Ravnos (Edad Oscura 20 Aniversario)

Edit
Los Ravnos, quizás los Cainitas menos comprendidos y que generan más desconfianza de todos, son vistos como timadores y embusteros. Pocos confían en ellos y aún menos los quieren refugiándose en su ciudad, lo que los obliga a ser nómadas por necesidad. No se conocen con claridad los orígenes de los Ravnos, aunque algunos mantienen que su Progenitor proviene del Este. De hecho, muchos miembros del Clan pueden trazar sus orígenes hasta la India e incluso aplican su sistema de castas, refiriéndose a sus grupos de viajeros como jati. A los que se han pasado la mayor parte de sus no-vidas en tierras europeas les resulta más difícil trazar sus linajes tan al este y suelen usar ambigüedades cuando hablan de sus orígenes. Por supuesto, es raro obtener una respuesta clara de un Ravnos. La mayoría de Charlatanes prefieren guardar sus secretos para sí. El rasgo que define mejor a los Ravnos es también la razón por la que tan pocos confían en ellos. Muchos Charlatanes creen que el Abrazo les confiere la capacidad de ver más allá de maya, o la ilusión que es la realidad. Este nuevo estado trascendente les permite manipular las ilusiones, convirtiéndolos en dueños de la realidad. No se trata de ninguna locura y no debiera tomarse como tal. De hecho, sólo se trata de un modo distinto de ver el mundo mediante el cual los Ravnos tienen una ventaja especial. No tienen reparos en emplear ilusiones en su día a día.

Los más jóvenes no creen en el mito de maya, en vez de eso se centran en el poder que conlleva poder manipular la realidad. Estos arrogantes Charlatanes usan sus Poderes para el engaño y para aprovecharse de los demás con la esperanza de dominar el mundo. Son estas acciones las que dan a los Ravnos su mala reputación. A menudo se mira con desconfianza a los Charlatanes y se los trata como criminales antes de que puedan hacer nada. Por supuesto, quienes los traten demasiado mal sufrirán la ira de sus jati buscando venganza.

Sobrenombre: Cambiantes, Charlatanes, Buscadores, Vagabundos, Indeseables.

Apariencia: La mayoría de los Ravnos portan ropas de viaje de todo tipo. Muchos visten atuendos amplios que son a la vez cómodos y prácticos, con varias capas para adaptarse al clima. Algunos Ravnos de mayor edad que prefieren el orgullo a la funcionalidad llevan ropajes teñidos de colores brillantes, como el sari o el sarong. Los Charlatanes más jóvenes rehúyen cualesquiera raíces que los vinculen con la India y prefieren los estilos europeos por encima de los demás.

Refugio: Los Ravnos no permanecen mucho tiempo en un mismo lugar. Para algunos, el único refugio que conocen son las caravanas nómadas o las posadas junto a los caminos por unas pocas noches. Los Charlatanes son especialistas en encontrar lugares apartados del camino y pequeños pueblos en los que quedarse durante breves espacios de tiempo. Es raro que un Ravnos permanezca en una ciudad gobernada por otros vampiros. Pero cuando uno de ellos decide hacerlo hay poco que el Príncipe pueda hacer para echarlo, no vaya ser que toda su familia caiga sobre él.

Creación de personajes: Los Ravnos recurren al engaño y a la perspicacia social para zafarse de la mayoría de situaciones, por lo que los Atributos Sociales suelen ser primarios. Los Charlatanes más jóvenes suele proceder de profesiones propias de viajeros, mientras que los de más edad a menudo son trabajadores, guerreros, sacerdotes o nobles. Los Trasfondos más habituales incluyen Aliados, Contactos, Mentor (para los que pertenecen a un jati) y Recursos (normalmente los mercaderes, aunque los ladrones también pueden amasar fortunas). Los Ravnos se adscriben a una amplia variedad de Caminos, siendo el de los Reyes el preferido entre los de más edad y el del Pecado entre los jóvenes. Muchos siguen el Camino de la Humanidad, independientemente de su edad. Se rumorea que los más peligrosos de entre los Charlatanes siguen su propio credo, conocido como el Camino de la Paradoja.

Disciplinas de Clan: Animalismo, Fortaleza, Quimerismo.

Debilidad: A pesar de que los Ravnos son maestros a la hora de cambiar la realidad a su alrededor, tienen una mayor dificultad para cambiar su propia realidad. Todos los Ravnos tienen un rasgo de personalidad determinante, escogido en el momento de la creación del personaje, que son incapaces de resistir en cuanto se presenta la oportunidad de emplearlo. Puede tratarse de un acto virtuoso, como defender a los débiles, o algo más siniestro, como aprovecharse de alguien en inferioridad de condiciones. A menudo este rasgo está vinculado a su jati, y cuando se presenta la oportunidad de satisfacer su vicio o virtud deben hacerlo a menos que superen una tirada de Autocontrol o Instinto a dificultad 6.

Organización: Todas las apariencias que proyectan hacia el exterior muestran a los Ravnos como pequeños grupos desorganizados, que ni se comunican ni confían unos en otros. De hecho, siguen un código no escrito basado en los trabajos que desarrollan y un complejo sistema de castas dentro de las jati. Aunque a muchos les resulte difícil fiarse unos de otros mantienen relaciones respetuosas en el seno de las jati. El Clan se rige por un código de honor que les impide volverse la espalda unos a otros y que incluso les impulsa a recurrir a sus hermanos de Clan en caso de necesidad. Existen rumores de un Látigo o Senescal que expulsó a un Ravnos de su ciudad sólo para sufrir la venganza unas noches después a manos de toda su familia.

Cita: "En estas noches, soy un dios. Vos, mi señor, sois un monstruo y nada puede cambiarlo. No puedo aliviar vuestra la carga más de lo que vos podéis aliviar la mía y no seáis condescendiente pensando que mi carga es menor a la vuestra. Mientras os debatís para dominaros a vos mismo, yo me debato para dominar a todos a mi alrededor. Diría que mi carga es mayor." 

Estereotipos:

• Assamitas: Cazadores de demonios y guerreros. Nos aliaríamos con ellos si fueran capaces de dejar de ignorarnos mientras dan caza al resto de Clanes.
• Ventrue: Es una lástima que los Ventrue no vean más allá de sus narices cuando nos miran con desprecio. Podríamos serles más útiles de lo que se imaginan. Son los únicos que podrían realmente comprender nuestro riguroso respeto por el linaje y las relaciones de Sangre.
• Bajos Clanes: Incluso ellos nos miran con desprecio. Por desgracia, tal limitación binaria no puede siquiera empezar a describir cómo funciona el mundo. Es una lástima, porque muchos de ellos tienen verdadero potencial.
• Malkavian: Afirman ser visionarios y mujeres sabias. No dudo que lo sean, pues sin duda son capaces de ver la ilusión de la realidad como lo que en verdad es. Por supuesto, eso los convierte en peligrosos aliados.
• Nosferatu: Inteligentes, astutos y sin duda peligrosos. Si consigues que uno de ellos se abra a ti, podrías disponer de la información necesaria para conseguir todo el poder que pudieras desear. Pero ten cuidado porque sus juegos mentales pueden ser más desagradables que cualesquiera ilusiones que nosotros pudiéramos intentar.
• Tremere: Honestamente, si deseáis llamar a alguien mentiroso y deshonesto, guardad tales epítetos para los Tremere. Jamás comprenderé por qué a algunos les cuesta tanto adivinar quiénes son los verdaderos enemigos de este mundo.
¿Te gusto la entrada?
Compartir en Google Plus
Sobre las Fuentes
Por favor visita el apartado “referencias” para encontrar las paginas originales de donde fue extraída la información, vampiro.cl es un compendio, nuestro objetivo es recopilar la mayor cantidad de contenido que circula por la web, son muchas personas que día a día traducen y/o comparten conocimientos que verteremos acá, nuestro aporte es clasificar, ordenar y compartir con la comunidad rolera.

0 comentarios:

Publicar un comentario