Bay't Majnoon

Edit
Los Ashirra cuentan la fábula de Marid, fundador del Bay't Majnoon, que antaño quiso comprender el mundo de los djinn. De pie en la misma roca en la que Abraham sacrificó a Isaac, hizo un pacto con uno de los más poderosos entre estos espíritus y accedió a compartir su cuerpo con él. El djinn ganó el acceso al mundo material, y el vampiro al reino espiritual. Por desgracia la fusión de ambos los volvió a los dos locos: tal es el precio de la soberbia, y los descendientes de Marid siguen pagando su error (y cosechando sus beneficios).

Cada vez que un Majnoon Abraza, una porción del espíritu de aquel gran djinn pasa con la sangre al cuerpo y alma del chiquillo. Ambos espíritus se funden y crean el alma enloquecida que caracteriza al bay't. El nuevo vampiro hereda al mismo tiempo la locura de su bay't y una mayor comprensión del mundo de los djinn. Tiene la capacidad de invocar los poderes de los espíritus para distorsionar el mundo a su alrededor.

Muchos vampiros de otros bay't tratan a los Majanin con gran respeto por el sacrificio que hicieron a cambio de la iluminación y poder. Los miembros del bay't suelen actuar como consejeros de Cainitas poderosos, empleando sus habilidades como oráculos y aprovechando sus dones que alteran la realidad para proteger a sus amos. Los Majanin son también comunes en la Tierra Santa, ya que muchos visitan Jerusalén para contemplar el lugar donde Marid hizo su sacrificio.

Desde el advenimiento del Islam, que conserva la creencia en djinn, muchos Majanin han abrazado la nueva religión. La manera en que los Ashirra contemplan a un miembro del bay't depende de sus actos, de la misma forma que el Qur'an aconseja hacer a la hora de juzgar a los djinn. Si hacen bien, sirven a Alá, si hacen mal, sirven a Satán. Los problemas con otros Ashirra surgen porque el concepto del bien y el mal, incluso teniendo como guía el Qur'an, es subjetivo.

En las últimas décadas algunos Majanin han rechazado de pleno la idea de que estén poseídos por djinn, y lo que afirman es que son profetas inspirados en los ataques y arrebatos que sufría Muhammad cuando Alá le concedía visiones. Esta afirmación suscrita sin embargo grave polémica entre los Ashirra, ya que el Qur'an deja bien claro que Muhammad fue el último profeta. Los Majanin que se consideran inspirados por la divinidad arguyen que Muhammad fue el último profeta entre los vivos, y que ellos son profetas de los no vivos, esquivando de esta forma aquella limitación. No es precisamente un punto de vista aceptado, pero las cuadrillas de Majanin, que se hacen llamar a sí mismas kbaqas, viajan por el mundo islámico difundiendo su retorcida visión del Islam e intentando usar Dementación para convertir a los no creyentes a la causa.

Apodo: Locos.

Apariencia: No existe restricción entre los Majanin en cuanto a raza, edad, sexo o condición de los que Abrazan. Lo más llamativo de ellos es su ropa. Muchos escogen como ropaje una mezcla aleatoria de elementos de diversas culturas, e incluso a veces pueden verse muestras de vestimenta europea, que traen consigo los Majanin al volver de Jerusalén.

Refugio y Presa: Los Majanin suelen refugiarse en las zonas más pobres de las ciudades. Desde sus tugurios, merodean entre el populacho y escogen a sus víctimas escuchando la voz de su djinn interior. Si no se presenta en aquella noche un alma errante adecuada, el djinn tendrá que contentarse con la sangre de un mendigo en su lugar.

El Abrazo: Cuando un Majnoon siente que la parte del djinn atada con él se ah vuelto lo suficientemente fuerte como para dividirse de nuevo, escoge a un chiquillo en potencia. Tal y como ellos lo cuentan, los Majanin realmente escuchan los susurros de sus djinn, que reconocen al alma mortal destinada a que la impregnen. Algunos remueven cielo y tierra durante años en busca de ese chiquillo predestinado y otros toman al primer mortal que ven cuando llega la ocasión. El Majnoon acosa entonces a la víctima elegida con una ferocidad que reservan sólo para el Abrazo, una de sus más importantes responsabilidades. Después de que la víctima se acerca peligrosamente al límite de la cordura, esta preparada para sobrevivir a que fusionen su espíritu con el de un djinn.

Creación de Personaje: La aleatoriedad de la creación de un Majnoon da lugar a que procedan de un amplio espectro de conceptos. Sus Habilidades, Atributos, Trasfondos, Caminos, Naturalezas y Conductas dependen de quién era el vampiro antes del Abrazo, o cómo reaccionó al acoso de su sire. Sin embargo, la mayoría de los Majanin se concentra en el Auspex (la iluminación del djinn) y la Dementación (el poder del djinn), más que en la Ofuscación.

Disciplinas: Auspex, Dementación, Ofuscación.

Debilidades: El djinn interior vuelve completamente locos a todos los Majanin: los miembros de este bay't comienzan la partida con al menos un trastorno mental que elija el jugador. Nunca puede superar este trastorno por ningún medio, ya sea mundano o sobrenatural. Para liberarse del trastorno, los Majnoon deberían expulsar a sus djinn y eso les desgarraría el alma, acabando con su no vida.

Organización: Los Majnoon no tienen aparentemente organización en lo que se refiere al clan completo. Sí que es cierto que a veces pequeños grupos de Locos cooperan, a veces como iguales, otras veces en comunidades sectarias. Los Kbaqas que diseminan el punto de vista del bay't sobre que son los profetas no muertos son el ejemplo más destacado (y polémico) de esta tendencia. Sin embargo, en la mayoría de los casos los miembros del bay't operan con otros vampiros y les proporcionan la iluminación que sólo un Majnoon posee.

Cita: "Te desagradezco tu amistad y consejo. Siento lo que va a ocurrir a continuación, pero tu alma va a conocer pronto la agonía tal que nunca habrías podido imaginarla, aunque valdrá la pena. Vas a obtener una iluminación inconcebible."

Estereotipos

Los Ashirra: No se diferencian de lo que había antes o habrá en el futuro. Aceptan el consejo de los djinn y eso es lo que importa.
Los Franj: No tienen alma. Vacíos, estériles, indignos.
Al-Amin: Nos llaman demonios y nos desean mal, porque desconfían de los djinn de nuestro interior. Si no pueden aceptar lo que somos, jugaremos con ellos hasta que se rompan.
Baali: Sirven a demonios, pero no comprenden qué son. Algún día se lo explicaremos, ¿y quizá entonces nos sirvan a nosotros?.
Banu Haqim: Dicen que juzgan y castigan, pero lo que yo digo es que son simplemente unos codiciosos. No tienen la suficiente amplitud de miras para tomar decisiones que han de tomar.
Walid Set: Serpientita serpientita, que se desliza por la ciudad. Te veo, serpientita, y tengo un palito bifurcado que hace juego con tu lengua bífida.
¿Te gusto la entrada?
Compartir en Google Plus
Sobre las Fuentes
Por favor visita el apartado “referencias” para encontrar las paginas originales de donde fue extraída la información, vampiro.cl es un compendio, nuestro objetivo es recopilar la mayor cantidad de contenido que circula por la web, son muchas personas que día a día traducen y/o comparten conocimientos que verteremos acá, nuestro aporte es clasificar, ordenar y compartir con la comunidad rolera.

0 comentarios: