Marcel Dupuy

Edit
Marcel Dupuy, un Conciliar en el Cenaculum de Nueva Orleáns, sigue un camino peligroso. Si la Sociedad descubriese uno solo de sus numerosos secretos, sería rápidamente retirado. No hay mucho sitio en la Inquisición para un homosexual infectado con el VIH, un Teurgo de tapadillo y un incipiente Sambenito. La carrera como Inquisidor de Dupuy tiene sólo tres años. Estudiando en la universidad de Tulane, comenzó su búsqueda de sabiduría oculta y enseñanzas secretas. Su camino le condujo a los practicantes de magia vulgar y vudú que proliferaban en Nueva Orleáns. Coincidiendo con sus investigaciones sobre la magia y el ocultismo, empezó también a explorar su largamente reprimida orientación sexual, frecuentando los bares y clubes nocturnos de ambiente gay. Su cara bonita y su encantadora personalidad le hicieron popular en poco tiempo. Desgraciadamente, no fue muy cuidadoso en ninguna de sus búsquedas. Sus despreocupadas prácticas sexuales le llevaron a contraer el VIH, algo hubiese podido evitar fácilmente.

Al mismo tiempo, sus investigaciones atrajeron la atención de Peter Fisher, un Inquisidor itinerante y miembro de la Orden de San Pedro que había decidido que su objetivo personal era limpiar de taumaturgos las calles de Nueva Orleáns. La inocencia y relativa ignorancia de Dupuy no significaban nada para Fisher, que una noche lo acorraló en un callejón cuando volvía del mercado. Dupuy se salvó de los disparos de Fisher gracias a un anónimo mago del Coro Celestial, que se había hartado de ver a sus Acólitos siendo asesinados a sangre fría. Después de tratar a Fisher de una forma que sólo podría considerarse como piadosa (borrando su memoria y convirtiéndola en una tabula rasa, de forma que tuviese una segunda oportunidad de llevar una vida menos llena de odio), el mago entregó a Dupuy a uno de sus Acólitos supervivientes, Peter Garraty, un Teurgo franciscano y miembro del cenáculo local.

Dupuy pasó pronto a formar parte de la Sociedad, pero prefirió que su práctica de la Teurgia quedase en secreto, así como su orientación sexual. Tanto por su personalidad como por su mentor y su introducción formal a lo sobrenatural (el terror es una lección muy poderosa), Dupuy era un Inquisidor bastante misericordioso. Raramente participaba en autos-da-fe, prefiriendo en su lugar la vida del investigador; si tomaba parte en alguno, era sólo si opinaba que el culpable lo era de algo más que de brujería. Cuando Dupuy descubrió que era seropositivo, lo ocultó a todos excepto a sus más íntimos amigos y colegas, incluyendo a su mentor, el Hermano Peter. Las inclinaciones de Dupuy no han pasado desapercibidas. El Oficio Censor ha dirigido su penetrante mirada a Nueva Orleáns más de una vez, pero como Dupuy no ha descuidado nunca sus deberes, aún debe ser investigado en serio. Es una suerte, pues hace tiempo que Dupuy decidió que la Sociedad se equivocaba en su misión. Ha sido abordado por renegados de la Sociedad y seguidores de la Herejía Florentina, y está a punto de desertar. Si esto o su práctica de la Teurgia llegase a descubrirse, probablemente desaparecería antes de que el Oficio Censor pudiera hacerse con él.
¿Te gusto la entrada?
Compartir en Google Plus
Sobre las Fuentes
Por favor visita el apartado “referencias” para encontrar las paginas originales de donde fue extraída la información, vampiro.cl es un compendio, nuestro objetivo es recopilar la mayor cantidad de contenido que circula por la web, son muchas personas que día a día traducen y/o comparten conocimientos que verteremos acá, nuestro aporte es clasificar, ordenar y compartir con la comunidad rolera.

0 comentarios:

Publicar un comentario