Coteries

Edit

 Entrada en Sunburst de Little Lamb:

«Si te conviertes en un lobo solitario, te sacrificarán igual que a uno». No fue mi Sire quien dijo esto, sino mi padre. Y estaba en lo cierto. Le echo de menos, y la única razón por la que aún pienso en él, aquí en la oscuridad más oscura que la oscuridad, es porque ahora tengo una nueva familia y eso me ayuda a recordar la vieja. Como Neonato, tratar de ir contra la sociedad vampírica es un experimento tremendamente arriesgado, uno que casi nunca sale bien. Hasta los Anarquistas han aprendido que tienen que mantenerse unidos para sobrevivir, aunque lo disfracen de palabrería ideológica sobre la “solidaridad”. Las coteries en su forma más básica no son comunas, son condiciones necesarias para la supervivencia darwinista en una sociedad de depredadores. Por supuesto, la Camarilla ha disfrazado esta idea con sus propios colores. Cuando los Altos Clanes ostentaban el cetro, promulgaron las Leyes de la Coterie y sonoros juramentos que prácticamente han desaparecido en las noches actuales. 

La inercia y la oportunidad mantienen viva la vieja norma, pensada para mantener unida a la Camarilla en sus primeros años, de que cada coterie debe tener miembros de al menos tres Clanes. Aun así, los Príncipes actuales suelen eximir de esta regla y otros vestigios similares. Después de todo, una coterie dispuesta a unirse en cualesquiera términos y composición sigue siendo una coterie que puede colaborar para servirle. Casi cada regnum de la Camarilla aún posee alguna forma de la vieja Puesta de Sombra: Sires en buena posición presentan a sus Chiquillos al Príncipe en el Elíseo, quien los reconoce como Neonatos de la Camarilla y les asigna a una o más coteries. Los Príncipes tradicionalistas (o los que quieren ser vistos como tales) pueden incluso exigir un juramento y asignar a la nueva coterie un trabajo (también llamado misión o cargo) que completar a cambio de tal reconocimiento. Incluso en cortes menos formales, los Príncipes designan una Sombra si una nueva coterie solicita una.

La Sangre te convierte en Clan. La lealtad te convierte en coterie.
 
Extracto de la descripción de Carmelita Neillson de la tradición de la coterie en La servidumbre del parentesco:

Las coteries suponen la unidad irreducible de la actividad social vampírica. A veces, un hecho supuestamente inexplicable se aclara cuando te percatas de que los Vástagos implicados eran compañeros de coterie siglos atrás. Para mantener el control, la Camarilla ha necesitado mantener esta clase de lealtades subterráneas a mano. Un texto de un predecesor mío lo expresa de forma extraordinariamente clara, para 1862 al menos: En tiempos distantes ahora olvidados, las coteries se Vinculaban con Sangre unas con otras, pero esto llevó al alzamiento de los jóvenes contra los ancianos, ya que creó lealtades mayores entre los Neonatos que entre ellos y sus Antiguos, sus Clanes y la Camarilla. Para impedir que esto vuelva a pasar, el Vínculo de Sangre se reserva celosamente para que lo usen sólo los más Antiguos Vástagos a la hora de protegerse a sí mismos y a la Secta ante cualquier daño. No podemos volver a permitir que los jóvenes se unan contra los ancianos, ya que en tal unión yace la disolución de nuestros lazos ancestrales.

Coteries hereditarias

Aparte de las coteries de nueva formación, algunos grupos trazan su linaje hasta la Convención de Thorns o incluso hasta un pasado medieval. Tales coteries hereditarias se parecen ante todo a viejas sociedades académicas o fraternidades de Eton o Harvard. En teoría, cada “promoción” de Neonatos inicia a los nuevos miembros de la coterie antes de pasar a convertirse en Ancillae de pleno derecho. Los rituales de iniciación tienden a ser prolongados y dolorosos, incluso atroces para las coteries hereditarias más prestigiosas. Los antiguos miembros de estas coteries de siglos previos suelen tratar la iniciación como un acontecimiento social y vuelven al regnum de su Abrazo para las festividades. A menudo, toman parte en las novatadas o exigen un trabajo personal a cambio de la admisión. Sin embargo, una vez iniciados, una coterie hereditaria puede recurrir a sus torturadores en busca de contactos, información, influencia y favores en la corte o en cualquier otra parte de la sociedad vampírica. Durante la iniciación, algunas coteries hereditarias aportan recursos atesorados durante décadas o siglos: un refugio secreto, reliquias, tomos ocultistas o sirvientes Ghoul.

Los Matusalenes se mantienen solos. Los Antiguos se mantienen aparte. Pero los Chiquillos deben mantenerse unidos.

Leges Coterium, por Mithram, 1638 d. C. (traducción coloquial de neillson)

1. Sólo un Príncipe, con bendición de la Primogenitura, puede formar una coterie.
2. Los miembros deben prestarse el Juramento de la Coterie unos a otros y tienen terminantemente prohibido Vincularse por Sangre unos a otros.
3. Debe tener una Sombra, para aconsejarlos de forma leal y que asuma la responsabilidad de su conducta.
4. Cada miembro es responsable de las acciones de los demás miembros: «Se os juzgará en conjunto».
5. Los miembros de la coterie deben compartir refugio, separados de sus Sires.
6. La coterie debe, cuando se la convoque, defender y proteger la Camarilla de toda provocación.
7. Para convertirse en verdaderos ancillae, los miembros deben superar juntos los Siete trabajos. 

Clanes y Coteries

Puede que originalmente el término coterie se usase para designar un pequeño grupo de vampiros que colaboran con una única meta en mente. Por el contrario, una Secta es una facción mayor de vampiros que comparten una filosofía común, mientras que una corte, dominio, territorio u otros términos pueden definir a los Vástagos de una única localidad geográfica. Con eso en mente, a pesar de la prevalencia actual del término, muchos vampiros consideran «coterie» un arcaísmo. Tampoco faltan las discusiones sobre el propio término. Algunos vampiros jóvenes sienten que «coterie» es una expresión llena de la pretensión de la Camarilla y puede haber quedado por completo en desuso en ciertos dominios Anarquistas. Especialmente entre los Vástagos jóvenes, los grupos de vampiros pueden describirse con una expresión con cuyo estilo pueden relacionarse: una banda de Brujah y Ravnos, una madriguera Gangrel y Nosferatu, una jodienda de Tremere, Toreador y Ventrue, etc. 

Las coteries a veces sirven como medios de asegurar la dependencia entre miembros de una conspiración mayor y reemplazan conexiones interpersonales más holísticas. Los Vástagos actuales pueden formar coteries como una empresa de intereses comunes, un ritual de camaradería entre vampiros de mentalidad similar o incluso como una expresión de afecto, al menos hasta el punto en que pueden sentirlo. Las coteries persisten en las noches actuales debido al fuerte papel tradicional que poseen en la sociedad vampírica. Cuando se forman grupos, ya sea como hermandades sociales, proles familiares, redes de información o simplemente como parias, la protección mutua es lo que se espera principalmente. 

Un propósito mayor 

Los vampiros son criaturas depredadoras por naturaleza, y temen las naturalezas monstruosas de los demás; para ellos es infrecuente compartir verdaderos lazos de confianza. Por ello, las coteries suelen surgir para promover una meta concreta o hacer presión en pos de un objetivo específico. Las coteries se forman con un propósito. Por supuesto, la confianza es una emoción infrecuente y escurridiza entre los Vástagos. Cualquier vampiro que haya pasado tiempo en múltiples coteries puede atestiguar una fuerte semejanza que todas ellas comparten: pertenecer a una coterie se parece menos a pasar el tiempo con amigos y más a nadar rodeado de otros tiburones. Muchas razones pueden empujar a los vampiros a formar una coterie, pero estas razones no importan, cada miembro tiene sus propios objetivos y metas. Todos los Vástagos quieren algo, cada uno de ellos, y al mismo tiempo, nunca ha existido una coterie en la que todos los Vástagos hayan sido conscientes de las verdaderas intenciones de los demás. 

Si la coterie consiste en vampiros individuales que buscan sangre, poder, riqueza, conocimiento o influencia social, esos vampiros siempre están, de alguna forma, compitiendo unos con otros. Bajo toda esa protección mutua yace una ambición personal. A pesar de esto, sólo un vampiro corto de miras echaría a los leones a un compañero de coterie para perseguir una meta personal. Los vampiros que lo hacen no tardan en resultar infames y ganarse enemigos. Fuera de las coteries formadas por razones sociales, augustos Vástagos de ciertos dominios a veces ordenan coteries con objetivos concretos en mente. Un dominio de la Camarilla podría ver que un Sheriff, sus ayudantes y sabuesos forman una coterie con el objetivo de salvaguardar el territorio. Un desesperado dominio Anarquista podría tener a una manada cazadora de Lupinos que responde ante el Barón. Una coterie de la Ashirra puede verse forzada a una vigilancia concreta contra el Sabbat. Las circunstancias crean la justificación que mantiene a la coterie unida o la aprobación jerárquica para su existencia. 

Los personajes de los jugadores 

Para muchos Vástagos, las coteries resultan antinaturales. Los depredadores solitarios no forman grupos sociales armoniosos. Dicho esto, los personajes jugadores tienen una ventaja dado que la relación entre los jugadores se superpone a ésta. La unidad social en torno a la mesa de juego ayuda a crear una mayor sensación de pertenencia. Aunque ése no tiene por qué ser el caso. La sociedad vampírica es traicionera y ciertos grupos de juego pueden disfrutar del suspense de sospechar hasta cierto punto de sus compañeros. Ten cuidado cuando los jugadores acepten el concepto de la traición. Puede ser tentador interpretar a un vampiro traicionero, y puede ser igual de gratificante interpretar a un grupo que planea a la larga, consciente de sus objetivos y de que está creando algo de valor duradero. A diferencia de los personajes del Narrador, cuyas acciones suelen servir a una narrativa preparada, los personajes jugadores suelen tener más libertad, lo que hace que los lazos que surgen entre ellos tengan más valor.

¿Te gusto la entrada?
Compartir en Google Plus
Sobre las Fuentes
Por favor visita el apartado “referencias” para encontrar las paginas originales de donde fue extraída la información, vampiro.cl es un compendio, nuestro objetivo es recopilar la mayor cantidad de contenido que circula por la web, son muchas personas que día a día traducen y/o comparten conocimientos que verteremos acá, nuestro aporte es clasificar, ordenar y compartir con la comunidad rolera.

0 comentarios:

Publicar un comentario