Gárgolas (Edad Victoriana)

Edit
Los Tremeré crearon a las Gárgolas para guardar a los individuos y propiedades de los maestros de la taumaturgia, y los Tremeré son más que adecuados para la labor de mantener a sus guardianes vasallos serviles alimentando discretamente sus inseguridades y miedos. Los Tremeré implantan la suficiente autocrítica en ellas sobre su apariencia e inteligencia como para hacer creer a sus esclavos que su lugar esta con los Tremeré, y es difícil superar dichas creencias.

Las Gárgolas victorianas Fugadas son poco comunes. Encuentran el mundo desconcertante y peligroso. Sus semblantes monstruosos no les permite deambular entre la masa de ganado fácilmente, y si son vueltas a capturar serán inevitablemente destruidas por sus creadores. Aunque el viaje desde Europa hasta América no es imposible, la logística no es fácil, Aquellas Gárgolas que saltan el charco se encuentran con un mundo aun más alienígena que el que han dejado.

Tanto el Viejo como el Nuevo Mundo, una Gárgola fugitiva debe encontrar lugares en los que esconderse y evitar relacionarse con otros Vástagos, excepto con otras Gárgolas prófugas. Es inusual, pero no sin precedente, para un Príncipe de la Camarilla el tomar a un par de Gárgolas como guardaespaldas o asesinos. El Príncipe lo hará con cuidado y tan solo gárgolas con importantes y útiles habilidades, dado que los Magos tienen unas largas y poco indulgentes memorias cuando son menospreciados. Las Gárgolas esclavizadas son difíciles de jugar: no pueden actuar a su guisa y carecen incluso de la más rudimentaria comprensión de la sociedad vampírica. Una Gárgola buscando la libertad pero que aún no ha escapado puede ser una trágica figura con fascinantes tormentos para el jugador que la caracteriza, pero habrá poco potencial para la interacción con nadie más.

Alias: Guardianas.

Apariencia: Las Guardianas tienen la terrible silueta de las centinelas de piedra de las que toman su nombre. La peculiar magia que las crea las desfigura profundamente con feas protuberancias, pieles pétreas y cuernos bestiales. Sus grandes alas curvas acaban en punta como la de un demonio. Las Guardianas siempre tienen una puntuación de Apariencia de 0, aunque pueden retener alguna característica única de su apariencia en vida, si fue lo suficientemente llamativa. Ojos como gemas de indescriptible belleza y claridad en una repulsiva figura de diablo pétreo es el más común de este tipo de rasgos. Ver el Merito de la Ventana de Humanidad. El avance en la disciplina de su línea de sangre, Viscerática, intensifica la fealdad de una guardiana pero nunca borra su rasgo humano único.

Refugio: Las Gárgolas esclavizadas residen en capillas Tremeré. Las Gárgolas libres se refugian donde pueden, en cualquier lugar que les permita un acceso fácil y donde pocos ojos fisgones miren. Tanto las catacumbas del Viejo Mundo, como los castillos en ruinas y los túneles subterráneos sirven, mientras que en el Nuevo Mundo las cuevas y las vías de ferrocarril son los refugios más comunes.

Trasfondo: Prácticamente todas las Gárgolas provienen de uno se tres orígenes: creadas de vampiros capturados por los Tremeré, para servir de guardaespaldas o asesinas, escapadas y buscando refugio o Abrazadas por una Gárgola existen como compañeras, amuletos de buena suerte a algún otro objeto de importancia para el sire.

Creación de personaje: Los atributos Físicos son las armas primarias de las Guardianas. Los talentos son igualmente importantes para la raison dêtre de una Guardiana, por lo que también serán fuertes. La Apariencia es siempre de 0. Las guardianas inician cualquier crónica victoriana con una puntuación de Vuelo de 1. Ninguna Gárgola puede ser una generación mas vieja que el vampiro del que fue creada, a no ser que ganen generación mediante la diablerie (esto es altamente improbable, dado que están demasiado ligadas a una “cadena de mando” como para ser diabolistas con facilidad). Ninguna Gárgola ha puede ser creada o Abrazada antes de 1167, cuando los Tremeré hicieron la primera Guardiana. Las Naturalezas y Conductas para las Gárgolas libres incluyen Forastero y Fatalista. Las Gárgolas pueden tener antinaturales puntuaciones de humanidad y autocontrol como consecuencias de su compromiso con el deber.

Disciplinas: Fortaleza, Potencia, Viscerática y Vuelo.

Debilidades: Las Guardianas son fácilmente Dominadas por otros Vástagos. Realizan todas las tiradas contra Disciplinas que afecten la mente con +2 a la dificultad. Las Gárgolas creadas por los Tremeré pierden la memoria de su existencia previa, y las Gárgolas Abrazadas por otras Gárgolas sufren de amplias y profundas pérdidas de memoria también.

Organización: Las Gárgolas no tienen organización formal, pero las siervas que han conseguido liberarse buscan a otras como ellas. Aunque las Gárgolas liberadas son poco comunes, es común que estas se reúnan entre si en secreto. En estos círculos pueden compartir conocimientos, usos de las disciplinas, enseñar técnicas marciales y divulgar secretos de supervivencia. Esto es más fácil para las Gárgolas de montaña o para aquellas que hacen sus refugios en catacumbas y túneles subterráneos.

Prestigio en la línea de sangre: Las Guardianas se ganan su respeto mutuo mediante el servicio entregado y los actos de heroísmo y protección exitosos. Las Gárgolas Libres mantienen estos objetivos y añaden honor a ellos por interferir con los planes Tremeré.

Comentario: (mirando a través del marco de la ventana hacia el cielo nocturno): "¿Parece infinito verdad? Me gustaría intentarlo".

Estereotipos: 

• Camarilla: El primogénito es un peligro, alteza. No os respeta. Incluso ahora puedo decir que os sonríe y confabula contra vos en secreto. Es una corazonada, ¡podeis pedirme que os salve de sus intrigas, Sire? Si lo haceis, resolveré el asunto este mismo atardecer
-Cedric, Guardiana del Príncipe Angus, Edimburgo, Escocia.

Animales, estúpidos, es aún lo que somos. Simplemente servimos a un Señor de Sabuesos diferente.
-Malachai, Guardiana Libre, Freehold of Ironbridge, Las Midlans, Inglaterra.

• Sabbat: Representan todo lo que buscamos dejar atrás. Mira como tratan a sus no muertos, y aunque seamos Vástagos, no nos tratarán mejor.

La visión desde el Exterior:

• La Camarilla: Estos monstruos son un peligro para nosotros. Una vez que han puesto sus caras de piedra en tu contra, no tienes ninguna posibilidad. Corre y escóndete. Cuídate de andar asolas por la noche, porque pueden picar sobre ti sin que siquiera te des cuenta, en menos tiempo del que tarda un grano de arena en tocar el fondo del reloj.

• El Sabbat: Son Fuertes, pero estúpidas, y su presencia es desequilibrante para nosotros, dado que fueron creadas por los Magos y todos conocemos el poder de su vínculo. Su amor por los antiguos de la perdición no es de ninguna ayuda para nosotros tampoco.
-Bela Kardoza, Brujah Antitribu, Budapest.
¿Te gusto la entrada?
Compartir en Google Plus
Sobre las Fuentes
Por favor visita el apartado “referencias” para encontrar las paginas originales de donde fue extraída la información, vampiro.cl es un compendio, nuestro objetivo es recopilar la mayor cantidad de contenido que circula por la web, son muchas personas que día a día traducen y/o comparten conocimientos que verteremos acá, nuestro aporte es clasificar, ordenar y compartir con la comunidad rolera.

0 comentarios:

Publicar un comentario