores futuros. Este tipo de actividad técnicamente viola el acuerdo del clan de permanece apartado de los asuntos de los Vástagos, pero como su neutralidad se mantiene (y, después de todo, trabajan para ambos bandos), y ya cuentan con suficientes favores como para hacer problemática la existencia de aquellos con los que han tratado, es poco probable que nadie les censure por su incumplimiento en bastante tiempo. Los Nigromantes tampoco limitan para nada sus actividades de inteligencia a los Vástagos. Sus wraiths también les proporcionan información vital sobre las actividades de los poderes mortales. Gobiernos, empresas y ejércitos poseen secretos que desean mantener. Eso quiere decir que hay quien estará dispuesto a pagar por esos secretos. Los Giovanni están encantados de comprar o vender esta información a gobiernos y empresas rivales, con lo que hunden a sus "clientes" cada vez más en la deuda, con lo que la influencia del clan sobre los mortales cada vez es más fuerte.

A pesar de, o tal vez pro debido a la existencia mística del clan, los Giovanni ya no son más inmunes que otros a la fascinación por lo oculto de la edad victoriana. Dentro del clan han aparecido varias facciones pequeñas decididas a expandir las fronteras de lo que se cree posible dentro de la Nigromancia. Una de las teorías favoritas entre los miembros más jóvenes del clan afirma que los vampiros son, de hecho, nada más que los espíritus de los muertos que habitan de nuevo sus cuerpos. Según afirman estos Giovanni, si esto es cierto, debería ser posible, mediante el estudio y adiestramiento apropiados, usar la Nigromancia sobre Vástagos, no sólo sobre wraiths. Como demostración, subrayan la habilidad del clan con la Dominación, una Disciplina con la que pueden controlar a otros vampiros. La mayoría de los antiguos del clan se ríen de esta teoría, pero permiten a sus descendientes seguir con sus investigaciones, e incluso les apoyan a veces, sólo por si se diese la remota posibilidad de que hubiese alguna verdad en ello. Otra teoría igualmente controvertida, con un grupo de seguidores dentro del clan igualmente fanático, afirma que como el Inframundo no sigue las leyes físicas establecidas, no hay razón para suponer que el tiempo en sí tenga algún sentido allí. Estos Nigromantes hasta ahora han fracasado en sus esfuerzos por contactar con los espíritus de los que todavía no han muerto y obtener así un conocimiento único de los años venideros, pero esto no ha evitado que lo intenten.

En sus esfuerzos por aumentar su influencia dentro de la sociedad de los mortales, los Giovanni nunca han tenido miedo de contravenir las leyes de éstos, pero hace poco tiempo que han empezado a considerar la actividad criminal como un medio viable en sí mismo, más que un simple medio de obtener otro fin. En Sicilia, lo que comenzó hace más de un siglo como un simple negocio de extorsión se ha convertido en una organización criminal con agentes situados en todos los niveles de los negocios y el gobierno. Amadeo Schieri tiene fama de haber sido el primer Giovanni en establecer algún grado real de influencia dentro de una de estas familias de la mafia, aunque no cabe duda de que otros miembros del clan han tenido contactos con la mafia antes que él y actualmente se encuentra a cargo de las actividades de los Giovanni destinadas a fortalecer estos vínculos. No es tarea fácil ya que la mayoría de las familias de la mafia se resisten a colaborar con extraños, incluso dentro de la población siciliana, y la organización está resultando notablemente resistente a la manipulación por parte de los Vástagos. Aún así, Schieri y sus asociados han visto de primera mano el poder y el beneficio potenciales de esta organización. Si los Giovanni son incapaces de aumentar más su influencia dentro de la mafia, puede que el clan pronto lleve a cabo operaciones similares de contrabando y extorsión gran escala por su cuenta.

El Sudario Desgarrado: Aunque la mayoría de los Giovanni ignora tales cosas, Augustus y los antiguos del clan tienen en mente un objetivo específico para el aumento del poder, tanto financiero como místico del clan. Estos antiguos buscan nada menos que la destrucción de la barrera que separa este mundo y el otro y divide la vida de la muerte. Al destruir el Sudario, creen que su dominio de los espíritus de los muertos les proporcionará un dominio indiscutible sobre este mundo. Augustus y su prole saben que todavía no disponen del poder necesario para intentar llevar a cabo este acto de destrucción definitiva. Su control sobre los muertos todavía no es absoluto y su poder financiero no basta para desestabilizar a la civilización tal y como se conoce. Sin embargo, algunos antiguos Giovanni no son tan pacientes como su fundador y más de una facción del clan busca constantemente medio nuevos de acelerar el proceso. En caso de que tuvieran éxito, la propia Gehena, que aún es una amenaza distante para los Vástagos de la época victoriana, bien podría llegar en poco tiempo.

Cita: "Pareces decidido a morir en lugar de cooperar con nosotros. Te aseguro que una cosa no quita la otra".
¿Te gusto la entrada?
Compartir en Google Plus
Sobre las Fuentes
Por favor visita el apartado “referencias” para encontrar las paginas originales de donde fue extraída la información, vampiro.cl es un compendio, nuestro objetivo es recopilar la mayor cantidad de contenido que circula por la web, son muchas personas que día a día traducen y/o comparten conocimientos que verteremos acá, nuestro aporte es clasificar, ordenar y compartir con la comunidad rolera.

0 comentarios:

Publicar un comentario