El Conocimiento es Poder

Edit
El “primer contacto” de un cazador con lo sobrenatural puede ocurrir de muy diversas maneras. Muchos cazadores cometen el error de suponer que la primera criatura que encuentran es representativa del conjunto de los vampiros.

Si un mortal ve a un Brujah volcar un coche y correr una manzana en un abrir y cerrar de ojos, probablemente piense que todos los vampiros son capaces de tales hazañas físicas. Si ve a un Nosferatu surgir de las tinieblas y matar a un mendigo, entonces es probable que considere que los vampiros son, como ese monstruo, espantosos e incapaces de ocultar su condición. Ambas suposiciones son falsas y ambas pueden resultar fatales.

Los cazadores de vampiros pueden escoger diferentes métodos para obtener conocimientos sobre los no-muertos, pero acumular información sólida basada en hechos es difícil. No es que la cultura popular esté equivocada respecto a los vampiros. Los Vástagos son similares en muchos aspectos a los vampiros de mitos, leyendas y películas: la luz solar los quema, su velocidad y su fuerza son superiores, se alimentan de sangre y pueden desdeñar las balas y otras muchas formas de ataque físico. El peligro viene de extrapolar una observación concreta a todos los vampiros, porque, con pocas excepciones, la cultura popular tiende a tratarlos a todos como un grupo homogéneo. De la misma forma, también puede ser fatal presuponer que todos los rasgos de un vampiro literario o cultural son aplicables a cualquier vampiro. Sólo unas pocas obras literarias agrupan a los vampiros en familias o “Clanes”, y todavía menos sugieren que esos diferentes Clanes podrían tener capacidades diferentes. En general, es probable que los cazadores adquieran información sobre los vampiros (y, en menor medida, sobre otras criaturas sobrenaturales) de tres fuentes: la cultura popular, la investigación ocultista y la experiencia directa. Las tres son valiosas y todas tienen sus inconvenientes.

A Quien Pueda Interesar:

¡Increíble! ¡Has descifrado el código! Sé que no tienes todo el día para andar descodificando estos rollos, así que vamos al grano. No estás loco. Los vampiros son muy reales. Si estás le- yendo esto, o eres muy fanático de mis libros, o siempre estás en lugares soleados e hinchándote a estimulantes como si fueran caramelos para no dormirte por las noches. Sólo quiero decirte que no estás loco. Esos cabrones existen de verdad, es cierto que matan gente y están más profundamente enraizados en nuestra cultura de lo que nadie quiere admitir. Pero aquí llegan las buenas noticias: arden muy bien. Sigue leyendo y te contaré todo lo que hay que saber para matarlos. Ah, y por si eres uno de ellos: que te jodan. Date una vuelta a mediodía o algo, ¿vale? Sigue leyendo si quieres, pero no vas a aprender nada que no sepas ya.
— James Warder

Cultura Popular

Las historias que tratan de l  sobrenatural han sido populares desde que la gente empezó a contar cuentos. Para un Narrador, es tentador establecer que solamente las obras literarias que han superado una cierta edad tienen alguna validez informativa sobre lo sobrenatural en el Mundo de Tinieblas, pero, ¿por qué? ¿Por qué iba a ser Drácula una fuente mejor para un aspirante a cazador que las obras de Christopher Moore o Anne Rice? Todos los jugadores de Vampiro saben que el juego ha recibido influencias de docenas de fuentes, las cuales podrían perfectamente existir también dentro del mundo del juego. Si contienen la misma información, y ésta es objetivamente verídica por lo que respecta a los Vástagos, ¿por qué pretender que un cazador no va a conocerlas o encontrarlas?

Es tentador pensar que las historias de vampiros son un pasatiempo y nada más, pero en realidad no es así. Cualquiera que haya dedicado un mínimo de atención a este asunto sabe que los vampiros son criaturas de aspecto humano y tez pálida que beben sangre. Unas cuantas noches en el cine revelan que son vulnerables a la luz del Sol (de una forma u otra) y que tienen capacidades físicas superiores. Leer un libro podría resaltar el carisma antinatural y los poderes de sugestión mental que algunos vampiros exhiben o la habilidad de transformarse en murciélagos o lobos, que solía ser omnipresente en las descripciones populares de los no-muertos.

Si estás jugando o dirigiendo una crónica de cazadores, no rehúyas estas cuestiones. Deja que los jugadores se sirvan de lo que han visto en películas y libros sobre vampiros, especialmente si conduce a errores o malentendidos. Descubrir la verdad por las bravas genera situaciones interpretativas interesantes, y es mucho más sencillo que tratar de ignorar el hecho de que esas fuentes existen y son una parte importante de la cultura popular.

Gancho narrativo: Yo sé la verdad

Los escritores y los guionistas publican a menudo información sobre los Vástagos, tratando de incluir la mayor cantidad de conocimiento detallado y objetivo posible. Por supuesto, antes de que cualquier película se proyecte en la gran pantalla o la próxima novela de Sebastian Behrndtz aparezca en las estanterías, tiene que pasar por productores, editores y publicistas, alguno de los cuales puede ser un empleado o un esclavo de los no-muertos. El público tiene apetito por las historias de vampiros, lo ha tenido durante siglos y, siendo así, los Vástagos no tienen ningún problema con el hecho de que esas obras de ficción estén a su alcance. De hecho, en los últimos años se tiende a caracterizar a los vampiros como seres empáticos, inofensivos e incluso un poco lastimosos.

Por supuesto, esto produce el mismo efecto que un asesino en serie que finge una lesión para ganarse la confianza de su víctima en potencia. Imagina que los personajes encuentran uno de los primeros esbozos de una famosa novela en el que se muestra la verdadera naturaleza del protagonista vampírico, un monstruo sediento de sangre, cruel y manipulador, y la visión originaria de la víctima: una chica solitaria, desesperada por evitar que ese ser la esclavice.

Investigación Ocultista

La diferencia entre cultura popular e investigación ocultista en ocasiones es difusa pero, a efectos de juego, ésta última es escrita por personas que han tenido contacto con lo sobrenatural y no se andan con rodeos. Estos trabajos, por tanto, tienden a ser manuscritos nunca publicados que están en manos de ocultistas o coleccionistas privados (o de los propios Vástagos, algunos de los cuales guardan ese tipo de cosas como trofeos de sus víctimas). Esta clase de material puede incluir también grabaciones de vídeo o audio realizadas durante los últimos instantes de la vida de un aspirante a investigador que después son almacenadas en el disco duro de un ordenador, en algún rincón perdido de Internet o en algún soporte físico obsoleto.

La investigación ocultista, por lo general, es más fiable y más directa que la cultura popular a la hora de proporcionar información útil, y no comporta los mismos riesgos que salir y experimentar lo sobrenatural en persona (ver más adelante). En cambio, sí existe el riesgo de los prejuicios del informador. Como sabe todo el que pase algún tiempo en un foro de Internet, es fácil hacerse pasar por un experto en cualquier materia que se desee. Los timadores lo han hecho durante siglos: sólo hay que sonar confiado y competente, y usar palabras que los oyentes no entiendan. Los materiales ocultistas pueden parecer genuinos y contener unas pocas informaciones ciertas (pero no útiles), y dejar fuera o malinterpretar otras. Cualquier trabajo puede haber sido escrito por un vampiro o por un peón suyo, y abandonado para que lo encuentren unos aspirantes a cazadores. Es humano suponer que, si una fuente contiene una pizca de información cierta y útil, entonces toda la obra (o las obras del mismo autor u organización) es igualmente útil y fiable.

Por supuesto, mezclar una pizca de verdad en un saco de mentiras puede conducir a que un Neonato arda hasta convertirse en cenizas, pero generalmente los Antiguos están dispuestos a correr ese riesgo. De hecho, un rumor que de cuando en cuando se oye en los Elíseos es que esa práctica se puso de moda tras la publicación de Carmilla en 1872, y que toda película de vampiros jamás filmada ha tenido al menos un Vástago involucrado en su producción. ¿Podría algo así ser cierto? Incluso aunque la información sea veraz y el autor serio, el lector corre el riesgo de malinterpretar el texto debido a dificultades con el lenguaje o el período histórico. Por ejemplo, un diario que relata la captura y destrucción de un vampiro usando “una estaca de tejo endurecida al fuego” ofrece la información correcta, pero sólo si el lector sabe que “tejo” es un tipo de árbol. Sí, esta información es fácil de encontrar, pero requiere que el lector se tome el trabajo de hacerlo, y tristemente es frecuente que la gente se conforme con sus propias suposiciones. Si éstas resultan ser falsas, alguien puede morir.

Los documentos ocultistas también son más difíciles de encontrar que las representaciones de la cultura popular. Conseguirlos requiere buscar en librerías de anticuarios, subastas, salas de libros raros en universidades y lugares fueron en busca de vampiros. La búsqueda puede conducir a los cazadores hasta manicomios, recintos de grupos supervivencialistas o monasterios remotos. Después de todo, la gente que sabe algo de lo sobrenatural puede decidir que no tiene ninguna esperanza de combatirlo y, sencillamente, retirarse del mundo. Esto puede producir tensas (y, por tanto, gratificantes) discusiones dentro de interpretación cuando los cazadores localizan a personas con experiencias reales que relatar.

Sé Científico, Pero no Demasiado

No intentes ponerte a averiguar por qué los vampiros funcionan como lo hacen, y ten mucho cuidado con la gente que dice que lo ha averiguado. Me explico: Oí hablar de un par tíos en Boston que supusieron que se trataba de una enfermedad. Como si el vampirismo fuera un virus que se contagia mediante mordiscos. Tenían un montón de datos para apoyar esa conclusión, lo escribieron todo y lo hicieron público. La mayor parte de las copias en Internet han sido borradas, pero lo puedes encontrar aún si lo buscas (de hecho, hay una URL en este libro, pero el cifrado es más complicado. Lo siento). De todas formas, explicaron su teoría en ese documento y usaron toda clase lenguaje científico. Otra gente lo encontró y trató de usarlo, pero el problema es que, si no tienes experiencia en virología o medicina, hay muchas cosas que son difíciles de seguir. Además, algunos de los compuestos de los que hablan son sustancias controladas, sea porque son drogas que se venden en la calle o porque son realmente tóxicas. He oído hablar de gente que se ha matado siguiendo ciegamente unas instrucciones para hacer una “bomba insecticida contra vampiros”. Y además no tengo ni idea de si esas “bombas vampiricidas” funcionan de verdad.
— Nadia Lukkari

Experiencia Directa

La mejor manera de obtener información veraz y fiable sobre las criaturas sobrenaturales es interactuar con ellas. También es la mejor manera de acabar en un hoyo poco profundo en alguna parte o esclavizado por una de esas criaturas. Los grupos de cazadores veteranos son peligrosos debido a los conocimientos que han adquirido de primera mano, pero esos conocimientos tienen un coste: prácticamente todo el que ha sido cazador durante mucho tiempo ha perdido amigos, familiares y colegas, a veces mientras miraba pero era incapaz de hacer nada.

Aparte del peligro inmediato de enfrentarse a vampiros, la información adquirida en esos esfuerzos también corre el peligro mencionado al principio de esta sección: la generalización excesiva. Los vampiros son variados, pero un cazador que observe a un Toreador alejarse como una bala de un enfrentamiento tras sufrir heridas de escopeta no estará en absoluto preparado para un Gangrel que ignore el disparo y saque las garras. Al ver a sus oponentes como “vampiros” en vez de considerar a cada uno según sus propias capacidades, los cazadores cortejan a la muerte. Sí, es parte de la naturaleza humana hacer este tipo de suposiciones; ésta es probablemente una de las razones por las que la Mascarada todavía se mantiene.
¿Te gusto la entrada?
Compartir en Google Plus
Sobre las Fuentes
Por favor visita el apartado “referencias” para encontrar las paginas originales de donde fue extraída la información, vampiro.cl es un compendio, nuestro objetivo es recopilar la mayor cantidad de contenido que circula por la web, son muchas personas que día a día traducen y/o comparten conocimientos que verteremos acá, nuestro aporte es clasificar, ordenar y compartir con la comunidad rolera.

0 comentarios:

Publicar un comentario