Los Urmen (Los Favoritos de la Luna)

Edit

Olas tras ola, cada una mayor que la anterior
Hasta que al gin una novena, conteniendo medio piélago
Llena de voces, se elevó lenta y se precipitó
Rugiendo y toda ella era llama.
-Lord After Tennyson. "La Llegada de Arturo".

Los Urmen son tal vez la más excéntricas de todas las Familias de Poder. También son la menos numerosa, con sólo tres ramas modernas existentes y puede que una de ellas haya penetrado por la brecha entre los mundos que lleva a la Arcadia. Los Phuri Dae hablan con preocupación sobre la rama Pestralla, que tal vez desapareciese hace 50 años entre las alturas escarpadas y las profundidades más frías de las montañas escocesas. Esta preocupación se ve alimentada tanto por su temor de que los Urmen desaparezcan totalmente y por su preocupación tal vez mayor de que algún miembro de los Pestralla sea el Guardián de Jalomasin, la Semilla de las Estrellas, custodiada tradicionalmente por los Urmen.

A pesar de pertenecer sin duda a la Sangre y tal vez poseedores de una Sangre más especial que la de las demás familias, los Urmen son extraños, incluso para los Gitanos. Son los Gitanos que se asocian más tradicionalmente con la Corte Luminosa y las legiones de las hadas, aliados inciertos y poco fiables en el mejor de los casos. Siempre han corrido rumores entre las demás familias de que la lealtad de los Urmen puede estar más del lado de sus amigos de la Arcadia. Esta sospecha les ha perseguido desde que Daenna trajo al primero de sus hijos videntes a los fuegos ardientes de los corazones Rom.

Hace mucho tiempo, cuando Daenna todavía pululaba entre sus hijos como la gallina que cloquea a sus polluelos, se dirigió a una kumpania acampada en los bosques de Transilvania. "¿Hijos míos, no tienen un chal y una manta que ofrecer a una que lleva largo tiempo viajando?" Preguntó acercándose al fuego.

Corriendo de entusiasmo ante la visita ya que todos los Rom la reconocían todavía en aquél tiempo remoto, los Gitanos hicieron lo que ellas les pidió. "Toma, te traemos nuestro mejor chal y nuestra mejor manta", dijo la mayor de ellos, entregando a Daenna los objetos hechos de pelo de cabra de la mejor calidad.

"Sí, sí está bien, pequeños", murmuró Daenna.

En ese momento, la primera de los Rom sintió a alguien tirar de su mata. Miró hacia abajo y vio a un pequeño muchachito Gitano observándola con determinación. "Si eres la madre de todos nosotros, ¿cómo es que todavía tienes el pelo negro y todos los dientes? No pareces la madre de una madre".

Entre risas, Daenna miró al pequeño de ojos penetrantes llamado Dimitri. "Eres muy inteligente al preguntar eso, pero las cosas no siempre son lo que parecen. ¿Ves este chal? Parece, bueno, un bonito chal, ¿no?" Dimitri asintió con la cabeza y Daenna continuó. "Pero mira más de cerca. ¿Ves este hilos deshilachado de aquí?" Mientras hablaba comenzó a tirar rápidamente el hilo. Tirando y tirando, convirtió el hermoso chal en un montón de hilos desordenados. "¿Que ves ahora Dimitri?"

"Un lío espantoso... Ahora tendrás problemas" dijo Dimitri solemnemente ya que no le gustaba ver como azotaban a la gente.

"Ah, esa es una de las formas de mirar este montón de hilos embarullados, pero hay otras maneras. Muchas otras". Mientras la voz de Daenna inundaba el aire, todo lo demás era silencio en el campamento nevado. "Yo veo estos hilos de otra forma. De hecho, los veo como veo a mis hijos y cada uno de ellos es un hilo embarullado. Cuando trenzo unos cuantos veo una kumpania, o tal vez una familia. Unos cuantos más y unos cuanto más todavía todos de color, textura, sabor y tacto diferentes y enseguida lo que veo son los Rom. ¿Es este tuyo este hilo tal vez Dimitri?" Dejando caer los hilos enredados en su regazo, Daenna alcanzó la manta. "Y aquí hay otro tejido. En este veo todos los pueblos del mundo. Aquí están los Rom y aquí los humanos de todas las razas. Esta bandera negra creo que son los shimulo y esta los guerreros de Gaia. Veo otros, demasiado como para contarlos, aunque veo uno que falta en estos dos tejidos, el chal y la manta, los Rom y el mundo, o casi. Es un hilo de belleza y de poder y como todos los demás, es necesaria su presencia".

Con esto, Daenna sacó del interior de su bolsa un carrete de hilo dorado. Cosió cuidadosamente este hilo en el diseño del chal y la manta. Cuando hubo terminado, entregó los dos objetos otra vez a Dimitri. "Duerme con ellos esta noche y asegúrate de taparte de pies a cabeza". le dijo. Esa misma noche, Dimitri desapareció, aunque la manta y el chal aparecieron tirados en el suelo. Ochenta y un mes más tarde, Dimitri volvió con su familia, y con él trajo a nueve niños. Estos niños eran videntes y extraños, con caras y manos largas y un hermoso cabello negro con vetas plateadas. Eran los primeros Urmen.

Desde aquél momento, los Urmen han contado más de nueve ramas de su familia. Los Urmen están convencidos de que los Rom son las comadronas del renacimiento de la Corte Luminosa en el mundo físico durante la Convergencia. Como preparación para este renacimiento milagroso, los Urmen, que a veces se llaman a sí mismo. "Los Favoritos de la Luna o los Sirvientes de Alako", buscan una forma de incrementar el Maná, las energías mágicas del mundo, que llevan mucho tiempo escaseando. Según los Urmen, durante la Convergencia, los Rom elegidos acomodarán a las hadas y la Novena Ola (el ejército de las hadas) marchará desde la Arcadia en una corriente fastuosa de magia y renacimiento.

De las dos ramas conocidas de los Urmen, la familia que ahora viaja por Rusia y los países Eslavos, asediada por el retorno de los vampiros Baba Yaga y la confusión social, se encuentra en gran peligro debido a varias fuerzas. Los habitantes de la zona se están volviendo cada vez más hostiles con los Gitanos. Más concretamente, están surgiendo nuevos rumores sobre procedimientos de esterilización forzada y los Rom temen que una acción coordinada por parte de la comunidad médica podría destruir cuando menos una rama de esta familia ya marchita de por sí.

Los Urmen entienden estos abusos como una señal de que la Convergencia se aproxima y de que ciertos poderes no desean que los Rom desempeñen su papel cuando llegue finalmente el momento. Esta es una cuestión en la que las Familias de Poder están indudablemente de acuerdo. Sin embargo, los Urmen Naroshkin han respondido a estas renovadas persecuciones haciéndose más visibles, una táctica que otros Rom consideran potencialmente suicida. Pero los Urmen en sí sólo hablan de tapices, trenzados y perspectivas nuevas. Mientras tanto, la otra familia Urmen conocida pasa mucho tiempo vagabundeando por las islas y las aguas de Grecia. Afirman estar buscando signos de la Novena Ola.

Todos los miembros de Sangre de la familia Urmen tienen al menos un poco de sangre de la Corte Luminosa mezclada con su Sangre Rom. La intoxicación de sangre de hada hace que los Urmen no estén completamente armonizados con la Sangre Rom y por lo tanto no puedan tener un nivel de Pureza de Sangre mayor de cuatro. Sin embargo, poseen ciertos trucos y poderes inaccesibles para todos los demás, salvo las propias hadas.

¿Te gusto la entrada?
Compartir en Google Plus
Sobre las Fuentes
Por favor visita el apartado “referencias” para encontrar las paginas originales de donde fue extraída la información, vampiro.cl es un compendio, nuestro objetivo es recopilar la mayor cantidad de contenido que circula por la web, son muchas personas que día a día traducen y/o comparten conocimientos que verteremos acá, nuestro aporte es clasificar, ordenar y compartir con la comunidad rolera.

0 comentarios:

Publicar un comentario