Basarab

Edit
Nobles valacos residentes en Transilvania, cerca de los Cárpatos orientales, la familia de aparecidos Basarab remontaba su linaje hasta la época de los príncipes dacios y los legionarios romanos. Una de las familias de aparecidos más antiguas, los Basarab fueron Vinculados por Sangre al clan Tzimisce antes de la llegada de Atila el Huno. Algunas mujeres Basarab, reparando en la fuerza y agresividad de los hunos, consiguieron seducir a aquellos conquistadores y criaron a sus hijos en la seguridad de sus ocultas posesiones familiares. La sangre de las tribus szekler también fue introducida en el linaje antes de que los reyes húngaros invitaran a los sajones a colonizar su territorio. Los más nobles o plebeyos destacados fueron elegidos para compartir su sangre con la familia.

Así, el linaje Basarab creció extraordinariamente fuerte y resistente a algunas de las deformidades y flaquezas que afectaban a otras familias de aparecidos.

Los Basarab se distinguieron por sus feroces guerreros y sus astutas estrategias, y se encontraban entre los más leales y aterradores soldados del clan Tzimisce. Muchos eran casi comparables a vampiros débiles. Sin lugar a dudas impresionaron a sus enemigos humanos, que los encontraban muy difíciles de derrotar o matar. Los Basarab también destacaron en la arena política, manipulando a unos enemigos contra otros, al mismo tiempo que prometían sus cabezas a un tercero a cambio de una alianza. Por supuesto, las alianzas y acuerdos sólo eran válidos mientras eran útiles. A pesar de su naturaleza traicionera, los Basarab disponían de un carisma innegable y una aptitud natural para el liderazgo. Eran capaces de fascinar incluso a quienes les odiaban, de la misma forma que las serpientes hipnotizan a sus presas antes de devorarlas.

Después de la conquista de Transilvania por parte de los húngaros, los Basarab se convirtieron en una de las pocas familias valacas que conservaron sus títulos y posición entre la nobleza. Se convirtieron en firmes defensores de la Iglesia ortodoxa, aunque esta decisión fue considerada una estrategia política para ganarse el fervor religioso de los campesinos valacos, que en ocasiones debían combatir junto a sus amos Basarab. Tenían pequeñas propiedades y fortalezas por toda Transilvania, actuando como boyardos o nobles terratenientes, vigilando los pasos fronterizos al este y el sur. Al servir voluntariamente a los Tzimisce a cambio de poder, la familia disfrutaba de cierta autonomía. Dada su sangre noble y su negativa a inclinarse ante los conquistadores, tenían gran prestigio entre el pueblo valaco.

Durante el siglo XIV los miembros de la familia se trasladaron hacia el sur y este de Transilvania, llevándose con ellos a sus campesinos en busca de nuevas tierras, y ocuparon un lugar prestigioso entre los boyardos y voivodas que fundaron los nuevos principados de Valaquia y Moldavia. El primer gobernante de Valaquia era Ioan Basarab, que fundó la dinastía del mismo nombre. Durante el siglo XV la dinastía se dividió en las ramas Danesti y Draculesti, que a menudo se enfrentaron entre ellas. En la rama Draculesti nació Vlad III, Príncipe de Valaquia, que adquiriría una terrible fama y sería Abrazado por los vampiros del clan Tzimisce. Con el tiempo sería conocido como Drácula.

Drácula combatió a los vampiros Tzimisce para gobernar su reino sin su interferencia. Los Demonios, abrumados por su rebeldía y sus actos, que llevaron la muerte a muchos vampiros del clan, terminaron culpando al linaje entero de los Basarab y se cobraron su venganza sobre ellos, de formas lentas e imaginativas. En el siglo XVI no quedaba ningún aparecido Basarab.

Apariencia: Los Basarab tenían una presencia imponente. Se vestían con un esplendor bárbaro, acentuado por pieles y joyas. Muchos tenían un cabello oscuro y rizado y grandes ojos de mirada intensa. Los iris esmeralda y las narices aquilinas estaban extendidos. Los hombres preferían dejarse los bigotes largos y el cabello hasta la altura de los hombros, negándose a cortárselo y desafiando a sus enemigos a conquistar el placer de tomarlo como trofeo de guerra.

Creación del personaje: Habitualmente los Basarab destacaban en Atributos Físicos o Sociales, aunque no por ello eran débiles mentalmente. Sus Habilidades estaban orientadas a gobernar y alcanzar sus objetivos mediante la violencia, la intimidación y la mentira. Muchos heredaban gran Influencia y Recursos o terminaban consiguiéndolos mediante la fuerza de las armas. Pocos se aferraban a la Humanidad, preferían seguir los Caminos medievales del Cielo o del Pecado.

Disciplinas: Dominación, Protean Vicisitud

Debilidad: Un trastorno sanguíneo de la familia hacía a todos los Basarab especialmente alérgicos al ajo. Ninguno de ellos podía soportar durante mucho tiempo su olor o sabor. Esta alergia los hacía muy sospechosos de vampirismo entre la supersticiosa población medieval. Tras el Abrazo, solían conservar esta alergia. Muchos miembros de la familia también manifestaban una aversión a los símbolos religiosos tras el Abrazo, quizás por haber defendido a la Iglesia ortodoxa cuando eran mortales y temer su poder tras recibir la condenación.

Nota: En los tiempos modernos, esta Familia de aparecidos está extinta.
¿Te gusto la entrada?
Compartir en Google Plus
Sobre las Fuentes
Por favor visita el apartado “referencias” para encontrar las paginas originales de donde fue extraída la información, vampiro.cl es un compendio, nuestro objetivo es recopilar la mayor cantidad de contenido que circula por la web, son muchas personas que día a día traducen y/o comparten conocimientos que verteremos acá, nuestro aporte es clasificar, ordenar y compartir con la comunidad rolera.

0 comentarios:

Publicar un comentario