Lasombra (20 Aniversario)

Edit
Desde el punto de vista de un Lasombra, es mejor reinar en el infierno que servir en el cielo. Miedo, frenesí, el poder de decidir si alguien vive o muere: son los elementos que se encuentran en la raíz del poder que los Lasombra tanto desean. Mientras otros vampiros intentan en vano mantener a la Bestia a raya o se entregan completamente a ella, los Lasombra golpean a la Bestia hasta someterla, la llaman cuando la necesitan y la dejan encerrada en su interior cuando quieren gobernarse a sí mismos. Con estas actitudes y gustos los Lasombra se consideran a sí mismos una “nobleza oscura”, una aristocracia de la noche que eligió la supremacía sobre los Cainitas a la veneración de la Mascarada. Su rechazo por ideales como la redención y la salvación se manifiesta como mínimo en cinismo, y gran parte de la elaborada nobleza que caracterizaba al Clan antes de la formación del Sabbat sólo ha sobrevivido como ironía sarcástica o desprecio directo. Sin embargo, la grandeza y las ceremonias de la Iglesia y de la aristocracia siguen siendo valoradas por los Lasombra, y el Clan no sólo fue decisivo a la hora de establecer muchos de los ritos del Sabbat, sino también al construir las instituciones que impiden que la secta caiga en el caos cada noche.

Ya se consideren instrumentos de Dios o proscritos de su Creación, los Lasombra creen que tienen un deber hacia su secta, su Clan, su manada o incluso ellos mismos, una obligación hacia su responsabilidad que les proporciona un maligno sentido del propósito. Hasta un cabeza de pala Lasombra puede considerarse una pizca por encima del resto; un número sorprendente de Lasombra Abrazados en masa consigue sobrevivir, quizás debido a la intervención de sus sires. Aunque la noche pertenece a todos los vampiros, los Lasombra han nacido de verdad de las tinieblas, hasta el punto de que el propio nombre de su Clan revela sus lazos con las sombras. Suya es la Disciplina de la Obtenebración, que les permite manejar la sustancia de la sombra y la oscuridad, e incluso atravesar las tinieblas del mundo físico para entrar en el abismo que se encuentra más allá.

Apodo: Guardianes (como “El guardián de mi hermano...”).

Secta: El Sabbat sería muy diferente sin la influencia de los Lasombra, donde siguen siendo el clan más prominente. Los jóvenes Lasombra a menudo comienzan de forma prometedora como ducti o sacerdotes de la secta, liderando a sus compañeros para que carguen en batalla o demostrándoles cómo se domina la Bestia.

Apariencia: Con frecuencia los Lasombra son individuos atractivos. Los Guardianes son figuras deslumbrantes al margen de que sean españoles, italianos o moros, pueblos asociados históricamente con el Clan, o tengan un origen moderno más cosmopolita. A menudo visten de forma conservadora o religiosa, una tendencia heredada de años de ceremonias y ritos religiosos. Raro es el Lasombra que no puede al menos manipular las sombras para favorecer una entrada dramática o un posado misterioso.

Refugio: Las obligaciones de su liderazgo llevan a muchos Lasombra a compartir refugios comunales con otros miembros de su manada. Los Guardianes más enriquecidos o los que fueron Abrazados antes de la formación de las sectas a menudo disponen de sus propios refugios, ya sea un siniestro apartamento de lujo, o prósperas fincas y propiedades en el Viejo Mundo.

Trasfondo: Los sires potenciales del Clan Lasombra buscan erudición y ambición en sus chiquillos. Por lo tanto muchos Lasombra proceden de trasfondos profesionales y muestran personalidades extrovertidas e incluso agresivas. Los Lasombra que adquieren méritos a ojos de sus sires llegarán lejos y los Guardianes no dudan en “podar” sus filas de chiquillos defectuosos, haraganes o aburridos.

Creación del personaje: Los Lasombra a menudo tienen Naturalezas y Conductas dispares. Los Atributos Mentales y Sociales pueden ser igualmente primarios. Los Habilidades tienden a ser pocas pero especializadas, mostrando su capacidad individual. Los Guardianes cultivan Trasfondos de todo tipo para poder diversificar sus intereses mejor, aunque en principio en niveles bajos.

Disciplinas de clan: Dominación, Obtenebración, Potencia.

Debilidades: Los vampiros Lasombra no tienen reflejo. Ya sea en un espejo, una superficie de agua, un objeto pulido o en el retrovisor de un coche, la imagen de un Guardián no se refleja.

Organización: Para los Lasombra las noches de dominio de la alta aristocracia nunca han desaparecido y los títulos y posiciones que un observador moderno puede reconocer históricamente todavía tienen gran importancia entre los Guardianes. El Clan se caracteriza por un sistema complejo de mecenazgo, aprendizaje y linaje, similar al de las cortes de la nobleza y la Iglesia de siglos pasados. Los chiquillos se benefician enormemente del apoyo de sires prestigiosos y viceversa mientras que los actos que confieren posición en la secta o el clan también pueden elevar a los compañeros del Lasombra, siempre y cuando los asocie a su éxito.

Cita: Dominar las sombras es una extensión del control de las tinieblas en las que todos fuimos Abrazados. 

Estereotipos:

• Assamitas: Se creen leones pero sólo se comportan como chacales.
• Brujah: Cachorros petulantes y rabiosos por haber perdido su dominio ante una profecía inevitable.
• Gangrel: Cada sociedad necesita sus bestias de carga.
• Giovanni: Su corrupción interior se manifiesta en todas sus acciones.
• Malkavian: El bufón no cena en la mesa con los señores.
• Nosferatu: Son mártires, no son monstruos, y sus rostros son los estigmas que deben soportar.
• Ravnos: Asquerosos y sucios, sólo sirven para que otros tomen ejemplo de su escarmiento.
• Seguidores de Set: Húndete profundamente en la oscuridad, Serpiente, y descubrirás que tiene formas de golpear.
• Toreador: Una rosa arrancada de su jardín sigue siendo hermosa durante un tiempo antes de convertirse en polvo.
• Tremere: Sólo se adoran a sí mismos, y recibirán una justa recompensa por el sacrilegio que practican.
• Tzimisce: Aunque puede que compartamos un objetivo común, una bandada de cuervos siempre es una mala profecía.
• Ventrue: Qué desperdicio, utilizar el cetro de los reyes sólo para ocultarse de sus inferiores.
• Caitiff: Los señores siempre han engendrado bastardos y siempre han ocultado sus marcas de vergüenza.
• Camarilla: ¿Quién desearía vivir en un castillo que cierra sus puertas por miedo a los campesinos rebeldes?
• Sabbat: Es imperfecto, así que necesitamos esforzarnos más.
• Anarquistas: Nunca deben ser iguales. Basta con que crean que lo son.
¿Te gusto la entrada?
Compartir en Google Plus
Sobre las Fuentes
Por favor visita el apartado “referencias” para encontrar las paginas originales de donde fue extraída la información, vampiro.cl es un compendio, nuestro objetivo es recopilar la mayor cantidad de contenido que circula por la web, son muchas personas que día a día traducen y/o comparten conocimientos que verteremos acá, nuestro aporte es clasificar, ordenar y compartir con la comunidad rolera.

0 comentarios:

Publicar un comentario