Nosferatu (Edad Oscura 20 Aniversario)

Edit
Que nadie se equivoque, el Nosferatu es un Clan perseguido. Cuando se muestran asustadizos, cobardes o prontos a la huida es porque algo quiere atraparlos. Si se muestran bravucones y agresivos es porque están arrinconados. Poseen conocimientos que nadie debiera tener y eso los impulsa a escarbar aún más con la esperanza de encontrar un secreto lo bastante importante como para mantenerlos a salvo. Se adentran aún más en sombras que no deberían ser molestadas y así el peligro aumenta. El Clan en su totalidad se precipita hacia pozos de azufre y lugares aún más profundos que hasta el Diablo teme. Hay secretos en la Sangre. Estas terribles verdades se manifiestan en la carne de los Nosferatu corrompiendo la piel, doblando los huesos y convirtiéndolos en pesadillas que harían vomitar a un ciego.

Según cuentan, el Fundador del Clan, Absimiliard, era hermoso, caprichoso y jactancioso; su obsesión por la belleza obligó a Caín a maldecirlo con un semblante tan terrible que los ángeles lloraron. El eterno rechazo por parte de la gente hermosa, entre quienes antes él mismo se contaba, lo condujeron a buscar y destruir a su propia Progenie. También se habla de terribles brujas de sangre en los bosques del Este que devoran villas enteras para destruir un solo Nosferatu. Pero son sólo historias y la única verdad es lo que los Nosferatu comprenden en su Sangre: les dan caza por lo que saben y su única esperanza es saber más. Los Nosferatu trafican con secretos. Los secretos mundanos de sus parientes son poco más que distracciones. Ninguna sombra en las pocilgas de un Príncipe puede acunar a un Nosferatu como las verdades de su existencia, y por eso pueden reír cuando una ciudad se derrumba a causa de los rumores que hacen correr. La verdad tras asesinatos, chantajes y poderes corruptos son fáciles de obtener.

Sobrenombre: Priores.

Apariencia: Cualquiera que sea la verdad escondida en la Sangre del Clan, corrompe su carne. Para cualquier hombre o mujer temeroso de Dios los Nosferatu cargan, en el mejor de los casos, con una terrible maldición; en el peor, son una encarnación del mal. Esta corrupción es única para cada Prior, aunque a veces los linajes comparten algunos rasgos monstruosos. Su horrible condición es muy personal y algunos eruditos en fisiología Cainita han destacado que a veces se expresa de forma oscuramente poética.

Refugio y presa: Los Nosferatu buscan refugio en rincones apartados y olvidados. Sólo la obsesión por la seguridad y una vía de escape prevalecen por encima de la soledad. Además, un refugio es un lugar donde esconder conocimientos ocultos, documentos secretos y artefactos perdidos, o quizás un lugar para seguir escarbando. Las viejas necrópolis y alcantarillados romanos, las alas olvidadas de castillos en ruinas y los sótanos cerrados y secretos de las abadías, sirven todos ellos como excelentes refugios. Existen rumores de pozos donde crían enormes ratas y de pozas de sangre en secretos refugios comunales de los Nosferatu. Pese a la facilidad con la que podrían tomar a los miembros abandonados y olvidados de la sociedad, los Nosferatu suelen rehuir atacar a los desposeídos. En vez de eso, prefieren que sus costumbres de alimentación ofrezcan una lección moral, incluso si es una moral retorcida, cuyas lecciones no dejen supervivientes.

Abrazo: De entre todos los Condenados, ningún Cainita sufre una muerte y una resurrección tan terribles como las de los Nosferatu. El primer sorbo de la repugnante Vitae de su Sire les imbuye no sólo con la inmortalidad, sino también con el terrible secreto de su Sangre. El cambio no es instantáneo, sino que se prolonga durante días o incluso semanas. El cuerpo queda arruinado con la carga de la Sangre: músculo, piel y cartílago se retuercen, rompen y reforman en una horrible burla de la humanidad.

Creación de personajes: Los Nosferatu prefieren Atributos Mentales, con los Físicos en segundo lugar, para ser así lo suficientemente inteligentes para sobrevivir y lo bastante fuertes como para defenderse en su interminable horror. Aunque muchos Nosferatu pueden ser unos matones y unos mentirosos, nada hay tan preciado como los Conocimientos. Respetan todos los campos de estudio en cierta medida ya que, al no saber qué buscan, resulta imposible determinar qué área de especialización puede ser importante. Ya sea por paranoia, astucia o una interminable búsqueda por la compasión, los Nosferatu suelen extender su influencia, convirtiendo Trasfondos como Aliados y Contactos en intrincadas redes de espionaje o almacenes de información.

Disciplinas de Clan: Animalismo, Ofuscación, Potencia.

Debilidad: Todos los Nosferatu portan la corrupción de su Sangre en su aspecto. Como resultado, empiezan con cero puntos en Apariencia y no puede aumentar este Rasgo. Debido a esto, fallan de forma automática todas las tiradas relacionadas con las primeras impresiones (salvo para intimidar) y experimentan dificultades en todas las interacciones sociales.

Organización: Pocas familias entre los Condenados mantienen relaciones tan estrechas como los Priores. ¿Quién más podría entender el dolor, el miedo y el conocimiento de su carga compartida? Los Nosferatu de las ciudades comparten a menudo una madriguera común o mantienen pasadizos que conectan varios refugios para facilitar una huida rápida y ayudar a diseminar los secretos. Las hermandades a menudo se agrupan, pero el Clan te respeta por lo que sabes por encima de lo que eres. Un Príncipe puede ser mucho menos importante que un errabundo don nadie que ha estado en las cámaras bajo el Vaticano.

Cita: "Sea lo que sea lo que aún no hayáis encontrado, o que esperáis que nadie descubra nunca, ya lo poseo. Sea lo que sea, sin importar el valor que le deis, dudo que podáis pagar el precio que pido por esa información". 

Estereotipos:

• Assamitas: La próxima vez que me adentre en ese túnel, creo que hablaré con alguno de ellos para que me acompañe.
• Brujah: Estáis enojado sin saber por qué. Venid, sentaos. Dejadme explicaros por qué estáis tan enojado.
• Seguidores de Set: Cuentan que veneran a la oscuridad como si fuera un dios. Quizás lo sea. Sin duda, es lo bastante fuerte para ello.
• Gangrel: Me siento... incómodo entre quienes no tienen secretos.
• Malkavian: Si yo hablo y ellos están callados, estáis metido en un buen lío.
• Salubri: Es muy posible que sepan lo que yo sé. Por eso abandono la ciudad cuando uno de ellos aparece.
• Toreador: Una vez uno de ellos me tomó como amante. Supongo que se imaginaría que era algo deliciosamente profano. No aprendí nada que valiera mi tiempo.
• Tremere: Buscan cosas que yo desearía olvidar. Idiotas.
• Tzimisce: Incluso si os contara lo que sé de ellos, no me creeríais.
• Ventrue: Supongo que se imaginan que pasamos mucho tiempo espiándolos para minar su poder. Como si fuera difícil descubrir qué pretenden.
¿Te gusto la entrada?
Compartir en Google Plus
Sobre las Fuentes
Por favor visita el apartado “referencias” para encontrar las paginas originales de donde fue extraída la información, vampiro.cl es un compendio, nuestro objetivo es recopilar la mayor cantidad de contenido que circula por la web, son muchas personas que día a día traducen y/o comparten conocimientos que verteremos acá, nuestro aporte es clasificar, ordenar y compartir con la comunidad rolera.

0 comentarios:

Publicar un comentario