Ritual Nivel 06 - En el Abismo

Edit
Algunos antiguos Magistri se mueven de sombra en sombra y audazmente afirman que “Caminan en el Abismo” Para el místico que conoce este ritual, esos viajes limitados son como los tambaleantes paseos de un niño. Porque como hizo el Rey de las Sombras cuando sus ojos se oscurecieron por primera vez al alcanzar entendimiento, el místico tiene que sumergirse por completo en el Abismo para estar a la vez en cualquier sitio, en todos los sitios y en ningún sitio.
Sistema: el cainita pasa una hora dibujando un círculo de glifos con tres puntos de su vitae. El círculo debe ser tan ancho como sus brazos extendidos y puede realizarse sobre una pared o el suelo, mientras la superficie sea lisa y continua, como piedra pulida o cristal. El jugador del místico tira Inteligencia + Ocultismo (dificultad 7). Un fallo significa que los glifos se ennegrecen y desaparecen en una nube de humo fétido, desperdiciándose la sangre y el esfuerzo. Un fracaso o un éxito abren el portal, haciendo que la oscuridad aceitosa de la Obtenebración forme unas grandes fauces abiertas de oscuridad líquida. El portal dura un número de turnos igual al número de éxitos conseguidos. Con un fracaso el portal permanece abierto durante sólo un turno y expulsa a tantas Sombras Hambrientas como unos se hayan obtenido (úsese la plantilla presentada anteriormente). Estos monstruos atacan a cualquier persona presente y  no  pueden ser controladas. Cualquier cosa puede atravesar el portal invocado con éxito mientras esté abierto, voluntariamente o no. Si varios personajes intentan viajar juntos, deben permanecer en contacto ininterrumpido mientras atraviesan el portal y a lo largo de todo el trayecto. De lo contrario, alguien puede perderse en el vacío o aparecer en otro destino diferente al de sus compañeros. El Abismo es infinito en su oscuridad. Quienes poseen el poder de Protean Testigo de las Tinieblas o cualquier nivel de Obtenebración pueden percibir la lobreguez ondulante en toda su geometría imposible y ver a los espíritus del Abismo, vórtices y otros viajeros. Quienes carecen de estos poderes están completamente ciegos y deben confiar en sus otros sentidos para percibir cualquier cosa. La única sensación clara es la de un frío que aturde el alma y que causa un nivel de daño letal a todos los seres vivos por cada minuto de exposición. Además de servir como una importante experiencia espiritual para los místicos del Abismo, viajar en el vacío tiene un propósito más útil. El reino de las sombras se extiende hasta todas las sombras y tinieblas, permitiendo al viajero reaparecer a partir de cualquier fragmento de oscuridad lo suficientemente grande. Sólo necesita romper el silencio que lo envuelve en el Abismo pronunciando el nombre de su destino. El  jugador tira Astucia + Obtenebración (dificultad 6 para quienes posean la especialidad de Ocultismo Misticismo del Abismo, dificultad 8 para el resto). Con un éxito las sombras se abren en torno al personaje, vomitándolo en su destino con la sensación de caer desde una gran altura. Un personaje debe haber visto o visitado un destino para poder nombrarlo. Un fallo incrementa la dificultad del siguiente intento de desplazarse en uno hasta un máximo de 10.  Puede realizarse un nuevo intento cada minuto hasta que el personaje lo consiga. Un fracaso significa que la dificultad se incrementa en uno y que además atrae a varias Sombras Hambrientas como si hubiera fracasado en la ejecución del ritual. Un personaje puede llevar a otros viajeros mientras todos mantengan contacto, aunque requiere el gasto de un punto de Fuerza de Voluntad de cada persona que es conducida de esta manera a través del portal. Si un viajero abandona el grupo debe encontrar por sí mismo una salida. No es necesario decir que ningún habitante del Abismo posee sangre, así que cualquier vampiro que quede atrapado en su interior finalmente caerá en letargo y en una eternidad de no existencia olvidada.
Efecto secundario: los vampiros que caminan en el Abismo se arriesgan a traer con ellos un fragmento de su malévola sustancia al mundo material. Después de cada viaje tira la Fuerza de Voluntad del viajero contra la dificultad de la duración en minutos del viaje (máximo 9). Un fallo hace que el vampiro consiga el Defecto Sombra Animada, mientras que con un fracaso obtiene el Defecto Portador del Abismo (las luces tiemblan en su presencia, las sombras se remueven y los fuegos pequeños se apagan. Cada vez que el personaje se acerque a una llama normal debe tirar su puntuación de Obtenebración contra la dificultad normal de absorción de ese fuego y si tiene éxito la apaga. Aparte también sufre los efectos de Toque de Hielo y Presencia Aterradora. El Defecto otorga un beneficio: la dificultad de todas las tiradas de Intimidación se reduce en 3, hasta un mínimo de 4). Es posible conseguir ambos defectos en viajes sucesivos. Los pasajeros que acompañan a un místico del Abismo también pueden conseguir estos defectos, aunque en su caso las maldiciones se desvanecen con la llegada del amanecer. Sólo el místico que abre el portal se arriesga a llevar eternamente la marca de la oscuridad que yace más allá.
¿Te gusto la entrada?
Compartir en Google Plus
Sobre las Fuentes
Por favor visita el apartado “referencias” para encontrar las paginas originales de donde fue extraída la información, vampiro.cl es un compendio, nuestro objetivo es recopilar la mayor cantidad de contenido que circula por la web, son muchas personas que día a día traducen y/o comparten conocimientos que verteremos acá, nuestro aporte es clasificar, ordenar y compartir con la comunidad rolera.

0 comentarios: