Introducción de Vampiros en la Intriga Política

Edit
Las facciones dentro de la cultura política del Sabbat no suelen ponerse de acuerdo en el mejor curso de acción para la secta, Están el Status Quo, los Moderados, los Ultraconservadores, el Movimiento Lealista, la Mano Negra y la Inquisición (y, en menor medida, los Panders). Cada facción tiene su visión única sobre la secta y sus propias ideas sobre el avance de la organización. Como dos Malkavian antitribu contando los cadáveres, nunca se pondrán de acuerdo. El Status Quo suele albergar a Lasombra, Tzimisce y miembros de la Mano Negra. Estos vampiros están en lo más alto de la cúpula política, de modo que tienen un gran interés en mantener las cosas como están. No quieren ver un aumento en el autoritarismo de la secta, y desde luego no quieren aceptar la ideología de los Moderados o los Lealistas, dándoles más poder. Este grupo suele tener a los Lasombra como miembros más destacados. Sitúa al Status Quo en tu historia en posiciones de liderazgo y autoridad. No es necesario definir a sus miembros según sus clanes (recuerda que la actual regente es una Toreador antitribu).

Úsalos como portavoces de los principios de la secta y narra crónicas sobre disputas entre facciones y luchas marcadas con algunos cadáveres ocultos. Muestra lo que sucede cuando un solo vampiro se enfrenta a este grupo. Que los jugadores comprueben que el Status Quo, al defender la libertad por encima de todo, da órdenes a sus subordinados, aunque siempre las exprese como “peticiones». Deja claro cómo cada miembro de la facción manipula con sutileza para castigar la falta de propiedad o la desobediencia, pero nunca tomando represalias directas. De este modo, los líderes parecen limpios a pesar de estar sucios.

En el Sabbat también hay Moderados, una categoría política en la que caen casi todos sus miembros. Esta facción atrae a Gangrel, Malkavian, Toreador y Nosferatu antitribu, así como a las Serpientes de la Luz, aunque no los incluya necesariamente a todos. Es un grupo creciente que ve cómo la facción se estructura cada vez más, y que desea que este proceso se detenga. Los Moderados creen que solo habría que organizar cruzadas cuando fuera estrictamente necesario, ya que durante las mismas es obligatorio cumplir órdenes. Lo Moderados obedecen a sus superiores, pero les ponen en cuestión si no están de acuerdo con ellos. Al Status Quo no le gusta esta actitud (y los Moderados lo saben), de modo que para evitar problemas suelen obedecer.

Sitúa a los Moderados aproximadamente en el centro. Dales posiciones políticas en conflicto. Empújalos a la izquierda, a la derecha y después otra vez a la izquierda. Empléalos como portavoces de la razón política, como espectadores apáticos y, cuando .menos lo esperen los jugadores, haz que tomen una decisión repentina y que la defiendan hasta la muerte. Los Ultraconservadores incluyen a antiguos de todos los clanes y defienden la centralización del poder vampírico y el gobierno autoritario. “La Gehena se acerca, Hijos e Hijas”,dicen, “y si queremos vencer debemos estar organizados. La época de la libertad total ha terminado, salvo que vuestra prioridad sea caer ante los colmillos de los Matusalenes”. Piensan que si quieren tener una oportunidad de ganar la guerra contra los Antediluvianos deben despabilarse y adoptar una estructura. Debido a la evidente precisión de su pensamiento militar, esta facción parece estar obteniendo el apoyo de la Mano Negra. Quiere poner a los Panders al mismo nivel que el resto de los clanes y antitribu del Sabbat. Después de todo, son conscientes de que la secta necesitará toda la ayuda posible para vencer a la Gehena, que se acerca cada vez más. La facción defiende a los líderes fuertes, trata de eliminar a los débiles y acepta a aquéllos que cuestionan los dictados de los superiores. Sin embargo, si las órdenes son correctas, o si se excede en la protesta, nunca defenderán la des- obediencia. Su lema podría ser “Estabilidad por encima de todo; por eso obedecemos cuando no estamos de acuerdo”.

Los Ultraconservadores son la herramienta perfecta para aplastar un caos excesivo dentro de la secta. Ponlos en oposición directa de los personajes que hagan tal abuso de su libertad vampírica que el Sabbat les parezca una molestia.

El Movimiento Lealista quiere permanecer fiel a los dictados que dieron origen a la organización: una liberta completa e innegable. Se les llama así porque siguen su ideología por encima de cualquier otra cosa. Sus miembros más numerosos son Ravnos y Brujah antitribu, y creen que deben desobedecer cualquier orden que se contradiga con los verdaderos principios de la secta. Después de todo, el Sabbat surgió del resentimiento hacia el gobierno de los antiguos, y los Lealistas creen que la verdadera fuerza de la organización surge de su falta de forma. Se les suele estereotipar por su desobediencia y apoyan cualquier acción para recuperar territorio perdido ante la Camarilla. No pueden imaginar que ninguna de sus acciones pueda ser considerada “dañina” para la secta. Aunque no son desobedientes simplemente por serlo, critican abiertamente a sus líderes y, mediante esta protesta, hacen que otros se pregunten por su propia obediencia ante ciertas acciones.

Golpea a tus jugadores con rivales Lealistas que les acusen de no seguir los verdaderos principios del Sabbat. Empléalos como portavoces de la monstruosidad. Interprétalos como abogados del diablo para cualquier otro punto de vista. Técnicamente, los Panders forman la última facción dentro del Sabbat, aunque su posición es apenas formal. Para decirlo simplemente, son prostitutas políticas. Apoyan a cualquier facción que les favorezca, o a cualquiera que les ayude a aumentar su “legitimidad”. No tienen otro ideario político que la obtención de poder y reconocimiento. Cumplen cualquier orden que no consideren degradante o excesivamente peligrosa y aceptan prácticamente cualquier misión que aumente el prestigio de la facción (o el propio).

Son desvalidos, y éstos siempre son la base de una gran historia. Haz que el grupo trabaje con ellos hasta que les conozcan, y luego deja que los Panders les manipulen para alcanzar sus propias metas. Serán desvalidos, pero tienen colmillos.., y muerden.

La Mano Negra debe considerarse una facción política dentro del Sabbat, así como el brazo militar que lo protege. Separada de su adhesión al Status Quo, tiene sus propios y misteriosos objetivos. Sus motivaciones específicas se desconocen, de modo que basta decir que no tiene problemas en enfrentar al resto de las facciones para lograr su propio beneficio. Por último tenemos a la Inquisición, la subsecta del Sabbat que lo limpia de herejes y que también tiene objetivos propios: mantener a la organización libre de la corrupción de los moradores del Infierno. La jerarquía de la organización cree que esta labor es necesaria para evitar quedar esclavizados a los Demonios, del mismo modo que la débil Camarilla está sometida a los Antediluvianos.


La Inquisición se mueve entré las demás facciones y alrededor de ellas, manteniéndolas rectas si se exceden en su ideología o sus prácticas, iniciando sendas peligrosas. La servidumbre al Diablo sigue siendo servidumbre. Acusa a los personaje  de infernalismo (¡pero con  motivos!). Disemina pruebas que los impliquen  Déjales ver a través de los ojos de otros el nudo de la sospecha cerrándose alrededor de su cuello. Que vean lo que sucede con los culpables de la herejía infernal. Haz que acusen a sus amigos, que señalen a sus enemigos y que hagan cualquier cosa por evitar la justicia de la Inquisición. Cubre a esta facción con un manto de desconfianza, secreto y amenaza velada, mostrando al final los resultados con gloriosos detalles a todo color.

Las facciones políticas del Sabbat funcionan extremadamente bien como vehículos para las tramas de una crónica. Forman un fondo y una textura para toda la historia, y pueden proporcionar la base de rivalidades entre manadas o dentro de ellas, creando conflictos dramáticos. Añaden una nueva dimensión a la historia del ascenso en las filas del Sabbat, ya que cada vampiro tiene unas ideas políticas propias que le crean enemigos automáticos que tratarán de detener su avance. Mezcla varias de estas facciones al mismo tiempo, acusando a la manada de deferentes herejías contra cada una de las escuelas de pensamiento.
¿Te gusto la entrada?
Compartir en Google Plus
Sobre las Fuentes
Por favor visita el apartado “referencias” para encontrar las paginas originales de donde fue extraída la información, vampiro.cl es un compendio, nuestro objetivo es recopilar la mayor cantidad de contenido que circula por la web, son muchas personas que día a día traducen y/o comparten conocimientos que verteremos acá, nuestro aporte es clasificar, ordenar y compartir con la comunidad rolera.

0 comentarios: