Hijas de la Cacofonía

Edit
Hubo un tiempo en el que existió una vampira Toreador que creía que había alcanzado la cumbre de la habilidad en el canto, y de hecho, había conseguido crear el sonido más puro que la voz mortal o inmortal podía crear. Era capaz de mantener a sus compañeros de clan encandilados durante horas, y su voz tenía una pureza tan elevada que hacía brotar lagrimas en los ojos de quienes la escuchaban. Pero una noche escuchó a una mujer de las hadas entonar un sencillo lamento por un amante que le había resultado infiel, y de repente la vampira se dio cuenta de que la altura musical a la que había llegado era como una colina frente a una montaña, mientras esa hermosa criatura existiera, su propia obra sería como una tonta canción infantil comparada con la música celestial. Al principio se volvió loca de celos y buscó cualquier ocasión para desprestigiar y arruinar a su rival de la misma forma que había hecho con sus iguales, pero sin éxito. Parecía que toda posibilidad de venganza se cerraba ante ella, y sus dones parecían toscos y sin valor.

Finalmente su envidia se convirtió en dolor, dolor porque creía que nunca iba a conseguir crear una canción que fuese tan agradable ni hermosa ni en una décima parte. Del dolor pasó a la contrición y vestida de saco y cubierta de cenizas buscó desesperada a su rival para pedirle perdón. A los pies del hada la orgullosa vampira suplicó como una niña por la oportunidad de aprender de ella. "Por favor, haré lo que sea", dijo. "¡Solo enseñame lo que sabes!" Tras considerarlo un tiempo (y jugar con la vampira que la había acosado), la señora de las hadas la invitó a entrar en su dominio para aprender. La desaparición de la vampira Toreador no pasó desapercibida. Se escribieron varias canciones sobre la valiente cantora que entró en un feudo de las hadas para mejorar su arte. Todas las canciones tienen el mismo final, por desgracia para quienes les gusta la variedad, y supuestamente en un siglo (o dos, cinco, el tiempo difiere en las versiones) la cantante desaparecida reapareció tras su estancia entre las hadas, tras haber dominado los secretos de la música de la Hermosa Gente.

Pero según las versiones más oscuras de las canciones, se dedicó a consumar una terrible venganza con la magia de las hadas y el arte de los Toreador, aunque los motivos por lo que buscaba venganza no están nada claros. Los Toreador más sensibles consideran estas canciones puros cuentos y leyendas sin fundamento real. Pero los más prudentes procuran situar sus refugios lejos de los supuestos dominios de las hadas, y cuentan los años vigilando el horizonte. Y hay noches en las que cuando los Toreador celebran fiestas imitando a la Hermosa Gente escuchan música que surge del suelo, con una voz tan hermosa como nunca han oído mortales o Cainitas. En esos momentos, todos los presentes se detienen, paralizados, mientras escuchan cada nota. Y los Toreador más atentos entre los que escuchan la canción, juran que han oído dos voces...

¿Te gusto la entrada?
Compartir en Google Plus
Sobre las Fuentes
Por favor visita el apartado “referencias” para encontrar las paginas originales de donde fue extraída la información, vampiro.cl es un compendio, nuestro objetivo es recopilar la mayor cantidad de contenido que circula por la web, son muchas personas que día a día traducen y/o comparten conocimientos que verteremos acá, nuestro aporte es clasificar, ordenar y compartir con la comunidad rolera.

0 comentarios:

Publicar un comentario