Iga y Koga

Edit

Los modernos uji son esculpidos y puestos a prueba por las terribles adversidades de la Quinta Edad. Las Guerras de Sombras en curso por todo el Reino Medio trastornan constantemente las relaciones normales entre el Pueblo Demonio. A menudo, la necesidad une a Kuei-jin de trasfondos y Dharmas totalmente dispares que se ven obligados, ya sea por obligación o por las circunstancias, a ejecutar tareas específicas. Los Iga y los Koga son dos de tales uji. Ambas Sectas nacieron como subcapítulos de los Bishamon durante los comienzos de la purga de los Milanos Negros. A pesar de la asombrosa masacre que tal Casa hizo de los Genji, el sentido común dictaba que el peligro para los gaki no había desaparecido por completo. La intensidad de la purga posibilitó que los Milanos negros ejecutaran sus acciones en secreto.

La caza y la masacre de los intrusos Genji (y de cualquier aldea mortal y túmulo de los cambiaformas que estuviera de por medio) encendió la ira de los otros shen y de un gran número de cazadores de brujas mortales. Así, para asegurarse de que no se convertirían en las próximas víctimas de una "limpieza", los Bishamon designaron a dos de sus uji guerreros más eficientes para que asumieran la función de fuerza defensiva preventiva: Los Iga y los Koga. Originalmente, ambas facciones tenían tareas muy distintas: los Iga frustraban los planes de los cazadores mortales del Reino Medio de Japón mientras los Koga luchaban contra las otras razas de shen que pretendían agredir a los Bishamon. Ambas sectas ayudaron también a erradicar de la isla a los indeseables elementos gaijin durante el comienzo del "cierre" de Japón a principios del siglo XVII. La Edad de la Oscuridad ha alterado sensiblemente las agendas de estos uji. Aunque cada grupo permanece más o menos fiel a sus antiguas obligaciones, los Iga y los Koga ya no son el brazo armado de la Casa Bishamon. Las dos sectas han dejado el nido y han evolucionado hasta convertirse en Familias totalmente independientes que no han de responder ante nadie sino ante su propio daimyo.

Los Iga y los Koga cazan enemigos de cualquier procedencia, ya sean shen, mortales o parientes Kuei-jin. Sus miembros gozan de una gran libertad de movimiento a la hora de actuar, y los wu de ambas organizaciones pueden aceptar cualquier trabajo y utilizar cualquier medio a su disposición para completarlo siempre que cuente con la aprobación de su daimyo. Tanto los Bishamon como los Genji se benefician de los servicios de estas sectas, lo cual hace que muchos de los Bishamon más ancianos se enfurezcan terriblemente. Sin embargo, la relativa inexperiencia de esta Casa respecto a las extravagancias de las Guerras de Sombras de la Quinta Edad no le deja más remedio que recurrir a los servicios de los Iga y los Koga, a veces llegando hasta el punto de obligar a algunos de sus wu más jóvenes a aprender las técnicas de estos dos uji.

Tales "servicios" recorren toda la gama que va desde el sabotaje de intereses industriales en los que algún Kuei-jin tenga inversiones hasta la destrucción de escondrijos de aliados Cainitas y túmulos de hengeyokai problemáticos. Muchos Iga y Koga están diseminados entre las filas de los Yakuza, la policía y las fuerzas armadas, utilizando de estas posiciones tanto por el encubrimiento como por los recursos que proporcionan. Después de todo, no tiene ningún sentido cargar contra un rincón infestado de Brujah cuando puedes enviar a un destacamento de soldados armados hasta los dientes, a una redada policial o a cualquier otro grupo de carne de cañón para que lo haga por ti.

Pero los Iga y los Koga no son solamente un par de escuadrones de matones sobrenaturales. En ocasiones, los vertiginosos cambios del siglo pasado han obligado a ambas familias a hacerse escuchar en el panorama político del Pueblo Demonio. Los efectos de destruir al objetivo adecuado provocan ondas que afectan a toda la población Kuei-jin, recordando a los Ancestros que estos uji no son algo a lo que se le pueda permitir desmandarse. El asesinato del Ancestro de la Corte de la Llama de Shanghái en 1938, por ejemplo, sigue siendo el acto más impresionante de este tipo de cometido, pero otros ataques contra algunas influyentes Pantallas Escarlata y guaridas de cambiaformas sirven como advertencias igualmente serias.

¿Te gusto la entrada?
Compartir en Google Plus
Sobre las Fuentes
Por favor visita el apartado “referencias” para encontrar las paginas originales de donde fue extraída la información, vampiro.cl es un compendio, nuestro objetivo es recopilar la mayor cantidad de contenido que circula por la web, son muchas personas que día a día traducen y/o comparten conocimientos que verteremos acá, nuestro aporte es clasificar, ordenar y compartir con la comunidad rolera.

0 comentarios:

Publicar un comentario