Kiasyd (Segunda Edición)

Edit
Durante el reinado de Juliano el Apóstata, más de mil años antes de la creación del Sabbat, tres Lasombra crearon la línea de sangre de los Kiasyd en un intento de descubrir la naturaleza de su Disciplina de Obtenebración. Capturaron en los alrededores algunas hadas de la Corte Caótica, y le compraron a un poderoso hechicero teutón una substancia que era supuestamente "la sangre de Zeernebooch, un dios del submundo". Un curioso y bravo miembro del grupo, un Lasombra de la quinta generación llamado Marconius, se presentó voluntario para el experimento. Mediante diversas pruebas y transfusiones, fue transformado en algo que solo en parte era un vampiro. La sangre de hada y la supuesta sangre del dios teutón lo alteraron drásticamente: se volvió enjuto, incluso para los criterios vampíricos; su piel adquirió una blancura translúcida; sus ojos cambiaron de forma y se volvieron negros, sin pupilas. Creció más de treinta centímetros, sus dedos se hicieron mas largos, y sus orejas, mejillas y nariz mas angulares y marcadas.

Este inusual vástago encontró poca paz entre los estirados y pretenciosos Lasombra, y una noche desapareció. Poco se supo de Marconius hasta finales de la Edad Media, cuando reapareció en Estrasburgo con un grupo de sus chiquillos, todos con las extrañas características de su sire. Los Kiasyd, como Marconius llamó a su línea de sangre, desafiaron a los Ventrue de la zona y los derrotaron, haciéndose con el control de la ciudad y los alrededores. Excepto por este incidente, los Kiasyd tienen una gran reputación de pasividad. No suelen enzarzarse en combates, y parecen ser principalmente eruditos. Normalmente viven solos, y se considera una violación de la etiqueta de su linaje que dos Kiasyd que no sean sire y chiquillo residan en la misma ciudad durante un prolongado periodo de tiempo. Los Kiasyd sufren una dramática alteración física tras recibir el Abrazo, creciendo entre quince y sesenta centímetros, y volviéndose delgados y entecos.

Su piel empalidece hasta quedar blanca como la tiza, y adquiere una extraña luminiscencia bajo la luz de la luna. Sus ojos se hacen más ovalados, y se van oscureciendo hasta volverse completamente negros, sin diferencias de color entre la esclerótica, el iris y la pupila. El cartílago de sus orejas, nariz y mejillas parece cristalizar, volviéndose más anguloso y pronunciado. Estos cambios tienen lugar con mucha rapidez, usualmente durante la primera o segunda noche tras la muerte. El Kiasyd debe ser encerrado durante ese periodo, pues sufre un incontrolable frenesí a lo largo del mismo. Cambia de un tipo de locura a otro, sin seguir un esquema fijo. Su comportamiento tras el cambio es todavía más extraño que su apariencia. Los Kiasyd son invariablemente los más tranquilos de los no muertos. Son llamativamente amables, educados y honorables. Nunca se enfurecen ni se ponen nerviosos, aunque son seres bastante emocionales. No les gusta beber directamente de los recipientes, ya que lo consideran vulgar. Prefieren estancar la vitae de su víctima en un vaso o similar antes de beberla.

Apodos: Oscuros, Sombras o Extraños.

Apariencia: Los Kiasyd miden entre 1.8 y 2.4 metros de alto. Son muy delgados y de piel absolutamente blanca y tienen rasgos muy angulosos. Sus ojos son ovalados y por completo de color negro. Suelen llevar ropa oscura, y algunos incluso capas, a pesar de lo anticuadas que puedan ser. Su piel adquiere un ligero matiz azulado tras haber bebido sangre hasta el máximo de su capacidad.

Refugio: Todos los Kiasyd mantienen refugios permanentes. Suelen quedarse en un mismo refugio hasta que éste empieza a decaer. Su hogar es invariablemente lo bastante espacioso para recibir invitados; aunque los Kiasyd no viven en las mismas ciudades, les gusta visitarse unos a otros. Siempre construyen vastas galerías subterráneas llenas de inusuales obras de cantería de diseño propio.

Trasfondo: Los nuevos Kiasyd suelen ser escogidos entre los los humanos más educados e inteligentes y son sorprendentemente normales en vida. La extraña sangre que corre por sus venas es la causa de gran parte de su rareza.

Creación del personaje: Muchos Kiasyd tienen un concepto de Obrero o Diletante. Sus conductas deberían ser más bien normales, pero sus Naturalezas algo completamente distinto. Los Atributos Mentales son siempre primarios, al igual que los Conocimientos. Los Rasgos de Trasfondo más comunes son Rebaño, Recursos y Criados. Un inusual conocimiento típico de los Kiasyd es el de Mecánica Feérica. Este Conocimiento permite al personaje construir maquinarias ilógicas de cualquier forma y tamaño, capaces de producir efectos extraños y preternaturales.

Disciplinas: Mytherceria, Nigromancia, Obtenebración.

Debilidades: El extraño físico de los Kiasyd puede ser perturbador e inhumano, pero no limita su apariencia; de hecho, muchos son considerados bastante hermosos. Sin embargo, tienen un problema con el hierro puro. Estar cerca de él suma uno a la dificultad de las tiradas de Frenesí, tocarlo obliga a hacer inmediatamente una tirada de Frenesí y las heridas sufridas por un arma de hierro puro son agravadas.

Cita: "Vete, vulgar criatura. Es mejor no molestarme con tonterías. Vuelve a tus mezquinos juegos".

Estereotipos:

• El Sabbat: Nuestro clan original dirige a esas bestias y buscaron nuestra vitae cuando iniciaron la guerra con la Camarilla. Nosotros les enseñaremos mejor.

Los Kiasyd deben ser evitados a toda costa. Tras sus educadas fachadas son bestias enloquecidas, dispuestas a retorcer tu realidad hasta la forma que deseen.
-Paulo, sacerdote Lasombra.
¿Te gusto la entrada?
Compartir en Google Plus
Sobre las Fuentes
Por favor visita el apartado “referencias” para encontrar las paginas originales de donde fue extraída la información, vampiro.cl es un compendio, nuestro objetivo es recopilar la mayor cantidad de contenido que circula por la web, son muchas personas que día a día traducen y/o comparten conocimientos que verteremos acá, nuestro aporte es clasificar, ordenar y compartir con la comunidad rolera.

0 comentarios:

Publicar un comentario