Ishtarri

Edit
Leyendas

Una Ishtarri conocida como Igoli sirvió antaño a los reyes Guruhi de África viajando entre sus dominios y actuando como mensajera, intérprete, negociadora y diplomática entre los más grandes gobernantes de los dominios. El auge de su notoriedad tuvo lugar a finales del siglo XVII y a principios del siglo XVIII, cuando el consejo más alto de los reyes Guruhi contaba con 20 miembros.

Igoli recordaba cuáles eran las opiniones de cada rey, que política fomentaban, una comprensión del clima político de cada dominio y los líderes magaji de cada dominio, pero también sabía cómo tratar con cada uno para poder llevar a cabo sus labores diplomáticas y negociadoras con éxito.

Pero cuando los reyes Guruhi finalmente descubrieron el alcance de las habilidades y secretos de Igoli, la desconfianza creció entre ellos, como ocurre a menudo entre los Laibon cuando uno de ellos tiene el potencial de convertirse en una amenaza. Los señores más poderosos del Reino de Ébano se reunieron e invitaron a Igoli para que asistiera.

En su sabiduría Igoli se dio cuenta de que era una trampa, pero no podía renunciar a sus responsabilidades con el Reino de Ébano. Se mostró recelosa pero obedientemente acudió al palacio donde se celebraba la reunión.

En este momento la historia varía, dependiendo del narrador. En algunos casos, cada uno de los reyes Guruhi reunidos intenta matarla, pero la educada conducta de Igoli y su lengua de plata le permite hablar con cada uno de ellos para evitar la Muerte Final. (De hecho, muchos cuentacuentos prefieren esta versión de la historia, y han creado historias individuales sobre lo qué ocurrió en cada uno de los enfrentamientos). Otra versión de la historia sugiere que Igoli acudió preparada con 20 poderosos guerreros entre los Laibon por cada uno de los Reyes –bien para entregárselos como una muestra de lealtad o para cortarles la cabeza si demostraban ser traicioneros. También existen otras variantes, pero invariablemente terminan con Igoli haciendo fracasar el plan de los Guruhi para matarla. Naturalmente, en las noches actuales ninguno de los gobernantes del Reino de Ébano tiene recuerdo de la existencia de un Laibon semejante, mucho menos la épica leyenda de sus logros.

Trasfondo

Si es cierto o no que estos Laibon descienden de la diosa babilonia Ishtar, es casi imposible de demostrar, aunque ellos reclaman su nombre. Como ella, han engañado a la muerte y escapado de sus garras en más de una ocasión dejando que otros tomaran su lugar. Según la leyenda fueron los últimos en llegar al Reino de Ébano y pidieron a los Guruhi un lugar en su dominio, y para sorpresa de los Laibon indígenas los Guruhi aceptaron. Hasta esta noche nadie sabe por qué los Reyes dieron el sí, pero el peso de la tradición ha asegurado el lugar de los Ishtarri. Como la diosa que los creó era patrona del amor, la fertilidad y la guerra, sus descendientes Laibon siguen sus pasos. Sin embargo, tras el paso de milenios desde su llegada al Reino de Ébano su conocimiento de las costumbres de la madre se ha vuelto más carnal. Verdaderamente los Ishtarri no son nativos del Reino de Ébano y nunca han intentado ocultar este hecho. Sin embargo, pero han conseguido integrarse y se han convertido en una parte inextricable del tapiz africano. No desean usurpar la influencia de los Guruhi, pero se han convertido en una pieza integral de la sociedad Laibon, de modo que se derrumbaría sin ellos. Además, han hecho un trabajo excelente para hacerse un lugar con una mezcla a partes iguales de diplomacia y espionaje. Su red de espías y contactos abarca la mayor parte del Reino de Ébano e incluye compañeros Laibon y mortales. Los Ishtarri han conseguido establecerse como los mercaderes y traficantes de la zona. Si necesitas algo acudes a ello por la sencilla razón de que sabes que pueden conseguirlo, no importa lo que quieras.

 Cuando los Ishtarri utilizan su encanto, pocos pueden resistírseles. Aparte de su necesidad de integrarse entre los Laibon, los Ishtarri también sienten que necesitan continuar formando parte del mundo mortal mientras sus vidas antinaturales se lo permitan. Se sienten obligados a buscar la gratificación y constantemente se revuelcan en ella. Además, no sólo lo hacen porque estén desesperados por despertar sus pasiones dormidas, sino simplemente para embriagarse con la experiencia del placer. Los Ishtarri a menudo disfrutan del placer físico, incapaces de quedarse en el lado de la templanza o de controlar sus deseos. En muchos casos esto constituye su perdición, pues su ansia de placer los pone en el camino de la corrupción, el chantaje y la adicción. Por otro lado, son el Legado con una conexión más fuerte con los mortales de África, la más “viva” de las familias Laibon, y su mano se encuentra en el pulso de los mortales del continente. A menudo observan a los vivos, aconsejando a sus magaji con un candor desconocido entre los no muertos. Por otro lado algunos terminan por convertirse en decadentes sibaritas que se preocupan sólo de dónde vendrá su siguiente impulso de satisfacción sensual.

Los Ishtarri apenas consiguen mantenerse a flote debido a que constantemente son distraídos por sus deseos, pero los Glotones que consiguen mantener el control son poderosos guerreros, líderes tribales y políticos, mediante el poder de su personalidad o su tremendo poder físico. Aunque un Ishtarri puede haber engordado por la glotonería, sigue teniendo el potencial para moverse como el rayo a través del cielo; aunque un Ishtarri puede parecer infectado por una enfermedad venérea, sigue siendo tan duro como el cayado de Cagn. Aunque los Ishtarri se llevan bastante bien con los demás Legados, esto ocurre porque los demás Laibon no son verdaderamente conscientes del verdadero potencial de los Ishtarri, considerándolos como frívolos, irrelevantes o perdidos en sus propios deseos.

Por supuesto, esto beneficia a los Ishtarri, pues que los demás Legados les subestimen les permite engañarles con más facilidad, obtener enormes beneficios y conseguir lo que quieren. Tratan respetuosamente a los Akunanse, cuyas historias aprecian, a los Shango y Osebo, con los que comparten lazos comunes en las cortes de los reyes Guruhi, y secretamente, con los Seguidores de Set, cuya posición similar como “nativos extranjeros” los convierte en extraños en sus tierras natales. Muchos Ishtarri ven a los Xi Dundu como los siguientes gobernantes (que pueden realizar el trabajo sucio de la administración, dejando que los Ishtarri se dediquen plenamente a sus deseos), pero no ven necesario ayudarles. Consideran que los Naglopers son lamentables fracasos de la condición Laibon. Los Kinyonyi pueden ir y venir como quieran, ya que mantienen pocas relaciones con los Ishtarri. Como las jóvenes generaciones tratan cada vez más de aceptar y comprender la modernización y volverse parte de ella, los Ishtarri podrían convertirse en los Laibon que sobrevivan a la Yihad. Eso si las maravillas modernas y las tentaciones que las acompañan no los destruyen primero.

Apodo: Glotones

Apariencia: Los Ishtarri son originarios del antiguo Oriente Medio y algunos de los más antiguos todavía muestran esa apariencia, con cabello negro y piel dorada. A menudo Abrazan a los mortales hermosos que encuentran irresistibles. Debido a esta naturaleza caprichosa, muchos Ishtarri son individuos atractivos de diversos pueblos. Sin embargo, los Ishtarri también son víctimas de sus propios deseos y sus cuerpos reflejan sus adicciones, mostrando un grotesco sobrepeso o cuerpos devastados por enfermedades y drogas, entre otros vicios. Como el color de su piel ocasionalmente los separa del lugar donde viven, los Ishtarri intentan adoptar las costumbres y vestimentas de los lugares donde residen, para ser aceptados tanto entre los mortales como entre los Laibon.

Refugio: Los Glotones están presentes en todas las grandes ciudades. Tienden a vivir en propiedades que parecen harenes, que constituyen un refugio para un solo Ishtarri, aunque muchas proles también viven en hogares comunes para el intercambio de información. Estos refugios normalmente son mansiones decadentes y lujosas para los estándares locales y llenas con toda la belleza y lujos que son capaces de encontrar. Algunos se rodean de belleza física, pero otros prefieren una estimulación más cerebral o química.

Procedencia: Los Ishtarri son atraídos por cualquier cosa que llama su atención; normalmente vicios que ya tenían en vida. La belleza física es su principal prioridad, y en su mayoría los Ishtarri son un Legado de apariencia sensual. Sin embargo, debido a sus adicciones y a que no dudan en satisfacerlas repetidamente, no todos los Glotones son agradables a la vista. Abrazan drogadictos, así como aquéllos infectados con las enfermedades de Venus e incluso a los que ostentan el poder si el poder es su principal deseo. También dan valor a los espías y han Abrazado a muchos visitantes y turistas africanos sólo para poder mantener lazos con los mundos de Occidente y Oriente.

Creación del personaje: Los Glotones son atraídos por la Apariencia tanto como por los demás Atributos Sociales. Reconocen el valor de los Trasfondos como Aliados, Posición y Recursos. Los Ishtarri también buscan aliados mortales en posiciones de poder. Sin embargo a menudo Abrazan a un mortal en “el calor de la pasión” y a menudo les fascinan personas con una fuerte voluntad para resistírseles. Es este capricho y despreocupación al Abrazar lo que podría llevar a su destrucción, ya que los demás Laibon creen que sus Abrazos descuidados pueden poner en peligro el secreto que rodea a los vampiros.

Disciplinas del Legado: Celeridad, Fortaleza, Presencia

Debilidad: Los Ishtarri se vuelven adictos con facilidad al exceso, pues toda su ansia les conduce a satisfacer sus deseos sin importar el coste de todo lo demás. Es su maldición y su condena. Algunos antiguos se han vuelto físicamente gordos y mentalmente complacientes, incapaces de cambiar con el tiempo, aunque muchos de los vampiros más jóvenes tratan de buscar un equilibrio entre lo que lo viejo y lo nuevo tienen que ofrecerles. Todas estas adicciones se manifiestan físicamente, y muy a menudo, el cuerpo de un Ishtarri es un espejo de su vicio.

Organización: Aunque los Ishtarri no son los más unidos de los Laibon, mantienen una fuerte conexión unos con otros. Comparten la información que les llega y son quizás los Laibon con mayor conocimiento del mundo que les rodea y del estado de la política. Sin embargo, normalmente utilizan ese conocimiento para protegerse, pues en general no pueden librarse de sus vicios más de lo suficiente para hacer eso.

Cita: "Encuentro encantadores todos los aspectos del mundo, y ansío probarlo todo una y otra vez y otra y otra…" 

Estereotipos 

Akunanse: Me pregunto cuán de cerca podemos estar relacionados, pues es obvio que ellos han cedido ante su naturaleza bestial como nosotros, aunque a ellos los ha cambiado de una forma mucho más evidente que a nosotros. ¿Qué sienten ellos que no sentimos nosotros?
Guruhi: Como tienen el poder en la mayoría de las regiones, les apoyamos lo mejor que podemos.
Kinyonyi: Extraños que disfrutan con su rareza. ¡Tienen el atrevimiento de llamarnos turistas cuando son sólo mercenarios a sueldo!
Naglopers: No puedo ver nada excepto horror cuando veo a estos monstruos. Prefiero dejarles que jueguen con su gris-gris y huesos y basura.
Osebo: Un reflejo distorsionado de nosotros si perdiéramos por completo el control. Sin embargo, mientras estén bajo la mano dominante, tienen su utilidad.
Seguidores de Set: Como a nosotros, su origen les separa del resto. Al contrario que nosotros, no se han esforzado por adaptarse. Se escurren por donde pueden y al diablo con el resto.
Shango: Cumplen muchos deseos de los Guruhi con frialdad y eficiencia. Mientras los Guruhi sigan dominado el Reino de Ébano, accederemos a los deseos de sus lacayos. Pero cuando los Guruhi caigan, creo que ellos serán los siguientes.
Xi Dundu: Sigo sus movimientos de cerca. Con su cruel organización podrían ser el siguiente poder, si sobreviven al Reino.
¿Te gusto la entrada?
Compartir en Google Plus
Sobre las Fuentes
Por favor visita el apartado “referencias” para encontrar las paginas originales de donde fue extraída la información, vampiro.cl es un compendio, nuestro objetivo es recopilar la mayor cantidad de contenido que circula por la web, son muchas personas que día a día traducen y/o comparten conocimientos que verteremos acá, nuestro aporte es clasificar, ordenar y compartir con la comunidad rolera.

0 comentarios:

Publicar un comentario