Noiad (20 Aniversario)

Edit
Pocos vampiros han contemplado alguna vez las Luces del Norte. El viaje hasta los lejanos confines del mundo, hasta un lugar inhóspito para hombres, bestias y vampiros, sin ninguna forma estable de alimentación es suficiente para que hasta los Cainitas más curiosos terminen rechazando la idea. Y sin embargo, una línea de sangre de vampiros consiguió acercarse lo suficiente como para poder ver esas luces de forma regular. Este linaje –los Noiad– consideraba que su deber sagrado era contemplar las Luces del Norte e interpretar la voluntad de los dioses. Sus protegidos mortales, una tribu nómada llamada los Sami, vivían temerosos y fascinados ante sus protectores divinos. Los Noiad defendían a los Sami de amenazas externas, tanto naturales como sobrenaturales y actuaban como chamanes y maestros de estos nómadas. A cambio los Sami les entregaban su sangre y mantenían a los Noiad seguros durante los largos meses sin oscuridad. Por supuesto, el toque de los vampiros lo corrompe todo. Los Noiad protegían a los Sami de los monstruos de los yermos helados y su sangre permitía a los mortales sobrevivir en tiempos de hambruna, pero los Vagabundos también se negaban a que sus rebaños mortales cambiaran o se desarrollaran.

Los intrusos eran rechazados o asesinados, sin que sus intenciones importaran. Cuando quedó claro que el avance del cristianismo (y de los Lasombra que actuaban desde dentro de la Iglesia) no podía ser detenido, los Noiad se llevaron a los Sami más hacia el norte, lejos de los rebaños de renos que podían mantenerlos y del amanecer de nueva era. Si los Noiad vieron algo en las Luces del Norte que los impulsó a tomar esta decisión o fue simplemente el miedo al cambio, no importa. Los vampiros llevaron a los Sami casi a su destrucción.

Apodo: Vagabundos

Secta: Los Noiad nunca llegaron a pertenecer a ninguna secta, y en gran parte permanecían apartados de la política vampírica de la época (por lo menos hasta que la guerra llegó lo bastante lejos en el norte como para convertirse en una molestia). Al ser una rama de los Gangrel, otros Cainitas los habrían considerado un Bajo Clan, en las raras ocasiones en que otros vampiros conseguían descubrir lo suficiente de ellos como para formarse una opinión.

Apariencia: Los Noiad habitaban exclusivamente entre los Sami y Abrazan exclusivamente en este pueblo nómada. La mayoría de los Noiad eran individuos de cabello oscuro y robustos, debido a su modo de vida antes del Abrazo. Por supuesto, el tono de su piel tendía a ser más pálido que el de sus compañeros vivos.

Refugio: Los Sami construían “refugios” móviles que podían ser arrastrados y les permitían viajar de día. Cuando el terreno o el número lo hacían imposible, los Sami observaban asombrados cómo sus protectores divinos se hundían en la tierra sólo para reaparecer de nuevo a la noche siguiente.

Trasfondo: Los Sami seleccionados para el Abrazo solían ser los que tenían talento para la adivinación, así como los que eran capaces de interpretar las estrellas y los sueños. Los Noiad también vigilaban a los hijos de familias en las que había por lo menos un vampiro, buscando los rasgos que les atraían. Los rasgos físicos no eran su principal interés, pero de todas formas los Sami que no eran capaces de sobrevivir en el duro clima del norte no vivían mucho tiempo como para convertirse en candidatos al Abrazo.

Creación del personaje: Los Atributos Físicos no eran necesariamente los primarios entre los Noiad, pero solían encontrarse en la media. Todos los Noiad tenían buenas puntuaciones en Supervivencia y Trato con Animales, y por lo menos un punto o dos en Atletismo y Armas Cuerpo a Cuerpo. Además, todos los Noiad tenían por lo menos un punto en el Trasfondo de Rebaño.

Disciplinas de clan: Animalismo, Auspex, Protean

Debilidad: Los Noiad se encontraban tan unidos de forma intrínseca a los Sami y a su papel de protectores divinos de la tribu que una de las leyendas sobre ellos se hizo realidad. Se decía que los protectores de los Sami no podían alimentarse de animales, sólo podían obtener su sustento de la sangre de los elegidos (es decir, los Sami). De hecho, los Noiad no podían beber sangre de animales, aunque eran capaces de beber la sangre de cualquier mortal o vampiro, sin importar su nacionalidad o etnia.

Organización: Normalmente los Noiad solían encontrarse cuando acudían a contemplar las Luces del Norte (esto también les permitía asegurarse de que los dioses les decían las mismas cosas a todos). Los Noiad también utilizaban animales, ghouls o controlados por la Disciplina de Animalismo, para mantener cierto contacto.

Cita: "Somos los hijos del Sol de Medianoche. Tenemos una familia. Tenemos lo que tú nunca podrás tener. Y quieres acabar con todo eso, ¿verdad?"

Estereotipos:

• Altos clanes: Pretenden saber todo lo que necesitan de su dios. Fueron ellos quienes escribieron el libro sagrado y ahora afirman que fue su dios quien lo hizo. Conozco esa mentira.
• Bajos clanes: Demasiados han sido engañados. Los que no lo han sido nos dejan en paz.

La Perspectiva Desde Fuera 

• Altos clanes: Saben más sobre la verdad de lo que se dan cuenta. No dudo de que Dios les hable a través de las luces del fin del mundo. Pero dudo que realmente lo escuchen.
• Bajos clanes: El lobo que se esconde entre el rebaño debe recordar que no es una oveja.
¿Te gusto la entrada?
Compartir en Google Plus
Sobre las Fuentes
Por favor visita el apartado “referencias” para encontrar las paginas originales de donde fue extraída la información, vampiro.cl es un compendio, nuestro objetivo es recopilar la mayor cantidad de contenido que circula por la web, son muchas personas que día a día traducen y/o comparten conocimientos que verteremos acá, nuestro aporte es clasificar, ordenar y compartir con la comunidad rolera.

0 comentarios:

Publicar un comentario