Hijas de la Cacofonía

Edit
Las Hijas de la Cacofonía se han ganado su nombre en las noches actuales, tras matar selectivamente a los hombres, muchachos y castrati de sus filas por motivos desconocidos. Las Hijas restantes no tienen intención de hablar del tema, y en vez de eso parecen estar totalmente cautivadas por el proceso de crear e interpretar música. Parece que la política y la guerra no significan nada para estos Vástagos. Sólo la música, de todas las artes, les atrae de algún modo. Las Hijas pertenecientes a la Camarilla se encuentran en la secta por conveniencia, no por convicción. Si una ciudad es de la Camarilla, las Hijas de la zona se atienen a las leyes y Tradiciones de la Camarilla sin emitir más que algún quejido melifluo. Las Hijas de la Cacofonía no sienten un gran afecto por la secta, pero tampoco mucha aversión por ella, y se ha advertido que la línea de sangre tiende a seguir la Mascarada esté en territorio de la Camarilla o no. También se especula que las Hijas prefieren tratar con los clanes de la Camarilla a relacionarse con los Tzimisce y Lasombra del Sabbat, pero no es más que especulación.

Mientras tanto, los Vástagos de la Camarilla generalmente están de acuerdo que es mejor tener a las Hijas dentro que fuera, y lo mejor de todo es tenerlas tan embebidas por sus proyectos que no presten la más mínima atención al resto del mundo.

Relaciones con Otros
 
La Camarilla ofrece una gran cantidad de clanes con los que las Hijas gustan de relacionarse, por decirlo de alguna manera. Los Ventrue proporcionan mecenazgo, los Malkavian inspiración y los Toreador colaboración, compañerismo y competencia. Entre esos tres clanes, hay más que suficiente para mantener a una Hija ocupada en el Elíseo. Los otros clanes de la Camarilla no parecen interesar a las Hijas, como suele pasar con todo lo demás, pero al menos parece que tampoco muestran una hostilidad activa. Una Hija de la Cacofonía no retrocede aterrorizada ante un Nosferatu; simplemente no tiene nada que decirle. Las sirenas (ese es el apodo de la línea de sangre) nunca ocupan cargos en el gobierno de una ciudad. Se sabe que algunas se han dignado a sentarse con las arpías de vez en cuando, pero una Hija en el puesto de primogénito, sheriff o príncipe es una idea que está más allá de lo posible. Aquellas Hijas que están en la Camarilla no tienen intención de modificar la organización ni sus normas.

Interpretación
 
Las Hijas de la Cacofonía están dedicadas en exclusiva, al menos en público, a su arte. Sean cuales fueren los objetivos ocultos de la línea de sangre, el comportamiento en público de las Hijas siempre sigue la misma pauta: devoción hacia la música y el canto, una completa apatía hacia todo lo relacionado con la política, y un desdén absoluto por quien no tenga el mismo talento que ellas. A pesar de su desinterés por todos los asuntos marciales, las Hijas no dudan en defenderse (y algunos cuentan que el umbral de la provocación se ha reducido al mismo tiempo que ha crecido el poder de las canciones de la línea de sangre) con toda la fuerza que disponen. Por otro lado, las Sirenas a menudo se sienten inclinadas a mirar favorablemente a aquellos que alaban su obra inteligentemente. “Cantas muy bien” no va a servir para ganarse el favor de una Hija. Las Hijas también frecuentan los Elíseos locales en busca de un mecenas poderoso y educado. Lo que las Hijas hacen con esos mecenas es un misterio que es preferible guardar en los rincones más oscuros de la imaginación, al menos si haces caso de los rumores.
¿Te gusto la entrada?
Compartir en Google Plus
Sobre las Fuentes
Por favor visita el apartado “referencias” para encontrar las paginas originales de donde fue extraída la información, vampiro.cl es un compendio, nuestro objetivo es recopilar la mayor cantidad de contenido que circula por la web, son muchas personas que día a día traducen y/o comparten conocimientos que verteremos acá, nuestro aporte es clasificar, ordenar y compartir con la comunidad rolera.

0 comentarios:

Publicar un comentario