Salubri (Segunda Edición)

Edit
Esta línea de sangre tiene muchos más enemigos de los que se merece. Sólo existen al tiempo siete de estos Cainitas, ya que, después de que un Salubri alcanza la Golconda, pone fin a su existencia y transmite su sangre a la persona escogida para ocupar su lugar. Casi ningún Salubri sobrevive más de unos siglos, ya que para ellos la existencia vampírica es un tormento. Pueden hacerse pasar por humanos si nadie ve que poseen un tercer ojo. Los demás clanes consideran a los Salubri asesinos y diabolistas. Algunos príncipes han convocado Caza de Sangre ante el menor indicio de un Salubri en sus dominios; los Tremere tienen una fama especial de odiarlos. Este odio se debe a las leyendas de los Salubri, que antaño fueron un pequeño clan del mismo nombre. Se cree que Saulot, el fundador de este clan, fue el primer Vástago en alcanzar la Golconda. Se da por hecho que, cuando regresó de sus viajes a Asia, se había abierto un tercer ojo en su frente, dándole acceso a nuevos poderes que ningún otro Vástago había desarrollado jamás. En los siguientes milenios, Saulot difundió rumores de la Golconda entre la sociedad de la Estirpe. Se cree que tuvo que ver con el desarrollo de Cartago y la creación del Inconnu, si bien nunca se unió a este grupo. Durante este tiempo, Saulot engendró pocos Neonatos, pero éstos le siguieron hacia la redención. Se dice que creó su último vampiro en tiempo de Calígula y se aisló de todos. Este retiro duró hasta la Edad Media, cuando una orden de magos encontró a Saulot, en letargo. Los Salubri dicen que el propio fundador de la orden rastreó al Antediluviano y hundió sus dientes en el cuello del Anciano. Los Salubri afirman también que su fundador no se resistió. Después de esto, la orden rastreó y mató metódicamente a los descendientes de los Salubri. Sin embargo, no mataron a todos. Los más viejos fueron en realidad los más fáciles de matar, mientras que los creados después de que Saulot alcanzara la Golconda resistían la magia de la orden.

Por ello, la orden se esforzó por volver al mundo contra los Salubri, dándoles caza, aterrorizándoles e impidiéndoles usar sus poderes curativos sin temor a ser buscados y muertos. Pero los Salubri suelen ser la causa de su propia muerte. Cuando un Salubri engendra un chiquillo, le enseña las costumbres del linaje y la mejor forma de protegerse. Prepara el camino del neonato hacia la Golconda y se suicida obligando al chiquillo a que beba su sangre. Los Salubri creen que el espíritu de un vampiro está torturado y no tiene esperanza de paz a menos que alcance la Golconda. De hecho, creen que cualquiera, Vástago o ganado, que fallezca sin alcanzar la Golconda será eternamente un espíritu atado (un fantasma que está limitado en su situación o temperamento y al que los mortales pueden invocar y controlar). El único objetivo de los Salubri es salir de esta existencia y ser libres.

Los Salubri consideran su deber enseñar sus creencias a los demás y se esfuerzan en explicar los hechos de las cosas a los demás. Como no pueden imaginarse una eternidad de dolor, no comprenden que a los demás vampiros no les guste escuchar sus palabras. Quizás ésta es parte de la razón de que no le gusten a nadie. A estos Vástagos el camino a la Golconda les es más fácil que a la mayoría; pero ni siquiera para ellos es algo seguro. Los sires Salubri suelen ocultar pistas en libros, personas y lugares, que el vampiro debe encontrar. Una vez que un Salubri ha alcanzado la Golconda, la vida les es más fácil. Además de liberar de la Bestia a los Vastagos, la Golconda les deja abrirse a las Disciplinas con facilidad. En lugar de tener que bajar de generación para adquirir Disciplinas de nivel mayor que cinco, un vampiro en Golconda puede aprender nuevos poderes sólo gastando experiencia. Así, los Salubri dispuestos a engendrar usan los poderes precognitivos de Auspex para determinar el sino y obra de sus chiquillos para ayudarles a lo largo del sendero de la Golconda.

Apodo: Cíclopes.

Apariencia:
Los miembros de este linaje se escogen entre todo tipo de gente. Se ha escogido a niños, viejos, adolescentes y mujeres maduras. Sin embargo, una vez han sido Abrazados comienzan a desarrollar el tercer ojo del clan. Si bien no siempre es perceptible (cuando está cerrado, sólo puede verse una raja, que parece ser una pequeña cicatriz), el tercer ojo salta a la vista cuando se usa.

Refugio: En cualquier parte, pero sus refugios suelen estar lejos de otros Vástagos y protegidos por mortales.

Trasfondo: Los Salubri Abrazan sólo a los que demuestran una elevada Humanidad. En un momento u otro, se ha escogido a curanderos, religiosos y filántropos.

Creación del personaje: Los Salubri pueden tener casi cualquier concepto, pero es muy raro un concepto de criminal o soldado. Casi todos tienen una Naturaleza de Protector, pero pueden tener cualquier Conducta. Los Atributos Mentales y los Conocimientos suelen ser primarios, pero no siempre es así. Todos los Salubri deben asignar cinco puntos al Trasfondo de Generación para representar el sacrificio de sus sires por ellos y, debido a sus problemas con la alimentación (ver Debilidad), muchos tienen Rebaños de seguidores fieles.

Disciplinas del clan: Auspex, Fortaleza, Obeah.

Debilidades: Cuando un Salubri tome sangre de alguien que se resista al Beso, el Salubri pierde un Nivel de Salud por cada Punto de Sangre tomado. Deberá curarse de la forma normal (con sangre). Para evitar el daño, debe saber que el blanco no se resiste y está en paz. Por eso, muchos Salubri son Casanovas o Sandmen. Además, el personaje debe perseverar hacia la Golconda; cualquier desvío de este camino llevará a terribles consecuencias (como la incapacidad de recuperar Fuerza de Voluntad). Cuando finalmente se alcance la Golconda, su existencia debe finalizar cuando esté listo un sucesor.

Organización: Este linaje carece de organización — de hecho, hay poco contacto entre sus miembros—, pero harán lo que puedan por ayudar a los demás miembros de su linea de sangre. Esta lealtad es parte del motivo de que los Tremere no hayan hecho más para barrer a este clan; el precio seria demasiado alto. Todos los Salubri son de octava generación y se cree que todos los antiguos fueron eliminados años ha. Sin embargo, frecuentemente afloran rumores de que se ha visto a uno u otro antiguo en algún lugar alejado.

Obtención de Prestigio en línea de Sangre: En general, no pasan suficiente tiempo juntos como para que el Prestigio sea importante. Si lo es, depende totalmente de lo cerca que se esté de la Golconda. Si uno ha alcanzado ese estado, entonces la continuación de la existencia pierde todo su sentido y, si bien los demás miembros del linaje seguirán haciendo cualquier cosa por el personaje, esperarán que ponga pronto fin a su no-vida.

Cita: “Nada puede considerare más importante que la libertad de almas. No sólo tu alma y la mía, sino las almas de todos en la Tierra. Así deberíamos considerar como un don nuestras penas y tribulaciones, pues tal libertad es imposible sin superarla adversidad.” 

Estereotipos:

• La Camarilla: Estos lastimosos instrumentos de los Tremere no tienen ni idea del daño que están haciendo al mundo y a sí mismos. Quieren vivir una vida de maldad pero no han dedicado reflexión a lo que eso significa en realidad.

A estos chupaalmas no les gusta nada más que engañarnos para que creamos que sus intenciones son buenas. Los que les creen están perdidos ya que no quieren sino nuestras propias armas para su propio placer morboso. 

— Axdark, jefe de capilla Tremere 

• Sabbat: Estos asesinos son un mal más tradicional que los miembros de la Camarilla, pero esto no les hace mejores ni peores. Son ciegos y, en su ceguera; destruyen cosas de gran valor: sus almas.

Estos charlatanes no son sanadores. La única ocasión en que podríamos querer llegar a ayudar a la Camarilla es para borrar este azote del planeta. 

— Chilfton, miembro a prueba de manada del Sabbat 

• El Inconnu: Muchos de estos poderosos antiguos conocen la verdad sobre nosotros y están dispuestos a ayudamos. Esto no es cierto para todos, pero sí parece serlo para la mayoría.

Vigilamos al clan Tremere cuando comenzó y sabemos los crímenes que cometieron. Nuestro pesar es que entonces no actuamos. Ahora no podemos hacer otra cosa que actuar y proteger a los hijos de mi amigo Saulot. 

— Mahatma, Monitor de Estambul
¿Te gusto la entrada?
Compartir en Google Plus
Sobre las Fuentes
Por favor visita el apartado “referencias” para encontrar las paginas originales de donde fue extraída la información, vampiro.cl es un compendio, nuestro objetivo es recopilar la mayor cantidad de contenido que circula por la web, son muchas personas que día a día traducen y/o comparten conocimientos que verteremos acá, nuestro aporte es clasificar, ordenar y compartir con la comunidad rolera.

0 comentarios:

Publicar un comentario