Casta Hechiceros

Edit
El resto de nuestro Clan pertenece a la aislacionista Casta de los Hechiceros. Tanto los Guerreros como los Visires reconocen el gran valor del poder de los Hechiceros, pero ninguno de los dos grupos confía mucho en ellos. Las leyendas del Clan en torno a los Baali están demasiado arraigadas como para que el Assamita medio se encuentre cómodo junto a alguien capaz de hacer que demonios y djinn le obedezcan con sólo una palabra. Como sucede con los Visires, hay muy pocos Hechiceros en el Sabbat.

También hay unos cuantos entre los Desposeídos, pero el bajo número de Hechiceros en general y su estilo de vida aislado los mueve a buscar la compañía de otros de su clase. Por desgracia, mientras que los Visires pueden llevarse bien con sus homólogos de la Camarilla, la mayor parte de los Hechiceros no puede ni siquiera sentarse en la misma habitación que los celosos y paranoicos Tremere sin que se desate un duelo mágico. Una pena, dado que a la mayoría de los miembros de la Camarilla les encantaría tratar con taumaturgos menos complicados que los Tremere.

El líder de la Casta de los Hechiceros es el Amr, un puesto que ha sido sinónimo de Al-Ashrad durante cerca de dos mil años. Éste, que ya era un mago quinientos años antes de su Abrazo, es la definición de su cargo hasta el punto de que sólo hay un Antiguo Assamita que sea una amenaza para su poder. Por desgracia, ese Assamita (Ur-Shulgi) es aquél que Al-Ashrad más teme que se alce para desafiarlo; es por esto que el Amr se ha unido a la conspiración de Tegyrius. Al-Ashrad no está sólo por lo que se refiere a su origen, un pequeño pero vital porcentaje de Hechiceros eran magos mortales antes de su Abrazo. Algunos incluso han mantenido el contacto con los grupos ocultistas a los que pertenecían, los cuales a veces pueden proporcionar a los Hijos valiosa información de inteligencia.

Los Hechiceros sufren la Maldición Tremere y la Maldición de la Prominencia. Unos pocos sufren la Maldición Baali por contagio de sus hermanos Guerreros. En éstos, la Maldición Baali suele sustituir a la de la Prominencia, pero algunos sufren ambas.


Nota: En las Noches Pasadas: Pérdidas de Visión y Poder; Originalmente los hechiceros tenían Auspex y no Ofuscación, como Disciplina de casta y todos los poderes opuestos estaban dos niveles por encima y no uno, a efectos de oposición contra cualquier forma de encubrimiento mágico (Libellus Sanguinis III). Como el objetivo de la casta fue dirigiéndose gradualmente hacia la ocultación, su predisposición de Disciplinas también cambió. Los individuos que intentan penetrar la tapadera sobrenatural de los hechiceros modernos lo tienen más difícil porque la ocultación mágica es ahora más una habilidad innata que algo que el hechicero deba aprender como una habilidad "externa". Para llevar a cabo la Ruptura, ur-Shulgi realizó un ritual único que le permitió tomar prestada una porción del poder mágico de todos los vampiros que descendían de él. Como más de dos terceras partes de los hechiceros Assamitas tienen a ur-Shulgi entre sus antepasados, el ritual los afectó casi a todos. Los efectos del ritual duraron un año y una noche enteros y luego se diluyeron gradualmente a lo largo de un año. Entre 1998 y finales del 2000, todos los hechiceros se sentían debilitados en lo que se refiere a la magia de sangre y no sólo en las prácticas "ajenas" y tenían que invertir un punto de sangre adicional para cada invocación de la magia de la sangre, ya fura de senda o ritual. A finales del 2000, estos efectos ya habían desaparecido, dejando a los hechiceros sólo con su debilidad de casta "inicial"
¿Te gusto la entrada?
Compartir en Google Plus
Sobre las Fuentes
Por favor visita el apartado “referencias” para encontrar las paginas originales de donde fue extraída la información, vampiro.cl es un compendio, nuestro objetivo es recopilar la mayor cantidad de contenido que circula por la web, son muchas personas que día a día traducen y/o comparten conocimientos que verteremos acá, nuestro aporte es clasificar, ordenar y compartir con la comunidad rolera.

0 comentarios:

Publicar un comentario