08 - Asuntos Nocturnos

Edit
Las atrocidades de los qármatas en La Meca abrieron los ojos a los Ashirra. Cuando la secta se llevó de la Ka'ba la Piedra Negra, el Lamento que llevaba atronando Arabia desde antes de la aparición del Profeta se quedó en silencio. Fue como un mensaje de Alá, avisando de que estaban silenciando la santidad del Islam y había que hacer algo. Pero Suleiman y Khalid no podían apenas contener su rivalidad mutua. Era imposible cooperar de verdad sin que apareciese algún intermediario. Un Mutasharid de Al-Andalus de nombre Tarique asumió esta función. Era un poderoso mago sanguíneo que había estudiado con maestros arcanos entre los vivos y entre los muertos, y llegó a Bagdad para someterse a la voluntad de Alá. Como cualquier buen musulmán, según decía él, deseaba peregrinar a La Meca y pidió a los Ashirra dignos que se uniesen a él.

Suleiman, Khalid, Tarique y algunos más viajaron al sur, a La Meca, y aunque el Lamento ya no se dejaba escuchar, fue un acontecimiento realmente memorable. Recorrieron la senda de los peregrinos y contemplaron la Ka'ba, en ruinas. Sintieron el aliento de Dios sobre ellos, y juntos se comprometieron a enderezar las cosas. Tarique, entonando el nombre de al-Hajji (el peregrino), preparó poderosas salvaguardas para disminuir el Lamento después de que se devolviese la Piedra Negra a su lugar. Por medio de una combinación de calmadas negociaciones e intimidación nocturna, Khalid y Suleiman persuadieron a los qármatas de que devolviesen la piedra en 950, y el Lamento comenzó a rugir de nuevo.

Las protecciones de Tarique al-Hajji funcionaron como esperaba. El Lamento aún podía sentirse por toda Arabia, pero ahora era más un recordatorio del poder de Alá que una fuerza que empujase a los Cainitas a salir de la zona. Entrar en La Meca o en Medina seguía siendo una gran desafío, pero aquellos con un alma tenaz y una fe sin mácula podían hacerlo. Tarique y sus chiquillos (que se hacían llamar ahora los Hajj) se convinieron en guardianes de estas ciudades para evitar que ninguna de las facciones Ashirra se pudiesen hacer con su control. Tanto Suleiman como Khalid emprendieron de nuevo la hajj y se enfrentaron a la ira del lamento, demostrando su valía.
¿Te gusto la entrada?
Compartir en Google Plus
Sobre las Fuentes
Por favor visita el apartado “referencias” para encontrar las paginas originales de donde fue extraída la información, vampiro.cl es un compendio, nuestro objetivo es recopilar la mayor cantidad de contenido que circula por la web, son muchas personas que día a día traducen y/o comparten conocimientos que verteremos acá, nuestro aporte es clasificar, ordenar y compartir con la comunidad rolera.

0 comentarios: