Samedi (Tercera Edición)

Edit
Los Samedi son vampiros especialmente desagradables. Sus cuerpos recuerdan a cadáveres, y los que los ven suelen confundirlos con zombis y otros horrores de la tumba. Se cree que son originarios del Caribe y tienen fuertes lazos con el legado vudú de la región. Practican una Disciplina única que les permite manipular las energías de la muerte, aunque de forma mucho más temporal que la Nigromancia de los Giovanni. De hecho, el clan italiano no tiene muchas palabras amables sobre los Samedi, a los que profesa una profunda enemistad. Algunos Vástagos creen que estos monstruos son el resultado de algún experimento fallido de los Giovanni, mientras que otros les atribuyen orígenes aún más oscuros. También hay quien opina que son una escisión de los Nosferatu, una que no debiera haber existido nunca. Suelen estar involucrados con las actividades místicas o ilegales de una ciudad, convirtiéndose en poderosos houngan y mambos, o traficando con los supersticiosos criminales emigrados. Dadas sus aparentes raíces vudú, los Samedi parecen contentarse con lograr influencia en los guetos de inmigrantes, practicando su oscura magia y alimentándose de una población acostumbrada a que los muertos caminen entre ellos. También son reconocidos asesinos y mercenarios, motivo por el que los príncipes de la Camarilla hacen la vista gorda, a pesar de que su relación con el ganado ponga en peligro la Mascarada. Por lo general los Samedi se ocupan de sus asuntos, y el príncipe nunca sabe cuándo puede necesitar un aliado con habilidades “especiales”. Sin embargo, los Fiambres parecen tener a los Nosferatu y a los Giovanni en una inescrutable estima (¿puede ser temor?), ya que dudan a la hora de aceptar contratos contra estos Vástagos sin una causa justificada o un pago considerable. La línea de sangre es algo más que la asociación con hechiceros vudú y sectarios de la muerte. Se trata de un grupo aislado y misterioso; muchas veces mantienen sus asuntos ocultos incluso a sus hermanos, sugiriendo que no todos sus asuntos son comunes. Se sabe de algunos que pertenecen a la Camarilla o al Sabbat, aunque no suelen ofrecer a estas sectas información sobre los suyos. El que posiblemente sea el miembro más antiguo de la línea de sangre, un vampiro conocido solo como el Barón, sugiere que los Samedi tienen un papel más importante de lo que muchos creen en la historia y en el futuro de los Vástagos. Se niega a decir cuál, rechazando las pregunta con un gesto de su mano putrefacta.

Apodo: Fiambres

Secta: Los Samedi dicen no pertenecer a ninguna secta, aunque unos pocos pertenecen a la Camarilla y al Sabbat.

Aspecto: Estos vampiros parecen cadáveres en varios estados de descomposición (normalmente avanzados). Algunos están podridos y de sus cuerpos destrozados surgen fluidos purulentos, mientras que otros son de piel apergaminada y amarillenta, como la de las momias. Tras el Abrazo los ojos se hunden en las cuencas y los labios se retiran, exponiendo un horrendo rictus de dientes y colmillos. Además, muchos pierden la nariz, dejando las fosas nasales visibles en el centro de la cara (aunque esto no parece limitar en modo alguno su olfato).

Refugio: los Samedi construyen sus moradas en lugares asociados con la muerte para no atraer más atención de la necesaria. Prefieren los mausoleos, criptas, cementerios, funerarias e incluso morgues con poca actividad. Algunos viven con los Nosferatu en los túneles bajo las ciudades, pero éstos los consideran demasiado morbosos como para compartir su hogar durante mucho tiempo.

Trasfondo: los Samedi parecen ser un fenómeno moderno, y se cree que ninguno de ellos supera, después de su Abrazo, los 250 años. Sin embargo, ahora parecen más activos de lo que han sido en las últimas décadas, especialmente en las regiones de influencia vudú del Caribe y del sur de los Estados Unidos. Suelen ser solitarios y no es frecuente ver a más de dos viviendo de forma permanente en una misma ciudad (sea del tamaño que sea). Muchos aseguran haber trabajado en vida en campos relacionados con la muerte (como forenses, empleados de funerarias, brujos, etc.), y casi todos admiten haber estado al borde del suicidio en un momento u otro antes del Abrazo.

Creación de personajes: los Samedi suelen Abrazar a aquellos con un cierto gusto por la muerte, un rasgo que les sigue hasta la no-vida. Muchos prefieren los Atributos Mentales y los Conocimientos, aunque los más violentos y mercenarios cultivan los Atributos Físicos, las Técnicas y los Talentos. No suelen tener Rebaño, Mentor o Recursos. Un número significativo, especialmente entre los mayores, practica la Disciplina de la Nigromancia, aunque no se sabe exactamente cómo han logrado este conocimiento, ya que parecen no tener buenas relaciones con los Giovanni.

Disciplinas de Clan: Fortaleza, Ofuscación y Tanatosis

Debilidad: Los Samedi son repulsivos, aunque de un modo diferente a los Nosferatu. Mientras éstos son deformes y monstruosos, los Samedi tienen un aspecto cadavérico y descompuesto. También a ellos les sigue el hedor de la tumba, y su piel putrefacta es de tacto nauseabundo. Todos los Fiambres tienen una Apariencia 0 que no podrán aumentar (aunque puede ocultarse o cambiarse místicamente).

Organización: Son tan pocos que, si existe una organización o jerarquía, nadie salvo ellos la comprende. En las extrañas noches en las que dos Samedi se encuentran pueden detenerse unos momentos para intercambiar rumores y noticias antes de separarse. Circulan entre los Vástagos inquietantes habladurías sobre cábalas secretas de Fiambres que se reúnen en los cementerios, pero nunca se han hallado pruebas al respecto.

Cita: ¿Te doy miedo? ¿Te repugno? ¡Mil perdones! Ven déjame ayudarte. Déjame mostrarte lo que es soportar esta maldición. Ven, siente el frío y sucio beso de la verdadera muerte. 

Estereotipos: 

• Camarilla: entrometidos y pomposos hijos de puta que aseguran representarnos pero que no quieren más que dominarnos como al resto de sus enemigos.
• Sabbat: el fuego y el caos les siguen a su paso ¿Quién elegiría al Diablo como maestro?

La Vista desde Fuera: 

• La Camarilla Horripilantes, repulsivos y soeces. Alguien debería hacer algo al respecto.
—Victoria Ash, cantante Toreador

• El Sabbat Son jugadores totalmente prescindibles, y sus cuerpos son tan poco... inspiradores.
—Stephanie l’Heureux, sacerdotisa de manada

• Los Independientes No me los follaría. Ni en el sentido literal ni en el figurado.
—Vittorio Giovanni, consigliere
¿Te gusto la entrada?
Compartir en Google Plus
Sobre las Fuentes
Por favor visita el apartado “referencias” para encontrar las paginas originales de donde fue extraída la información, vampiro.cl es un compendio, nuestro objetivo es recopilar la mayor cantidad de contenido que circula por la web, son muchas personas que día a día traducen y/o comparten conocimientos que verteremos acá, nuestro aporte es clasificar, ordenar y compartir con la comunidad rolera.

0 comentarios:

Publicar un comentario