Cánticos, Mantras y Respiración

Edit

La voz es la travesía del alma y el aliento la transporta. Una voz entrenada puede imitar el OM que dio a luz a la creación y concentrar la esencia vital en un torrente de sonido. Incluso en su forma más común, la voz transmite pensamientos, planes, emociones y ceremonias; por tanto la voz, el mayor de los instrumentos, se convierte en una herramienta muy útil para la meditación y el control.

Todos los estilos de meditación (y hay cientos de ellos) utilizan diferentes cánticos, mantas y plegarias. Algunos apelan a poderes superiores (o inferiores), mientras que otros hacen circular el aliento, estimulan los sentidos o distraen la mente de las preocupaciones mundanas. Muchos cánticos emplean frases sencillas pero muy importantes ("Todo es una ilusión", por ejemplo), mientras que otros repiten un único sonido una y otra vez, hasta que la mente racional se rinde a sus reflejos instintivos.

Casi todos los estilos de meditación también incluyen intrincadas técnicas de respiración; el aliento, después de todo, es la vida. 

Aunque por lo general los Kuei-jin no respiran, algunas meditaciones Catayanas dirigen el aire de nuevo a través del cuerpo. Algunos vampiros, especialmente los que siguen el Dharma del Dragón Asesino, cultivan esta "falsa respiración"; los verdaderamente iluminados pueden literalmente inhalar el Chi del aire. Muchos vampiros que aspiran a este estado practican la respiración durante siglos, aunque no exista un motivo "práctico" para ello. Como mínimo, les sirve para acercarse un poco más a los vivos.

¿Te gusto la entrada?
Compartir en Google Plus
Sobre las Fuentes
Por favor visita el apartado “referencias” para encontrar las paginas originales de donde fue extraída la información, vampiro.cl es un compendio, nuestro objetivo es recopilar la mayor cantidad de contenido que circula por la web, son muchas personas que día a día traducen y/o comparten conocimientos que verteremos acá, nuestro aporte es clasificar, ordenar y compartir con la comunidad rolera.

0 comentarios:

Publicar un comentario