Historia de la Inquisición

Edit
La Fe es un asunto de persuasión, no de fuerza. —Bernardo de Claraval. 

Mi querido Ludovico: Adjunto una breve historia de la Sociedad de Leopoldo y de todo el fenómeno conocido como la Inquisición. Gran parte de ello, estoy seguro, te resultará bastante familiar, pues viviste algunos de esos años, particularmente los de la fundación de la Camarilla. Otros detalles, sin embargo pueden ser chocantemente nuevos. Si te parece me alargo en si explicaciones, recuerda que fui maestro antes que predicador, y erudito antes que cazador de brujas. Comparte este material con tu progenie para que también ellos puedan aprender. Me has hablado con frecuencia de la lucha contra la bestia en la que tu especie debe enzarzarse cada día. Cuando leas esta historia, verás que los humanos tienen su propia Bestia con la que luchar, Cuanto más he aprendido de mi Sociedad, más he llegado a aceptar que hemos perdido esa lucha. Nacimos con las mejores intenciones, pero hemos olvidado —más bien ignorado por completo— la máxima de la santa iglesia de que el fin no justifica los medios. Se que se ha declarado contra mí el Auto-da-fe a causa de mis actos. Incluso aunque haya revelado poca cosa he sido declarado Traditor. No espero llegar vivo al fin de esta semana. Te pido que reces por mí, como yo haré por ti. 
Niccolo Brizzielli, O.P.

La Inquisición se inicio en la Alta Edad Media. Instituida para destruir a un sinnúmero de herejías cristianas, en especial la herejía cátara, pronto fue convertida por la Iglesia en una excusa para librarse de indeseables y cimentar su control del populacho. A pesar de los intereses políticos que corrompieron a la Inquisición, en aquel tiempo se vio como principalmente necesaria. Fue sólo en su último periodo cuando se convirtió en poco más que una herramienta política. Ya al inicio de sus investigaciones, descubrió la existencia de Vástagos. Esto provocó que muchos hombres rabiosamente fieles les dieran caza. Torquemada, el Gran Inquisidor de Castilla y Aragón, empleó la tortura para intentar identificar a los Vástagos. Había oído informes de cazadores de la Iglesia acerca de sus poderes sobre la sangre para sanarse y creyó que la tortura podría revelar este poder. El gran dolor que se le causó a tantos inocentes durante este periodo se consideró el precio que la Iglesia había de pagar para erradicar el mal del mundo. A quien fuese inocente, se le recompensaría en el otro mundo por su pureza.

Poco después, los Vástagos se reunieron para formar la Mascarada. Esto hizo que la Iglesia creyese haber tenido éxito en su destrucción de los Vástagos. Crecía el clamor popular contra a Inquisición de la Iglesia y los métodos de Torquemada impresionaban hasta al Papa. Era tiempo para el perdón, y nadie quería creer que toda aquella tortura y dolor no hubiesen servido para nada. De ahí que la Iglesia diese oficialmente por cerrado el libro de la existencia de los vampiros. Pero había quienes sabían demasiado acerca de los Vástagos como para creer esto, y mantuvieron la Inquisición con la misma fuerza que sus lazos con los pastores de la Iglesia. Tras un largo periodo de tiempo sin éxitos en el descubrimiento de vampiros (debido a la dureza de las primeras leyes de la Mascarada contra los Vástagos que se revelasen). la Iglesia cerró la Inquisición como parte de la misma, pero ni aún así se detuvieron. Se hicieron llamar la Sociedad de Leopoldo y continuaron sus investigaciones y búsqueda de los Vástagos.

¿Te gusto la entrada?
Compartir en Google Plus
Sobre las Fuentes
Por favor visita el apartado “referencias” para encontrar las paginas originales de donde fue extraída la información, vampiro.cl es un compendio, nuestro objetivo es recopilar la mayor cantidad de contenido que circula por la web, son muchas personas que día a día traducen y/o comparten conocimientos que verteremos acá, nuestro aporte es clasificar, ordenar y compartir con la comunidad rolera.

0 comentarios:

Publicar un comentario