Tremere (Quinta Edición)

Edit
Tremere, un mago Hermético en la Rumanía del siglo viii, era el líder de una cábala de usuarios de Magia que eran temidos con razón por su obsesión con el conocimiento y el poder. Pese a ser capaz de prolongar su vida durante siglos, sus poderes terminaron por debilitarse y su control sobre la juventud comenzó a flaquear. Incapaz o reacio a aceptar su propia mortalidad, Tremere observó el sagrado secreto de la inmortalidad. En su codicia, el mago instigó los más terribles experimentos Mágicos jamás realizados, condenándose a sí mismo y a sus seguidores a un infierno de creación propia. Miles de mortales fueron asesinados y cientos de Vástagos viviseccionados y drenados en círculos rituales antes de que Tremere y sus cultistas pensaran que habían encontrado el elixir de la vida. Cuán sorprendidos quedaron de haber descubierto la Maldición de Caín. Aterrorizados, murieron y despertaron de nuevo a una eternidad de no-vida y Ansia, apartados de su arte. En una burla de sus antiguos rituales Mágicos, ahora sólo la sangre fresca permite a los Tremere conjurar sus hechizos taumatúrgicos para retorcer la realidad.

—Permitidme llamar al orden a este encuentro de mentes. Debemos discutir la clase de mortales que serán traídos al rebaño en ésta y en futuras noches.
—Schrekt miró a sus dos homólogos en los otros extremos de la mesa triangular. La habitación en la que estaban sentados existía en tres planos a la vez.
—Herr Schrekt, no creo que nuestras prácticas hayan cambiado demasiado. Aún Abrazamos sólo a las mentes más brillantes y a aquéllos en sintonía con lo oculto. Aunque mi casa tiene por objetivo a sujetos con moral menos restrictiva que la suya, puedo asegurarle que no concedemos la inmortalidad a quienes no la merezcan.
—El representante de la Casa Goratrix concluyó su declaración recostándose de vuelta a las sombras. Schrekt miró a lo largo de la mesa a sus contrapartidas. Si la elección hubiera carecido de consecuencias, ambos habrían sido apagados sin titubeo. Por desgracia, servían a un propósito. Él lo sabía porque la Sangre se lo decía. Se volvió hacia la mujer de la otra esquina.
—¿Y la Casa Carna? Carna recorrió con su índice derecho la palma de su mano izquierda conforme hablaba.
—Nuestra Casa rechaza las viejas costumbres moldeadas por hombres y busca paganos, brujas y magos del caos que miran al futuro. En nombre de la supervivencia de nuestro Clan, debemos extender más nuestra red. Ahora que se marchitan los viejos Vínculos y su Casa es la última que mantiene la reglamentada estructura de la Pirámide, no veo razón para aferrarse a la tradición. Schrekt apretó la mandíbula sin darse cuenta, sus puños, apretados.
—¿Abandonaría siglos de tradición por un capricho cismático? ¿Cómo es que la Casa Tremere encuentra más en común con la Casa Goratrix en estas noches? Carna se encogió de hombros sin levantar la vista.
—Eso suena como un problema, Karl. Uno que necesita atajar. Tenga en cuenta que la Casa Carna aún pertenece a la Camarilla, al menos de momento.
—Su rostro miraba a sus manos, su vista se alzó y sus ojos se cruzaron brevemente con los de él—.
Ha oído las mismas voces que nosotros. Ninguno de nosotros está errado. Se nos debe permitir seguir caminos separados y unirnos cuando el tiempo sea correcto. Schrekt sonrió de forma poco convincente. El representante de la Casa Goratrix se desvaneció.
—Sólo tú y yo ahora. ¿De verdad vamos a llenar nuestro Clan con lectores de tarot aficionados, mujeres que se entretienen con las hojas del té y espiritualistas? Somos un Clan noble. Carna se desvaneció, pero su voz continuó suavemente.
—Nunca fuimos nobles. Nuestro Clan consiste en mortales que buscaban poder que no merecían. Quizás es tiempo de que Abracemos a aquéllos que aman la magia por sí misma.


¿Quiénes son los Tremere?

Después de que la Segunda Inquisición destruyera la Capilla Principal de Viena en 2008, los Tremere pasaron de eminencias grises a personae non gratae en muchas regiones. La arrogancia de la Pirámide les ha granjeado pocos amigos a los Usurpadores. Pero la necesidad de hechicería no ha desaparecido; en todo caso, ha crecido conforme la Sangre maldita cambia en las venas de los Vástagos. Sin la Pirámide clasificándolos por rango y valor, los Brujos se encontraron compitiendo con los otros Vástagos y, cada vez más, unos con otros por cualquier cosa que pudiera permitirles recuperar algo de su antiguo poder. La búsqueda de artefactos y grimorios pertenecientes a sus cenicientos ancestros por parte de todo el Clan rivaliza en fealdad con las intrigas sociales, y la alianza con la Camarilla es un arma usada a menudo entre las Casas del Clan Tremere. Mientras tanto, el término “magus mercenario” está extendiéndose cada vez más conforme los Brujos que antes estaban Vinculados a la voluntad de sus amos se ven libres para servir por cualquier precio que elijan. Los Tremere sirven de tres formas: los Brujos sirven a otros Clanes como expertos ocultistas, sirven a la Camarilla con Hechicería de Sangre y se sirven a sí mismos con sus misiones para obtener poder.

Aunque en estas noches ascienden a la Praxis más Tremere que nunca, aún reclaman menos tronos a nivel mundial que el Clan Nosferatu. En realidad, la mayoría de Brujos reconoce que convertirse en Príncipe es sólo útil si les ayuda a expandir su conocimiento. Los Tremere ven el verdadero poder en conocer las formas de moldear el mundo, tener acceso a la sangre correcta y poseer los más extraños artefactos ancestrales. Al tiempo que los Tremere se alían con confundidas coteries que los buscan, cazan bien protegidas reliquias y artefactos o analizan detenidamente fragmentos de saber relacionados con los mitos de Caín (todo ello mientras protegen sus secretos mezquinamente unos frente a otros), todos están unidos por su sed de conocimiento. Un Vástago que desea comprender una parte de su historia hará bien en aproximarse a los Tremere en busca de respuestas, siempre que no le moleste la idea de compartir algunos secretos propios; conscientemente o no.

Arquetipos Tremere

• Lealista de la Pirámide: Hasta hace poco, la jerarquía de la Pirámide hacía de los Tremere uno de los Clanes más rígidos. Aún incluyen a cierta cantidad de conservadores lealistas, fieramente vinculados al orden original del Clan por voluntad propia, si no por Sangre. Un lealista de la Pirámide todavía se adhiere a las costumbres de responsabilidad entre Sire y Chiquillo, apoya los rangos y el tutelaje de una Capilla formal y busca reconstruir el prestigio y la notoriedad del Clan. Algunos lealistas desean buscar en Viena los restos del tesoro de información del Clan, aunque los Antiguos Tremere han declarado el dominio zona prohibida.

• Erudito Eterno: Este Tremere fue un dedicado investigador antes de su Abrazo y la muerte no hizo nada por parar su obsesiva búsqueda de conocimiento. Aunque el Clan siempre ha buscado lo arcano, el erudito no tiene por qué ser un antiguo ocultista, sino que podría haber sido un revolucionario cirujano, un teólogo con gusto por los textos sacrílegos o un coleccionista de libros raros. A menudo, este Vástago está preocupado por entender su propia naturaleza y es posible que se haya convertido en un experto en la historia de los suyos.

• Inconformista Pagano: Otros Vástagos suelen llamar a los Tremere que siguen a Carna “los de la Nueva era”, al no lograr comprender la profundidad de la exploración mágica, la adoración femenina y la libertad que practican estos Brujos. Ya sea realmente un viejo wiccano o satanista, un antiguo miembro del Clan que se ha alineado con la rebelión de Carna o sólo alguien que en vida fue oprimida y deseaba autonomía personal y autoridad sobre quienes la hirieron, algo de esta Bruja de Sangre va contra la naturaleza de las tradiciones del Clan. Hablan de cambio y persiguen sus sueños de Magia prohibida con entusiasmo.

• Forastero Ambicioso: La nueva disposición a Abrazar fuera de las filas tradicionales de eruditos y ocultistas atrae a una serie de individuos con ideas para el Clan y la práctica de la Taumaturgia. El forastero ambicioso puede ser una bruja blanca o un rebelde destinado a los Anarquistas. Es probable que tal Tremere deba luchar por ganarse el respeto del Clan, pero con mucho que probar y el apoyo nominal de la Casa Carna, podría llegar lejos.

• Jefe de Seguridad: Los Tremere son más que eruditos y bibliotecarios. Los dones que poseen les permiten identificar amenazas, manipular mentes y destruir agresores. Incluso tras la disolución de la Pirámide, muchos otros Vástagos aún tratan a los Usurpadores con desconfianza pensando en ellos como en un Clan de asesinos y torturadores. Un Sheriff o jefe de seguridad Tremere probablemente haya heredado sus habilidades especializadas de una vida anterior como brazo ejecutor de alguna clase.

Disciplinas

• Auspex: Los Tremere usan Auspex para percibir las auras de los demás, buscar evidencias de esencias mágicas e importantes objetos abandonados y para comunicarse unos con otros a través de enormes distancias sin miedo a ser oídos. Cuando necesitan alimentarse, Auspex ayuda a un Tremere que busca un recipiente maleable, ya que puede discernir a los entusiastas de los reluctantes. Muchos Tremere usan Auspex para determinar lo que necesita un mortal para resultar más maleable.

• Dominación: Los Tremere harán casi cualquier cosa en nombre del conocimiento y la influencia y Dominación es la Disciplina que les permite salirse con la suya. El robo, la traición y el injusto asesinato del Ghoul de un miembro del Clan resultan más fáciles con la habilidad de controlar la mente y el cuerpo de un mortal. Cuando trate de alimentarse, un Tremere mostrará pocos reparos en contra de usar la Disciplina para forzar a un mortal a desnudar su garganta.

• Hechicería de Sangre: Como maestros taumaturgos, el dominio de los Tremere en Magia de Sangre los convierte en un pilar de la Camarilla valioso, aunque visto con desconfianza. Al usar Hechicería de Sangre pueden transmitir devastadores ataques sobre la mente y el cuerpo de un oponente, defenderse y facilitar su alimentación. Algunos Brujos usan Taumaturgia para extraer la sangre de un mortal de sus venas sin siquiera tocarlo.

Prohibición

Antes el Clan estuvo definido por una rígida jerarquía de Vínculos de Sangre que se extendía desde lo alto a lo bajo de la Pirámide. Pero tras la caída de Viena, su Sangre ha hecho retroceder y ha abortado todas esas conexiones. La Vitae Tremere ya no puede Vincular a otros Vástagos, aunque ellos sí pueden ser Vinculados por Vástagos de otros Clanes. Un Tremere aún puede Vincular a mortales y Ghouls, aunque su Vitae corrupta debe ser bebida un número de veces igual a la Severidad de la Prohibición del vampiro para formar el Vínculo. Algunos teorizan que este cambio es la venganza del Antediluviano devorado por Tremere, otros lo atribuyen a una simple mutación. Sea como sea, el Clan estudia su Vitae e intenta descubrir si el proceso es reversible y, de hecho, determinar si querrían hacerlo.

¿Te gusto la entrada?
Compartir en Google Plus
Sobre las Fuentes
Por favor visita el apartado “referencias” para encontrar las paginas originales de donde fue extraída la información, vampiro.cl es un compendio, nuestro objetivo es recopilar la mayor cantidad de contenido que circula por la web, son muchas personas que día a día traducen y/o comparten conocimientos que verteremos acá, nuestro aporte es clasificar, ordenar y compartir con la comunidad rolera.

0 comentarios:

Publicar un comentario