Tratos Sucios: Propaganda Política Contra la Camarilla

Edit
El Sabbat no cree lo que la Camarilla piensa que cree. Las dos sectas se odian a muerte, pero son igualmente ignorantes de sus mutuos secretos. El Sabbat tiene una opinión muy bien formada sobre la Camarilla y su funcionamiento, pero en realidad ninguno de los dos bandos llega a comprender realmente los objetivos del otro. El Sabbat sabe que existe una fuerza antagónica, pero la información al respecto siempre es confusa.

A veces, simplemente se equivocan. Si saben tan poco sobre sus archienemigos, tienen la esperanza de que éstos sepan también muy poco sobre ellos, una situación que todos intentan perpetuar. ¿Cómo se enfrentan entonces las dos principales sectas de Vampiro: La Mascarada cuando no guerrean abiertamente? Emplean la propaganda y la desinformación para mostrar sus mutuos defectos.

Es una suposición lógica que los antiguos de ambas sectas se encuentran detrás de esta maquinaria. Por el lado del Sabbat, la mayor parte de la propaganda se extiende entre los sacerdotes y sus líderes más jóvenes, pues son los primeros en saltar al combate cuando surgen problemas. A los exploradores también se les adoctrina para que se conviertan en los más fanáticos, pues es necesario mantenerlos puros ante cualquier idea de convertirse a la Camarilla. De este modo, se emplea la propaganda entre las propias filas para mantener el status quo, igual que hace el rival.

En tiempo de guerra se blande esta arma contra el rival, dejando pistas a los mortales sobre la existencia de los vampiros. Sin embargo, aunque lo hace para exponer a la Camarilla, esta táctica es un arma de doble filo. La ruptura específica de la Mascarada está pensada para llevar a los mortales hasta los refugios de sus enemigos, alejándolos del Sabbat. Si se presenta la ocasión de revelar la posición de la Camarilla sin exponerse, los Sabbat astutos alertan a los cazadores y a otros rivales que puedan ser de utilidad para destruir al oponente.

La historia más común que cuentan es que la otra facción extermina a cualquiera que no se avenga a sus puntos de vista. El Sabbat está seguro de que la Camarilla expone del siguiente modo la idea a sus jóvenes y anarquistas: “Todos los Sabbat son iguales. Quieren sacarte la sangre para bajar su generación mediante la diablerie. Están locos. Son unos desequilibrados. Son fanáticos milenaristas. ¡Son caníbales! ¡Se prenden fuego mutuamente mientras devoran serpientes! ¡Serán vuestra destrucción! ¡Seguidnos!” Su respuesta es: “Esos hijos de puta de la Camarilla protegen a los Antediluvianos, y nosotros estamos en guerra con ellos. Todos esos maricones son unos blandengues, unos ingenuos y unos estúpidos, una amenaza para la existencia de todos los vampiros. Mediante su equivocada adhesión a la trágica y tierna idea de que deben conservar su humanidad, representan un peligro para todos nosotros. Hay que detenerlos a toda costra, pues en caso contrario seréis los primeros en caer. Matan a sus jóvenes con la servidumbre y luego los sacrifican a sus amos. Os pondrán en la línea de frente de sus batallas y no lucharán a vuestro lado. Se preocupan más por esos mortales apestosos que por vosotros”.

La máquina propagandística proporciona al Narrador la oportunidad de que .los jugadores participen en ella. Déjales extender sus propios rumores y que éstos se vuelvan contra ellos. Además, la propaganda es un modo de incorporar la visión del Narrador sobre las acciones, pensamiento y planes de la oposición, y puede impulsar una crónica en la dirección deseada.

Los rumores son armas poderosas que pueden hacernos reaccionar de modos que normalmente no emplearíamos. Por tanto, tiene sentido que se usen como una forma de diseminar información (verdadera o falsa). Extiéndelos mediante los ritae (especialmente los Sermones de Caín) que exigen un discurso ritual. Emplea las palabras de los prisioneros que están a punto de sufrir la Muerte Definitiva a manos de la secta. Nunca pierdas la ocasión de emplear a los enemigos de la manada como fuente de habladurías.

Habla un Autentico Sabbat

Hijos de Caín, oídme. ¿Veis a ese ganado colgando de los tobillos, preparado para vuestra cena? ¿Veis a sus hijas y a sus esposas, a las que habéis violado y asesinado en servicio de vuestra monstruosidad? Vuestro enemigo intentaría colgaros en su lugar.
¿Te gusto la entrada?
Compartir en Google Plus
Sobre las Fuentes
Por favor visita el apartado “referencias” para encontrar las paginas originales de donde fue extraída la información, vampiro.cl es un compendio, nuestro objetivo es recopilar la mayor cantidad de contenido que circula por la web, son muchas personas que día a día traducen y/o comparten conocimientos que verteremos acá, nuestro aporte es clasificar, ordenar y compartir con la comunidad rolera.

0 comentarios: