El Ojo de Hazimel

Edit
Hazimel, matusalén de cuarta generación,  chiquillo rebelde del antediluviano Ravnos, cuyo ojo se a convertido en un poderoso artefacto capaz de una gran destrucción. Los rumores dicen que en vida era un albañil y utilizaba su ojo como un método de control sobre varios gobernantes.

En las Novelas de los Clanes

En la novela del Clan Toreador, la primera de todas, Hesha Ruzhade, un Seguidor de Set interesado en el ocultismo y las antigüedades, entra en contacto con los Nosferatu y negocia con ellos para conseguir el Ojo de Hazimel, un antiguo artefacto que fue creado por un legendario Matusalén Ravnos.

La entrega del Ojo se realiza en Atlanta, durante una fiesta celebrada por Victoria Ash, del clan Toreador. El problema surge cuando el Sabbat irrumpe en medio de la fiesta, asesinando a varios de los invitados, entre ellos al agente Setita enviado por Ruzhade para conseguir el Ojo, que en medio de la confusión va a parar a Leopold, un escultor Toreador, que bastante trastornado por el ataque se pone el Ojo, activándolo. Sin estar muy seguro de lo que está haciendo, Leopold abandona Atlanta.

En la novela del Clan Gangrel Leopold, trastornado por los inmensos poderes del Ojo y obsesionado con crear la escultura perfecta se encuentra con una amiga mortal de la Gangrel Ramona, la secuestra y se la lleva a una cueva perdida. Ramona y varios de sus amigos Gangrel intentan liberarla, pero Ramona se ve obligada a huir mientras sus amigos son superados por Leopold. Dentro de la cueva realiza una fantástica escultura en la que moldea la piedra y la carne de sus prisioneros en un mismo paisaje. Ramona regresa acompañada por el Justicar Xaviar del clan Gangrel y varios de sus arcontes, que a pesar de las advertencias de Ramona deciden realizar un ataque masivo. Leopold conjura ríos de lava de la nada y acaba con sus enemigos en un santiamén. Sólo Xaviar y Ramona consiguen escapar, heridos. Leopold regresa a la cueva y duerme junto a su escultura, una vez terminada su obra.

Hesha Ruzhade, que posee una estatuilla que representa al propio Hazimel, y en la que debe insertarse el Ojo, comienza a buscar el artefacto perdido a partir de las informaciones que recibe de los Nosferatu. Consiguiendo la ayuda de una arqueóloga mortal, a la que seduce y engaña, viaja a Calcuta (durante su estancia se produce la Semana de las Pesadillas que destruye a la mayoría de los Ravnos), en busca de más información sobre Hazimel y el Ojo.

A su regreso, se trae consigo a América a Khalil Ravana, un Ravnos que en secreto es agente del Matusalén Hazimel (ambos sobreviven a la Semana de las Pesadillas).

Finalmente, y mediante la estatuilla y varios rituales, descubre el paradero de la cueva y el Ojo, arrancándoselo a Leopold.


Leopold despierta poco después y comienza a seguir a Hesha Ruzhade, enfrentándose a él y casi destruyéndolo. Se vuelve a colocar el Ojo y se marcha. Hesha es rescatado por un vampiro Nosferatu, que informa a Calebros de Nueva York.

Mientras tanto, el Malkavian Anatole, movido por sus visiones, llega a la cueva y contempla la obra de Leopold. Movido por su propia visión, se arranca un brazo y comienza a escribir una profecía en las paredes de la cueva, y termina empalándose en una arista pétrea y suicidándose.

Khalil Ravana revela cómo curar a Hesha de las heridas producidas por el Ojo (raíz de azafrán ardiendo) gracias a una información que le transmite mentalmente Hazimel, utilizando su conocimiento para negociar con Hesha y Ramona. Posteriormente, y tras dar pruebas de su carácter traicionero, huye a Chicago.

Mientras tanto los Nosferatu descubren el verdadero origen de Leopold, gracias a su interrelación con los Giovanni. Leopold no es un Toreador, sino un antitribu Tremere. El sire de Leopold, Nickolai, fue el responsable del asesinato del Justicar Petrodon, y alteró la mente de su chiquillo con una nueva identidad para que olvidara lo ocurrido, al mismo tiempo que ambos se ocultaban (no se dice cómo sobrevivieron a la purga de los antitribu Tremere). Los Nosferatu emprenden la búsqueda de Nickolai.

Leopold, confuso y desorientado llega a Nueva York, que es un campo de batalla entre el Sabbat y la Camarilla. Utilizando el Ojo destruye a todos los vampiros que se interponen en su camino. Jan Pieterzoon y los vampiros de la Camarilla reciben una visita de Hesha Ruzhade y los Nosferatu, que afirman saber cómo detener a Leopold.

Paralelamente, Nickolai, el antitribu Tremere, que se encuentra oculto en las alcantarillas de Nueva York, es encontrado por el Justicar Nosferatu Cock Robin, quien lo destruye con un enjambre de ratas en venganza por el asesinato de su sire Petrodon.

Theo Bell y Victoria Ash se enfrentan a Leopold. Victoria cree erróneamente (a raíz de una conversación con Anatole) que Leopold es su chiquillo. Realmente lo que ocurre es que Leopold está enamorado de ella. Theo Bell trata de destruir a Leopold a balazo limpio pero resulta muy malherido ante los poderes del Ojo. Sólo la intervención de Victoria le salva, pues la Toreador consigue tranquilizar a Leopold y conseguir que se deje arrancar el Ojo.

A pesar de su intención de destruirlo, Theo Bell se lo entrega a Hesha, como parte del pacto que el anticuario Setita había hecho con los vampiros de la Camarilla. Hesha introduce el Ojo en un recipiente con barro del Ganges y el artefacto se desactiva. La Camarilla se hace con el poder en Nueva York. A Victoria Ash se le ofrece la posición de Príncipe, que decide rechazar, y el Justicar Cock Robin le da el puesto a Calebros, del clan Nosferatu, hasta que se asiente la política de la ciudad.

Los Poderes del Ojo de Hazimel

El uso más notable del Ojo aparece en la novela del Clan Gangrel, donde su poseedor Leopold lo utiliza para destruir a una manada de poderosos vampiros Gangrel dirigidos por Xaviar. Mediante el Ojo Leopold puede invocar columnas de lava de la nada, resistir daño de forma increíble de manera que cuando los Gangrel intentan acabar con la "nenaza Toreador", salen escaldados. Sólo Xaviar y Ramona, gravemente heridos, sobreviven. Ahora bien, después de la conflagración mística, cuando un grupo de vampiros visita la zona, parece que no ha ocurrido nada.

De lo que podemos deducir que el Ojo de Hazimel permite el uso de elevados poderes de Quimerismo, que permiten manipular las ilusiones y hacerlas reales para los enemigos del poseedor. En algunos momentos Leopold muestra la capacidad de moldear la piedra y la carne como si tuviera Vicisitud. Es posible que el Ojo actúe como vínculo permitiendo al controlador manifestar sus poderes a través del artefacto.

En cuanto a las heridas causadas por los poderes del ojo, en principio no curan, salvo mediante el uso de una raíz de azafrán ardiendo. El problema es descubrir cuál es la cura. Hazimel se la revela a Ramona a través de su peón Khalil Ravana (que se encuentra sometido a la dominación del Matusalén).

Por lo que respecta a Hazimel, se sabe que es un Matusalén Ravnos, posiblemente de la Cuarta Generación, y que según la leyenda fue un albañil en vida. No se sabe cómo desarrolló el Ojo ni la monstruosa estatuilla que lo acompaña (y que parece una representación distorsionada de Hazimel como una deidad hindú), que permite localizar el ojo y en cierta manera influir en sus poderes.

En cualquier caso, no parece haber ningún patrón lógico a la hora de definir los poderes del ojo, excepto quizás que permite utilizar elevados poderes de Quimerismo. Su poseedor queda bajo el control de Hazimel (o quizás ahora Tzimisce). La única manera de retirar el ojo es mediante un ritual que Hesha Ruzhade conocía, asociado a la estatuilla de Hazimel. Sin embargo, retirar el Ojo no basta, pues Leopold sigue manifestando sus poderes sin él y persigue a Hesha hasta recuperarlo.

Es posible que sea necesario un prolongado alejamiento u otro ritual para romper por completo la influencia del Ojo sobre quien lo utiliza. Mientras utiliza el Ojo Leopold actúa de forma completamente irreal, siendo inconsciente del control que se está realizando sobre su mente. Al final de las novelas de clan y tras la muerte de Leopold, Hesha Ruzhade se queda con el Ojo.


Mediante algún medio no del todo aclarado, el Ojo de Hazimel termina pasando al control del Antediluviano Tzimisce, quien hace que caiga en manos de su chiquillo Lambach Ruthven quien se encuentra en Los Ángeles actualmente creando una Legión de seguidores (juego de cartas).

Sasha Vykos se entrevista con Hazimel (quien sobrevive a la Semana de las Pesadillas), quien le dice que él ha sobrevivido a la Gehenna de los Ravnos y que el Antediluviano Tzimisce continúa con vida, y que pronto le tocará a él. 
¿Te gusto la entrada?
Compartir en Google Plus
Sobre las Fuentes
Por favor visita el apartado “referencias” para encontrar las paginas originales de donde fue extraída la información, vampiro.cl es un compendio, nuestro objetivo es recopilar la mayor cantidad de contenido que circula por la web, son muchas personas que día a día traducen y/o comparten conocimientos que verteremos acá, nuestro aporte es clasificar, ordenar y compartir con la comunidad rolera.

0 comentarios: