Chi'n ta: Los Magos

Edit

No es justo. A pesar de buscar la iluminación, los Kuei-jin no son más que abejorros zumbadores si se les compara con las moscas dragón conocidas como chi'n ta, shinta o magos. A pesar de la fragilidad de sus alas, estos molestos insectos humanos disfrutan de una fuerza y una precisión con la que los Kuei-jin solo pueden soñar. Es frustraste. Es intolerable. Es, en muchos aspectos, un insulto, especialmente cuando un chi'n ta prevalece en algún enfrentamiento contra su superior, el Catayano. Sí, muy pocos de estos aspirantes a bodhisattva llegan a adquirir el poder de los grandes inmortales Kuei-jin; también es verdad que casi todos los chi'n ta se involucran tanto en la política, el egoísmo o las complejidades de su propia iluminación que no representan una gran amenaza. Sin embargo, cuando un mago está atento, cuando sobrevive a las pruebas de la existencia lo suficiente como para convertirse en una amenaza, especialmente cuando se reúne con él, la molesta mosca se convierte en un verdadero dragón. Los Kuei-jin aprendieron hace mucho que hay que tener cuidado entre aquellos que parecen capaces de obrar milagros. Es muy probable que estas maravillas provengan de la conciencia, y pueden llegar a ser muy peligrosas.

Los Kuei-jin llaman a los magos "El Pueblo del Rayo" con buenos motivos: el rayo, en sentido literal y figurado, nunca anda lejos de su mirada. Aquellos que creen comprender el mundo prismático de los chi'n ta se fijan en la pequeña pero accesible Hermandad Akáshica. Se trata de disciplinados maestros de las artes físicas y mentales, y parecen ser los perfectos magos orientales. Craso error. Aunque su afiliación con el Consejo de las Nueve Tradiciones Místicas y su fachada de arquetípicos "artistas marciales" les hacen muy visibles dentro del Pueblo del Rayo, no son más que uno de los colores del espectro. Otros tonos están representados por dos antiguos rivales, los Wu Lung y los Wu Keng y por los misteriosos Go Kamisori Gama de Japón. Diversas luces menores simbolizan a las numerosas y pequeñas sectas que salpican toda Asia. Algunos puntos, demasiado diminutos como para ser apreciados, representan a los monjes, sabios, chamanes y ermitaños solitarios que encarnan la llama de la iluminación pero que deciden no compartirla. Sin embargo, el faro más brillante entre el Pueblo del Rayo procede de una fortaleza que se eleva sobre un mar de colores como un monolito resquebrajado pero imponente: la Tecnocracia.

La Tecnocracia

Estos magos de estructura y sustancia, llamados "Pueblo de Piedra", "Los Cinco Dragones de Metal" (como referencia a sus cinco divisiones) o "Los Truenos Sutiles", surgieron de una alianza medieval de filósofos científicos occidentales y legalistas y artesanos orientales. Mezclando lo mejor de ambos mundos, estos primeros visionarios forjaron un vínculo cultural que, con el tiempo, se convirtió en símbolo del mundo sobrenatural. Los Cinco Dragones de Metal, dedicados a la idea de perfeccionar el orden mediante los logros armoniosos, construyeron elaboradas máquinas, materiales refinados y devastadoras estratagemas de guerra para destrozar a toda oposición.

Siguiendo los consejos de Sun Tzu, los tecnocráticos Dalou'laoshi emplearon las divisiones entre sus enemigos para operar con mucho menos riesgo. Enfrentando a los rivales los unos contra los otros, estos magos socavaron a grupos como los Wu Lung, borrándolos después del mapa con diversos golpes rápidos. Mientras tanto, los Tecnócratas pasaban el tiempo perfeccionando códigos legales, inventos y estrategias políticas. Cuando las rutas comerciales se abrieron, los Dalou'laoshi se hicieron con los contratos; cuando los gobernantes necesitaban dinero, ellos tenían oro; cuando Occidente les invadió por la fuerza, se fragmentaron y comenzó la purga. Solo los Dragones de Metal que se aliaron con los magos europeos sobrevivieron a la guerra; juntos, los aliados construyeron los cimientos del moderno coloso Tecnocrático oriental, una máquina alimentada por un Sindicato internacional y propulsada por los hombres mecánicos de Iteración X.

Tras haber diezmado a sus rivales místicos, la Tecnocracia oriental ha vuelto su atención hacia otras amenazas "antinaturales", incluyendo a los Kuei-jin. Empleando todo tipo de dispositivos de hipertecnología y redes de información, las oficinas principales en Singapur, Japón y China comenzaron una guerra abierta contra los Catayanos. Sus actividades han aplastado muchas fortalezas Kuei-jin en un breve periodo de tiempo. Los Tecnócratas tienen sus propios problemas, los conflictos internacionales siguen haciendo imposible la cooperación a gran escala en el continente y en este vacío muchas compañías y Dragones de Metal toman la iniciativa y tratan de alcanzar sus propios objetivos y alianzas. Algunos apartan la mirada cuando sus viejos asociados Catayanos aparecen: otros disparan primero y revisan los restos después. Los Kuei-jin astutos han aprendido a explotar las rivalidades entre los Dragones de Metal para sobrevivir ocultos en las sombras.

Este Pueblo del Rayo emplea sus Artes mediante elementos científicos: hardware, biomodificaciones, control de mercados, tecnología de la información, medios de comunicación de masa y educación. Convenciendo a las Masa de una verdad tecnológica y mostrándoles sus beneficios, los Tecnócratas socavan el sentido de misticismo que alimenta a sus rivales, lo reemplazan por imágenes de su propia superioridad y refuerzan éstas con demostraciones de poder. Tras varios siglos de sutil manipulación, el Pueblo de Piedra abre las puertas de alguno de sus laboratorios secretos y lanza a sus tropas de asalto (clones, ciberasesinos, robots, virus, fuerzas de policía, políticos y empresarios con más dinero que Dios) contra sus enemigos.

La Hermandad Akáshica y Otras Tradiciones Místicas

La supuestamente "iluminada" Hermandad Akáshica, que traza su linaje hasta un mítico pueblo prehistórico (probablemente situado en el Monte Meru), es una paradoja para los Kuei-jin: estos eremitas ascéticos refinan sus talentos físicos y mentales hasta niveles inhumanos, predican la paz y la armonía y en teoría buscan una iluminación divina que se tarda vidas en alcanzar; sin embargo, machacan a golpes todo aquello que les molesta., hablan con irritantes parábolas y, como a los ancianos Kuei-jin les encanta recordarles, libraron una guerra de 300 años por una pequeña diferencia doctrinal. A pesar de todo,  no se pueden poner en duda ni sus poderes ni la tranquilidad serena que parece seguirles como una brisa de primavera.

Hace siglos los Kuei-jin y la Hermandad compartían el monasterio Shaolin. El fin de este "experimento" era loable: que cualquiera que buscara la iluminación fuera bienvenido tras sus muros. Sin embargo, no se logró alcanzar la armonía buscada y los Akáshicos fueron expulsados. Aún hoy algunos Kuei-jin estudian a los Hermanos (normalmente desde la distancia) para descubrir sus secretos. Pero como las hojas de un árbol moribundo, estos Catayanos suelen abandonar los templos de sus anfitriones con las manos vacías. Aunque los magos parecen dar buenos consejos, dicen los disidentes, la "serenidad" de la que están tan orgullosos parece surgir más del control mental que de la verdadera iluminación.

Los chi'n ta Akáshicos enfocan su magia mediante artes marciales de un calibre casi legendario. Los viejos Kuei-jin dicen que muchos de los grandes guerreros míticos son, en realidad, maestros de esta secta. Algunos Akáshicos prefieren la manipulación telepática y emocional a las peleas, pero ninguno rehúye la lucha cundo ésta se presenta. A pesar de su pretendido pacifismo, los chi'n ta capturan poderosos Nidos de Dragón y canalizan sus energías para sus propios fines. Cualquiera que se resista a su toma es golpeado (o aburrido) hasta la muerte por los "Hermanos de la Armonía".

Hace mucho, las moscas dragón se alinearon con una organización de magos arribistas occidentales (especialmente para protegerse de los Wu Lung, de los Dalou'laoshi y de sus propios camaradas). Las llamadas "Tradiciones" creyeron tener carta blanca para establecerse en las tierras ancestrales de los Akáshicos, y aunque sus Artes son mucho más débiles de lo que aseguran las leyendas (¿cómo lograron sobrevivir con su tendencia al fracaso?), estos molestos extranjeros guardan algunos secretos interesantes. Los más numerosos se llaman "Cuentasueños"; tomando bajo su manto a los chamanes mongoles, malayos, polinesios y Ainu, estos errantes comparten una profunda afinidad con los espíritus tanto del Yin como del Yang. Mediante sus cantos, bailes y otros ritos primordiales, estos magos se infiltran en los Reinos de la Tierra y el Cielo, recorriendo sus salones como si fueran invitados de honor.

Los magos más rudos, como los "Hijos del Éter" y los pomposos "magos de las Órdenes Herméticas", no muestran los buenos modales de los Cuentasueños. Lo que hacen es arrebatar el Rayo a los poderes Celestiales y canalizarlo mediante extraños artefactos y órdenes arcanas. Por supuesto, el denominado "Oriente Místico" les atrae como una luz a una polilla, sin embargo, y como muchos Kuei-jin descubrieron hace tiempo, lo que funciona en Occidente podría no servir para nada en tierra orientales.

Magos Dragón y Damas Sutiles

Los justos herederos de las grandes tradiciones chinas han tenido que buscar refugio en otros mundos más mágicos. Los llamados Magos Dragón, los Wu Lung, han perdido tanto terreno a lo largo del larguísimo conflicto con Occidente, la modernización y otros rivales que apenas se muestran, ni siquiera en sus tierras ancestrales. Maestros del feng shui, la alquimia, las artes taoístas y budistas y de magias que ya eran viejas cuando el Emperador Amarillo no era más que un niño, estos regios magos fueron amos de los dragones chinos y mongoles. Los viejos Kuei-jin aún recuerdan con cariño los tiempos en los que estos reyes mágicos entretenían a los Catayanos con banquetes de quince platos y arroz de oro. Entre los presentes que entregaban a los Hijos de la Noche (como supuestamente llamaban a los Kuei-jin) estaba el jade, el oro, el marfil tallado y los esclavos suculentos criados especialmente para saciar su Hambre. Acogían a los Kuei-jin cuando les apetecía o libraban magníficas guerras contra ellos sin pretexto alguno. Al contrario que los humildes Akáshicos, los Wu Lung construían grandes palacios y pagodas, invocaban al viento en sus corazones y se denominaban "Maestros". Puede que fueran arrogantes, pero al menos eran honestos.

Sus opuestas, las Damas Sutiles Wu Keng, mantenían una tradición campesina por la que llevaban 3.000 años guerreando contra los dragones. Cojeando sobre los muñones de los chamanes rebeldes, la primera secta Wu Keng surgió de un grupo de mujeres. Avergonzadas, mutiladas y viudas, estas pobres pero poderosas hechiceras se retiraron a las colinas y a los pueblos para planear su venganza. Incapaces de superar directamente a los odiados Wu Lung (que, dicen las historias, habían conspirado para eliminar la secta), tejieron una red de intrigas de la que un Kuei-jin se enorgullecería. Muchos Catayanos se han unido a lo largo de los siglos a la Sociedad del Loto Tullido (un nombre educado para referirse a la tara de las Wu Keng) o han realizado misiones para ella. Las recompensas por estos servicios suelen ser generosas (dentro de la humildad) y el conste de la negativa (un conjuro que hace hervir al Kuei-jin por dentro) aconseja no mostrar reticencias.

Las dos sociedades huyeron de Hong Kong durante la Marcha del Sol; aunque mantienen fortalezas en el interior de China, tratan de no llamar la atención. El odio que se profesan, a pesar de ser milenario, es una brisa comparado con el que reservan para los Cinco Dragones de Metal. Operando desde sus hogares secretos y sus reinos en otras dimensiones, estos antiguos rivales conspiran para limpiar sus tierras de invasores antes de que dejen definitivamente su huella. Los Kuei-jin siempre han estado dispuestos a ayudar, y a menudo los enfrentan para entretenerse.

Las Artes de estos chi'n ta reflejan sus orígenes: los extravagantes Wu Lung usan la alta magia ritual, ceremonias precisas y números místicos para invocar a los espíritus, los elementos y las criaturas del crepúsculo; las míseras Wu Keng invocan hechizos sencillos mediante el arte, el habla y los útiles caseros. Aunque son de carácter humilde y reservado, estas mujeres muestran una fría ferocidad que, por el contraste con su actitud silenciosa, parece más cruel que el trueno de los Magos Dragón.

Otras Sectas y Chi'n ta Independientes

Como las estrellas en el cielo, las sectas místicas de Asia son demasiado numerosas como para nombrarlas a todas. Como los vientos, acarician la Montaña Eterna, cogen un puñado de polvo y se lo llevan hasta un lugar nuevo y distante. Hasta los más viejos Kuei-jin terminan olvidando a estos susurros silenciosos; las voces de los Despertados se pierden para los bosques, las junglas, las ciudades, las montañas e incluso para los inmortales. La mayoría de los chi'n ta se ocupa de sus asuntos; muchos otros siguen tradiciones que se transmiten a los descendientes, o pasan sus conocimientos a unos pocos estudiantes que pueden o no seguir la senda de sus maestros. El viejo ermitaño de la montaña existe, si, pero no habla con nadie, y mucho menos con un muerto. De este modo los magos se convierten en otro enigma de la noche, hasta para aquellos que se denominan reyes de la misma.

Por supuesto, a veces se producen brillantes destellos: el clan ninja Go Kamisori Gama; las Mujeres del Loto Blanco que llevan su locura al mundo para desaparecer en los salones de té de Cielos Lejanos; el canóbal Toc Faan, que se alimentaba de las víctimas de Pol Pot; el ciego Tay Hoy Li, que presuntamente halló la iluminación en los túneles de tortura de Vietnam. La lista es muy extensa. En una tierra de dos mil millones de almas, las moscas dragón buscan refugio en los lugares más insospechados. En los últimos años han surgido de los despojos de los Cinco Dragones de Metal diversas sectas chi'n ta; educadas por los medios de comunicación y criadas con un ordenador entre las manos, estos jóvenes Amos del Rayo canalizan sus truenos mediante Internet, la realidad virtual y la cibernética casera. Para los pocos Catayanos que reconocen a estos nuevos magos, las sectas hipertecnológicas (los Gon Lo, la Sociedad de los Mil Bastones, la Gama de los Cinco Anillos y muchas otras) presentan una fascinante oportunidad para conseguir nuevos recursos y aliados.

Interpretación de los Chi'n ta

Los magos disponen de poderes que asombran hasta a los Kuei-jin, ya que son capaces de reformar la realidad a voluntad. Aunque el mejor modo de representar estas capacidades es usar los sistemas aparecidos en Mago: La Ascensión, es más sencillo definir una o dos áreas (o más) de especialización, asignando Reservas de Dados según la experiencia y decidiendo las dificultades según lo que se quiera conseguir en cada momento. Los magos orientales suelen controlar poderes basados en el control de espíritus, las fuerzas elementales y el joss. Los magos que se concentran en los elementos suelen tener altas puntuaciones de Yang (que gobierna las Reservas de Dados empleadas para invocar su magia), mientras que los que controlan el joss tienen ir hacia el Yin. Aunque los estilos mágicos suelen definir sus poderes, todos los chi'n ta son distintos. Aunque hayan sido moldeados por fuerzas similares, tienen una simetría única y personal. Los magos suelen estudiar las Artes que se corresponden con su personalidad y cultura; este amplio e imprevisible abanico de poderes hace que los magos sean todo un reto para los Kuei-jin que creen saberlo todo.

Los chi'n ta son capaces de obrar milagros, pero hasta los más experimentados meten la pata de vez en cuando, desencadenando terribles acontecimientos. Una tormenta de fuego puede reducirlos a cenizas, pueden ver su cuerpo cubierto de heridas, ser acosados por espíritus invisibles... A veces se limitan a desvanecerse. Este efecto secundario, llamado Ch'ung Tu o Paradoja, se produce cuando un mago se extralimita y el Cielo decide hacerle pagar por su arrogancia.

• Joven Artista Marcial Chi'n ta
-Atributos: Fuerza 3, Destreza 4, Resistencia 3, Carisma 3, Manipulación 2, Apariencia 3, Percepción 4, Inteligencia 3, Astucia 4.
-Habilidades: Alerta 2, Armas Cuerpo a Cuerpo 1, Artes Marciales 3, Atletismo 3, Empatía 3, Enigmas 3, Esquivar 2, Etiqueta 2, Expresión 3, Lingüística 2, Medicina 2, Meditación 2, Pericias 2, Sigilo 3, Supervivencia 2.
-Poderes: Control Elemental (3 dados), Control del joss (3 dados)
Hun 5, P'o 0, Fuerza de Voluntad 5, Yin 3, Yang 3, Reserva de Chi 6
-Equipo: ropa ligera, mochila, bo, nunchaku, shuriken.

• Agente del Dragón de Metal
-Atributos: Fuerza 5, Destreza 4, Resistencia 6, Carisma 2, Manipulación 4, Apariencia 2, Percepción 4, Inteligencia 2, Astucia 3.
-Habilidades: Alerta 3, Armas Cuerpo a Cuerpo 5, Armas de Fuego 5, Atletismo 4, Callejeo 2, Ciencia 3, Conducir 4, Empatía 2, Enigmas 3, Esquivar 3, Etiqueta 2, Informática 3, Intimidación 5, Investigar 4, Leyes 3, Lingüística 4, Medicina 2, Ocultismo 2, Pelea 4, Política 3, Seguridad 4, Sigilo 3, Subterfugio 4, Supervivencia 2.
-Poderes: Armadura subcutánea (cuatro dados extra de absorción, protege contra el daño agravado), lanzallamas incorporado (seis dados de daño agravado, dificultad 6), enlace mental con su base (3 dados adicionales para resistir ataques psíquicos), garras retráctiles (Fuerza +2, daño agravado).
Hun 1, P'o 1, Fuerza de Voluntad 8, Yin 7, Yang 2, Reserva de Chi 10
-Equipo: gafas oscuras (con infrarrojos), ropa negra, gabardina negra, automática pesada, enlace de comunicaciones, placa, sensor de actividad paranormal.

• Alto Mago Chino
-Atributos: Fuerza 2, Destreza 3, Resistencia 2, Carisma 3, Manipulación 4, Apariencia 2, Percepción 2, Inteligencia 4, Astucia 5.
-Habilidades: Alerta 4, Armas Cuerpo a Cuerpo 2, Artes Marciales 2, Augurios 4, Empatía 4, Enigmas 4, Esquivar 2, Etiqueta 5, Intimidación 5, Leyes 4, Liderazgo 3, Lingüística 5, Medicina 3, Ocultismo 5, Pericias 3, Política 3, Subterfugio 4, Tortura 3, Trato con Animales 3.
-Poderes: Control elemental (6 dados), Control del joss (6 dados), Magia Espiritual (6 dados), Control Mental (5 dados).
Hun 8, P'o 2, Fuerza de Voluntad 9, Yin 5, Yang 5, Reserva de Chi 12
-Equipo: túnicas, alfileres, abanico de seda, joyas, polvos, sangre de dragón.
¿Te gusto la entrada?
Compartir en Google Plus
Sobre las Fuentes
Por favor visita el apartado “referencias” para encontrar las paginas originales de donde fue extraída la información, vampiro.cl es un compendio, nuestro objetivo es recopilar la mayor cantidad de contenido que circula por la web, son muchas personas que día a día traducen y/o comparten conocimientos que verteremos acá, nuestro aporte es clasificar, ordenar y compartir con la comunidad rolera.

0 comentarios:

Publicar un comentario