Etapa 05: Ré

Edit

Un Kuei-jin novato debe proceder con suma cautela. En esta etapa no es un shen, sino un hin, una "no persona" sin derechos. Un hin puede ser destruido a voluntad del ancestro gobernante. De hecho, puede ser asesinado por cualquier Kuei-jin establecido que lo encuentre ofensivo. Los hin deben cultivar cuidadosamente los modales y la etiqueta.

Estos vampiros reciben un riguroso entrenamiento y no solo de un sifu: toda la comunidad Catayana participa. En las antiguas noches este proceso podía llegar a durar 24 años (dos ciclos del Zodiaco); en la Quinta Edad la rapidez es vital, por lo que las iniciaciones no suelen superar los cinco años. Durante el proceso, todos los jina de la región participan en la educación del hin. Por tanto, un nuevo Catayano podría aprender la escritura kaja de la Quinta Dama Superior de Caligrafía, la etiqueta espiritual del Guardián de Occidente y el Kenjutsu del Dragón de la Espada Celestial. El entrenamiento es duro y los instructores no toleran los errores. En la Quinta Edad los vampiros no destacan por su paciencia.

Hay poco tiempo que perder en sutilezas, por lo que es mejor destruir a los pupilos que carecen de la fortaleza física o emocional para sobrevivir a varias vidas de guerra y hambre. En esta fase los hin también aprenden sus Disciplinas y Artes Sobrenaturales; bajo la atenta mirada de maestros reconocidos, reciben instrucción en los poderes místicos rudimentarios apropiados a su disposición. La primera parte del entrenamiento de los hin consiste en la manipulación y la comprensión del Chi. Se les enseña a sintonizarse con esta energía, a manipularla dentro de sus cuerpos y a contemplar los Mundos del Yin y el Yang. Durante esta fase de la instrucción el hin centra su Chi, encuentra su equilibrio y se alinea con el Yin, el Yang o el Equilibrio.

Naturalmente, como vampiros, también aprenden sus atributos esenciales. cómo saciar su hambre, cómo dominar las naturalezas fuego y ola y como evitar el sol. Cuando se manifiesta el Arte Demoniaco (como siempre ocurre), el hin es entregado al terrorífico Primer Oni de la corte, el vampiro más habilidoso en la conjunción del P'o. El Primer Oni, normalmente (aunque no siempre) miembro del Dharma del Tigre Diablo, instruye al hin en el control del uso del P'o. Este periodo suele ser el más terrorífico de todo el proceso, ya que hay que evocar al Demonio y enfrentarse a él. Son muchos los que no sobreviven con la cordura intacta. Durante este periodo cada palabra, cada gesto y cada acción son cuidadosamente vigiladas por toda la comunidad. Los wu y cortes establecidas evalúan la habilidad y el carácter del hin. Un pupilo prometedor puede atraer la atención de figuras importantes de una corte que se ofrezcan a aceptarle como "estudiante especial"; por supuesto, la aceptación de tal oferta sumerge irremisiblemente al vampiro en el abismo del faccionalismo Catayano.

Los aliados del mentor se convierten en los del estudiante... igual que sus enemigos. Además, los estudiantes rivales harán lo que sea para destruir a ese "arribista impúdico". El periodo de instrucción también es la fase en la que se comienza el camino a lo largo del Dharma. Representantes de las cinco Dharmas estudian al hin y hablan entre ellos sobre la senda más adecuada. Se sabe que en el caso de algunos pupilos excepcionales los maestros Dhármicos han viajado desde muy lejos (a veces asombrando a la corte con su aparición) para poder encargarse del entrenamiento "de forma adecuada". Los Kuei-jin consideran este hecho como un gran augurio: estos pupilos suelen ser tenidos en muy alta estima, ya no se esperará de ellos más que grandeza.

La Prueba del Fuego y el Agua, que marca el fin de la iniciación, siempre tiene lugar el vigesimotercer día del mes del Dragón. En esta festividad, que a menudo suele disfrazarse como una fiesta o festival mortal, el hin demuestra el dominio de sus habilidades mundanas y sobrenaturales frente a la corte. Recipientes mortales, que sirven como refresco al hin y como recordatorio de la importancia de la sutileza, se mezclan ignorantes entre los Kuei-jin. Cada estudiante debe comportarse de modo impecable, demostrando no solo los conocimientos mínimos sobre su existencia como Kuei-jin (entrenamiento en las Disciplinas y dominio de las naturalezas del fuego y la ola), sino que deben mostrar también su área de mayor capacidad, ya sea la caligrafía, la pintura, la seducción o la guerra. Los pupilos seleccionados por los Kuei-jin establecidos deben tener un comportamiento excepcional; mostrar algo que no sea la perfección puede ser un golpe para el honor de su mentor. Si un hin no consigue impresionar a la corte, una ceja enarcada del ancestro o un gesto brusco con un dedo convoca a los jina cercanos: el desafortunado hin es rápida y discretamente "apartado" y no se le vuelve a ver jamás.

Hacia el final de la noche, el ancestro y los mandarines presentan a los supervivientes en la corte y les otorgan el rango de discípulos, Ahora son "personas", miembros en pleno derecho de la sociedad Kuei-jin. Este logro coincide con el juramento de reciprocidad, ya que los discípulos juran lealtad a sus compañeros y prometen obediencia a los vampiros de posición superior. En este momento se asigna una "dirección" a cada discípulo, según un análisis astrológico que depende de la fecha en la que el Kuei-jin se alzó de entre los muertos. Se cree que esta dirección (norte, oeste, centro, este, sur) gobierna la disposición general del vampiro, su temperamento y su papel en la sociedad.

Por último, cada discípulo se une a un wu. Esta palabra (que dependiendo del tono puede significar "cinco" o "casa") representa a una "Familia de Sangre" de no muertos. Normalmente están compuestos por Kuei-jin que mostraron interés o simpatía entre ellos durante el entrenamiento. Cada vez se permite a más hin recién iniciados que se unan en sus propios wu. Algunos mandarines deploran esta práctica ya que aseguran que las tradicionales "Cien Familias Cadavéricas" son suficientes; sus hermanos más liberales responden que solo permitiendo a los jóvenes escribir su propia historia podrán los Kuei-jin sobrevivir a la llegada de la Sexta Edad.

¿Te gusto la entrada?
Compartir en Google Plus
Sobre las Fuentes
Por favor visita el apartado “referencias” para encontrar las paginas originales de donde fue extraída la información, vampiro.cl es un compendio, nuestro objetivo es recopilar la mayor cantidad de contenido que circula por la web, son muchas personas que día a día traducen y/o comparten conocimientos que verteremos acá, nuestro aporte es clasificar, ordenar y compartir con la comunidad rolera.

0 comentarios:

Publicar un comentario