Actualmente me encuentro en mi periodo de vacaciones, no actualizare la pagina ni podre responder sus dudas hasta finales de Febrero, de todos modos si necesitan ayuda pueden visitar el Grupo de Facebook para resolver sus dudas. Nos vemos y gracias por visitarme :D

Prestación

Edit
“Eh, un momento”, te quejarás. “La Prestación es una maldición social sobre los Vástagos, no una Tradición”. Así es. Y ciertamente, a los Anarquistas nos ofende la red impenetrable de obligaciones secretas que liga a los Antiguos de todas las Sectas entre ellos, que convierte hasta el asunto más simple en un embrollo opaco y envenena todo intento de establecer el gobierno de la ley. A algunos nos ofende como principio, mientras que a otros les ofende no tomar parte en el juego. En cualquier caso, coincidimos en que queremos ordenar nuestra existencia de modo distinto.

Pero, querida, hablo ahora de lo que es, y no de lo que debería ser; no de los elevados valores que espero que compartas conmigo, sino del conocimiento necesario para sobrevivir en un mundo corrupto. No estoy diciendo que debas participar de este juego, especialmente de la forma tradicional. Espero que no lo hagas. Digo que todos estamos sobre el tablero: o nos movemos o nos mueven. Es así de simple. Si quieres establecerte entre los Vástagos (en vez de huir para convertirte en una Autarca, tal y como yo estoy considerando actualmente), entonces esto será siempre cierto y la Prestación siempre será la séptima Tradición no oficial.

Otra verdad eterna es que no existe la comida gratis. Dejando los ideales utópicos a un lado, casi nadie quiere trabajar a cambio de nada. Los Vástagos requieren muy poco materialmente, pero lo que necesitamos, sangre y refugio seguro contra el Sol, lo necesitamos con fuerza. ¡Y lo que queremos, lo queremos apasionadamente! Aunque seamos más capaces de vivir alejados de nuestros iguales que los mortales de los suyos, con el tiempo tendemos a buscarlos por uno u otro favor, o si no por algo de compañía en nuestra monstruosidad. 

Por esto siempre existirá la Prestación entre nosotros, al igual que siempre existirá el comercio entre los vivos. Ahora hablaré de dominios que se enfrentan noblemente a esta propensión, en los que todo es comunitario, y de cómo esta ambición tiene éxito o fracasa. Pero en todos los otros casos se aplica la ley de Talión, como en cualquier otra parte. Simplemente no lo llamamos así. Un favor es una ayuda, y no un “favor”. Irónicamente, somos incluso peores que los Vástagos de la Camarilla ocultando a otros nuestras obligaciones personales, porque ese estigma implica a jugar los “juegos” de los Antiguos. Por lo general, preferimos un intercambio que pueda completarse inmediatamente, porque parece un trato más honorable que una vaga deuda que será reclamada (quizás siglos) más tarde. Sin embargo, esto puede ser un gran inconveniente. Significa que, con frecuencia, tendrás que esperar a pedir ayuda hasta encontrar algo a ofrecer que alguien quiera justo en ese momento.

Los Anarquistas son también más proclives que los vampiros de otras Sectas a aceptar dinero como recompensa, no sólo porque raramente son ricos, sino porque evita las turbias y confusas consecuencias de mantener un registro de deudas. En cualquier caso, coleccionar deudas es difícil entre nosotros porque tendemos a movernos más que el Sabbat o la Camarilla y a ser bastante más proclives a la Muerte Definitiva que estos últimos. Algunos entre los nuestros han tratado de implantar sistemas de registro modernos para contrarrestar este problema: etiquetas alfanuméricas vinculadas a Vástagos concretos en bases de datos en la nube que revelan a quienes conocen el código con quién puede estar endeudado, quién da fe de él, si su cabeza tiene un precio, etc. Personalmente, sospecho que todos esos intentos acabarán sufriendo los mismos problemas que acechan a las webs de mortales para puntuar clubs nocturnos o lo que sea: fallos de seguridad, falsas reseñas, campañas de rencor, ¿“sock puppets” las llaman?... Y tengo aún menos esperanza en la aparición de una moneda virtual Anarquista seria, como suelen proponer.

En resumen, tenemos prestación, pero de un modo peculiar. Esto tiene la feliz consecuencia de que incluso para el Barón más dispuesto o el cultista más despótico es más difícil amasar poder como lo hacen los mohosos Antiguos. Sí, es una ventaja tener reputación de que te deben muchos favores siempre y cuando los detalles sean vagos, pero deja que esos detalles sórdidos se filtren y el respeto que impones será contrarrestado cada vez más por el desprecio del pueblo. Serás considerado “igual que ellos” y tramarán contra ti en vez de contigo. Algunos, naturalmente, están dispuestos a aceptar el poder a este precio.

Influencia, o como quieras llamarla

Pero es mucho mejor y más limpio cultivar poder como Anarquista por otros medios. A un Vástago que sea buen orador le suelen ir bien las cosas entre nosotros si puede mostrar su talento públicamente. Críticos, polemistas, agitadores, experimentadores sociales, todos tienen influencia más allá de su esfera inmediata. Otros obtienen influencia ofreciendo un servicio vital. Siempre y cuando sea una oferta para todos los Vástagos que la necesiten a un precio justo, no recibe el desprecio que atraería un usurero al uso. Después de todo, esto es el Nuevo Mundo y adoramos a nuestros emprendedores. Pensando principalmente en el “Pony Express” dirigido por Caitiff y en los demás consejos y pandillas Anarquistas que actúan como guías, protectores y mensajeros, ya sea entre los dominios de la Costa Este y Oeste de los Estados Unidos o en los peligrosos territorios de Sectas enemigas que deben cruzarse en cualquier viaje por Sudamérica. Al cultivar una reputación de atención al deber y de trato igualitario para todos los clientes (la Camarilla, el Sabbat y los Independientes emplean sus servicios por igual) y, más especialmente, de haber obtenido unas pocas terribles victorias contra los Lupinos, se han ganado una gran fama y respeto… y no poco dinero. Un Vástago que se desplaza a cualquier territorio Anarquista en América llevando una de sus insignias tiene casi asegurada una bienvenida amable. En las noches actuales, tan sólo los realmente paranoicos o miserablemente pobres buscan la ayuda de Coyotes solitarios, esos operadores independientes que tradicionalmente ofrecían este servicio en el viejo Salvaje Oeste. Te advertiré, no obstante, que mencionar ante un viejo Coyote el hecho de que están siendo desplazados por las compañías express es buscar pelea.

Finalmente, por supuesto, lo único que nos gusta más que un emprendedor es un héroe, es decir, un veterano. Preferimos a los que encontraron su fin hace mucho, pues es menos probable que pierdan lustre, pero quienes se han enfrentado a la Muerte Definitiva por la causa pueden ganar amplio reconocimiento a tiempo para disfrutarlo, suponiendo que puedan publicitarlo adecuadamente. Agents provocateurs, agitadores culturales y terroristas, todos ellos especializados en gestos dramáticos, están en una línea de trabajo que inherentemente genera notoriedad. Otros de nuestros Veteranos dependen del chismorreo favorable para extender sus hazañas. Afortunadamente, no sólo disponemos de numerosos comentaristas que siempre andan buscando algo con lo que hacer ruido, sino que tenemos herramientas más convencionales de rumorología, como los tejedores de historias Gangrel y los espías Nosferatu, algunos de los cuales ahora emplean Internet para ampliar el alcance de sus mensajes.

Nuestros Nosferatu le han tomado un gusto especial a las nuevas redes sociales, supongo que porque en línea no importa mucho tu aspecto o en qué tipo de alcantarilla pringosa resides. He oído que eso pone muy nerviosos a los Antiguos de las ciudades no Anarquistas. Evidentemente, están acostumbrados a que la falta de posibilidades de elección sea el pegamento de la famosa cohesión interna del Clan. Cuando sus Neonatos conocen por Internet a gente que les gusta mucho más o cuando les dicen que deben reducir su “presencia en la red” para evitar atraer la atención a la madriguera, se vuelven incontrolables. Personalmente, aguardo la afluencia de nuevos conversos tecnológicamente hábiles que esto podría traernos. ¿Me atreveré a esperar que alguna noche descubramos que el mismo proceso lo han experimentado los jóvenes Tremere, que saben que su correspondencia en papel está siendo leída, pero que su email es más fácil de ocultar… y que, al fin, infiltrarse en ese nido de víboras sea realmente posible?
¿Te gusto la entrada?
Compartir en Google Plus
Sobre las Fuentes
Por favor visita el apartado “referencias” para encontrar las paginas originales de donde fue extraída la información, vampiro.cl es un compendio, nuestro objetivo es recopilar la mayor cantidad de contenido que circula por la web, son muchas personas que día a día traducen y/o comparten conocimientos que verteremos acá, nuestro aporte es clasificar, ordenar y compartir con la comunidad rolera.

0 comentarios:

Publicar un comentario