06 - Las Víctimas

Edit
Los albiengenses no estaban solos en su persecución; cualquier persona sospechosa o acusada de herejía era también una presa, incluyendo a los waldenses y a los fraticelli, por no mencionar a los verdaderos herejes: judíos y musulmanes. Finalmente, las brujas, y los satanistas fueron añadidos a la lista, al igual que los pervertidos sexuales y cualquiera con un comportamiento distinto a la norma. He oído decir que cierto grupo de magos (creo que se llaman el coro divino o algo por el estilo) fue acusado de manipular esta faceta particular de la caza. Según mis fuentes, el coro divino estaba en guerra con otros grupos de magos, y es probable que alguno de aquellos magos rivales quedase atrapado en las redes de la Inquisición.

Sin embargo, de acuerdo con mi informadora, ella misma miembro del coro, no todos los integrantes del coro eran cristianos ortodoxos, y no sería raro que algunos de ellos fuesen también capturados. Por tanto, resulta ingenioso pensar que el coro divino estaba enteramente tras la Inquisición. No obstante, no es inconcebible que los celotes del coro aprovechasen la situación. Mi propia fuente ha oído rumores acerca de una cábala secreta en el coro (una Sociedad secreta dentro de otra, si lo prefieres) preocupada por la pureza de pensamientos y creencias, y esta cábala puede muy bien haber sido un factor decisivo en los actos de la Inquisición. Al principio el santo oficio estuvo bastante limitado geográficamente, los países norte se vieron libres, Francia sólo fue perturbada por el asunto de los templarios, y España no fue tocada hasta el siglo XV.

Por supuesto la Inquisición española consiguió una cierta fama propia, convirtiéndose en ‘un estado dentro de un estado’, en el que los Inquisidores tenían autoridad suprema, pudiendo incluso llevar armas. Tomás de Torquemada, un dominico, se convirtió en el Gran Inquisidor de España, permitiendo que la Inquisición española tuviese una mayor autoridad centralizada. Se dice que algunos vampiros cayeron realmente en sus manos, y que descubrió su verdadera naturaleza al ver los resultados de los intentos de tortura sobre ellos... lo que le llevó a aumentar la crueldad de sus métodos. Si esto eso no cierto, tampoco puedo asegurarlo. El material acerca de Torquemada esta sellado, salvo para unos pocos Inquisidores de confianza del Inquisidor general. Pero la historia registra que unas 2000 personas fueron quemadas en la estaca bajo su liderazgo... casi cualquiera que no estuviese dentro d ellos más estrictos límites de la ortodoxia cristiana fue llamado ante los tribunales, incluyendo a santos como Ignacio de Loyola o Teresa de Ávila.

¿Cómo Pudo Ocurrir? 

Es fácil para los hombres y mujeres modernos mirar hacia atrás y ver horrorizados a la Inquisición. Pero también deberíamos tener en cuenta el paradigma bajo el que creció. Aunque los excesos de la Inquisición se apartaron de la norma legal y canónica, seguían el espíritu de la época, y eran representativos de diversos pensamientos prevalentes. La Iglesia medieval no era una simple institución; era una Sociedad. Era la Cristiandad. La Cristiandad era el orden social, y cualquiera que amenazase a la una amenazaba también al otro. La Iglesia Católica tenía a su cargo la preservación de la Sociedad y la defensa de la verdad. Las verdades espirituales reveladas por Jesús eran la clave para la Salvación, y si corrían el peligro de quedar corruptas, entonces todos los cristianos estaban en peligro. La santidad de las enseñanzas de la Iglesia era lo primordial, y ningún otro asunto material, ni siquiera la pérdida de vidas humanas, era comparable.

La ironía, por supuesto, estaba en que los cristianos veían a los herejes como los romanos que les habían perseguido les habían visto a ellos: ambos grupos eran considerados amenazas para el orden social y el natural. Sus actos no sólo amenazaban a la Sociedad, sino que también enfurecían a los mismos cielos. Es más, las condenas de la Inquisición no eran diferentes del resto del código legal contemporáneo. Los criminales eran regularmente ahorcados, quemados vivos, ahogados, descuartizados, sumergidos en agua hirviendo, torturados y martirizados de muchas otras maneras. La Inquisición no fue un rasgo único en esta época, sino el producto de un mundo violento y vengativo. Este absoluto desprecio por la vida, esta crueldad y esta violencia excesiva son cosa del pasado. Ciertamente, dice la Sociedad, hemos aprendido de nuestros errores y no debemos ya recurrir a métodos como la tortura, las amenazas y la intimidación.
¿Te gusto la entrada?
Compartir en Google Plus
Sobre las Fuentes
Por favor visita el apartado “referencias” para encontrar las paginas originales de donde fue extraída la información, vampiro.cl es un compendio, nuestro objetivo es recopilar la mayor cantidad de contenido que circula por la web, son muchas personas que día a día traducen y/o comparten conocimientos que verteremos acá, nuestro aporte es clasificar, ordenar y compartir con la comunidad rolera.

0 comentarios:

Publicar un comentario