Actualmente me encuentro en mi periodo de vacaciones, no actualizare la pagina ni podre responder sus dudas hasta finales de Febrero, de todos modos si necesitan ayuda pueden visitar el Grupo de Facebook para resolver sus dudas. Nos vemos y gracias por visitarme :D

Nosferatu

Edit
Los Nosferatu no son monstruos, al menos no en el sentido en el que los demás pudieran pensar que son. Sí, viven en las alcantarillas entre la suciedad, tienen semblantes que hacen chillar a los mortales, y crían extrañas monstruosidades como guardianes de sus dominios subterráneos, pero los Nosferatu trafican con secretos, no con carne. Ocultando sus rostros detrás de ilusiones, ellos (o sus sirvientes) buscan cualquier dato que parezca útil, y venden su botín a los menos observadores (que parecen ser unos cuantos a juzgar por su clientela). La buena voluntad de los Nosferatu para ir a lugares que otros Vástagos desdeñan les sirve bien en muchas ocasiones, y su fama de monstruos asegura que los curiosos no tratan de volverles las tomas. Los Nosferatu suelen vivir en las alcantarillas de una ciudad, pero no se limitan a ello. Después de todo, toda la acción (y la información aparejada) está por encima del suelo. Las alcantarillas son meramente un medio conveniente y oculto de acceder al mundo superior, y un lugar excelente para esconder lo que se ha encontrado.

La mayoría de los Nosferatu convierten las cloacas que rodean sus refugios en trampas mortales, y cuanto más viejo sea el vampiro, más complicadas e intrincadas las trampas. Los Nosferatu son muy celosos de su intimidad, y los intrusos harían bien en prepararse a pagar el precio de su intromisión. El Nosferatu trafica con información. A menudo la moneda de cambio es más información, lo que simplemente enriquece al clan. Los Nosferatu no tienen miedo de usar su conocimiento, para disgusto de otros Vástagos que han sido humillados, chantajeados o incluso asesinados tras dejar que las palabras inconvenientes llegaran a oídos de un Nosferatu.

Fuerza e Influencia

Es raro que una Rata de Cloaca ocupe un puesto en el gobierno de una ciudad. Otros Vástagos se incomodan al tener a una monstruosidad maloliente y repulsiva en un cargo de autoridad, y encuentran la manera de mantener a los Nosferatu alejados del poder. De vez en cuando un príncipe ofrece un cargo al clan, bien para demostrar lo imparcial que es o para tratar de asegurarse la amistad de los Nosferatu, pero la mayoría opta por excluir al clan del poder siempre que les es posible. Casi no hay precedentes de príncipes Nosferatu, aunque lo cierto es que a los Nosferatu no parece importarles demasiado. El tiempo empleado atendiendo las obligaciones de un cargo es tiempo no gastado en la recopilación y aprovechamiento de información. Como agentes de información sin igual, los Nosferatu pueden compensar fácilmente cualquier carencia de poder “temporal”. Las enormes redes de información compartida hacen que sean capaces de conocer asuntos turbios de casi cualquiera, y los Nosferatu se aseguran que todo el mundo lo sepa. Como consecuencia, los otros clanes que quieran lo que tienen los Nosferatu se ven obligados a negociar, y las Ratas de Cloaca son regateadores duros. Los favores debidos y los chismes compartidos les consiguen una considerable cantidad de influencia para el clan, que es moneda válida bajo tierra y sobre ella.

Organización

La organización de los Nosferatu es flexible, pero existe. Los colectivos regionales de Nosferatu, llamadas Proles, se reúnen con cierta regularidad, habitualmente para intercambiar información. Es habitual entre las Proles que se envíen representantes entre sí, bien como delegados a las reuniones o para llevar ciertas noticias especialmente importantes y demasiado valiosas como para confiarlas a cartas o correos electrónicos. Dichos intercambios ayudan a diseminar la información por todo el clan a la velocidad del rayo. Las reuniones de las Proles se llaman Acogidas, que se realizan sin un calendario fijo. En cambio, una Acogida tiene lugar cuando un Nosferatu decide que hace falta. El auto proclamado anfitrión de la Acogida debe preparar el lugar de la reunión y el alojamiento, pero aparte de eso, las reuniones son bastante informales. Los Nosferatu se tratan entre sí con gran respeto; el horror compartido de su aspecto hace mucho por promover la unidad del clan. En los últimos años, los Nosferatu han invertido fuertemente en la SchreckNET, uniendo a las Proles en el ciberespacio y permitiendo intercambios de datos más rápidos. La SchreckNET ya es intercontinental, y sus guardianes esperan tener conectados al 90% de todas las madrigueras Nosferatu en los próximos tres años.

Inquietudes

Los Nosferatu saben demasiado como para no estar preocupados. Saben por qué los Gangrel dejaron la Camarilla, bastante de lo que se traen entre manos los Malkavian, y lo que sucede en las altas esferas de los Ventrue. Los Nosferatu no son muy optimistas acerca del futuro de la Camarilla, y han debatido entre ellos su salida de la secta varias veces. Si hay un problema en la Camarilla, los Nosferatu lo conocen y están discutiéndolo con preocupación. Una inquietud que acosa a los Nosferatu y que desconoce el resto son los Nicktuku. De acuerdo con la tradición del clan, los Nicktuku son los otros chiquillos de los fundadores del clan, tan monstruosamente deformes que los Nosferatu parecen normales en comparación. Enormemente poderosos y completamente resentidas, estas monstruosidades cazan a sus hermanos menos deformados por todo el planeta. Los informes de Nicktuku han aumentado durante los últimos años, y una alarmante cantidad de madrigueras han dejado de emitir información. Los miembros del clan más alarmistas consideran estos datos como una señal de que los Nicktuku están en movimiento, y por eso están preparando sus defensas para lo que creen que será el ataque final.

Prestigio en Clan

La posición entre los Nosferatu se basa en la utilidad y el mérito. Aquellos que realizan tareas excepcionales para el clan o que descubren datos particularmente jugosos (que puedan usarse posteriormente; en los sumideros no hay mucho que hacer con el conocimiento teórico) son aclamados. Además, como los Nosferatu están en comunicación continua, la buena prensa de un vampiro bien considerado se extiende por todas partes. Por supuesto, lo contrario también sucede. Un Nosferatu que falle en un intercambio de información, permita que se viole o invada una madriguera o que pase información falsa al resto del clan encuentra su nombre enfangado por toda la SchreckNET en cuestión de horas.

Prácticas y Costumbres

Hay pocas prácticas comunes a los Nosferatu que hayan terminado siendo de dominio público. Una de las más espectaculares y espantosas (y probablemente por eso los Nosferatu filtraron su existencia) es la costumbre de crear piletas de cría para elaborar ghouls guardianes. Tales piletas son masas de agua a las que los Nosferatu echan regularmente su vitae. Los resultados son hordas de ghouls animales deformes, enormes y completamente leales que sirven como sistema de seguridad y defensa natural. Los Nosferatu también cultivan hongos y plantas subterráneas, creando jardines dignos de los mejores boticarios, o de los envenenadores más letales. Finalmente, toda costumbre Nosferatu entre ellos se reduce a respeto y cortesía. Los Nosferatu parecen respetar genuinamente a sus iguales y a sus antiguos (las Ratas de Cloaca son los únicos vampiros que no se quejan regularmente de las auténticas pretensiones de sus antiguos), y eso hace que sus relaciones sean fluidas, sencillas y rápidas. Lo que importa a los Nosferatu no es el orden por edad, sino el conseguir que las cosas se hagan, y su escasez de costumbres formalizadas refleja este deseo. Hay una afición que parece divertir a los Nosferatu, y es presionar a los otros Vástagos. Todo Nosferatu sabe que los otros clanes prefieren tratar con ellos lo menos posible, y que sólo lo hacen cuando no les queda más remedio. Por consiguiente, los Nosferatu se esfuerzan por dar guerra con los peores aspectos de su existencia cuando los otros clanes acuden a ellos, probándoles para ver hasta dónde son capaces de llegar sus posibles clientes. Cuando los Toreador están dispuestos a descender a las alcantarillas, o los Ventrue a reunirse en una de sus cámaras, los Nosferatu no sólo obtienen un placer monstruoso al ver a sus visitantes tan desconcertados, sino que toda la reunión se convierte en una estimación de lo necesitados de ayuda que están los poderosos.
¿Te gusto la entrada?
Compartir en Google Plus
Sobre las Fuentes
Por favor visita el apartado “referencias” para encontrar las paginas originales de donde fue extraída la información, vampiro.cl es un compendio, nuestro objetivo es recopilar la mayor cantidad de contenido que circula por la web, son muchas personas que día a día traducen y/o comparten conocimientos que verteremos acá, nuestro aporte es clasificar, ordenar y compartir con la comunidad rolera.

0 comentarios:

Publicar un comentario