Actualmente me encuentro en mi periodo de vacaciones, no actualizare la pagina ni podre responder sus dudas hasta finales de Febrero, de todos modos si necesitan ayuda pueden visitar el Grupo de Facebook para resolver sus dudas. Nos vemos y gracias por visitarme :D

Paso 04: Asuntos de Población

Edit
Ninguna ciudad es apta para una partida de Vampiro sin una población de vampiros. Por detallada que pueda ser. tu historia, o fascinante que sea tu escenario, sin el grupo apropiado de muertos vivientes en su lugar para servir de aliados, enemigos, informantes u otros con los que puedan interaccionar tus jugadores, tu ciudad no está completa. Necesitas saber quién vive en tu ciudad, quién la visita, dónde es fácil encontrar a los residentes y qué opinan en un montón de asuntos. Sin no, tu detallado paisaje urbano no es más que un decorado magnífico.

¿Quién Vive?

Lo primero que necesitas hacer al crear la población de tu ciudad es calcular cuántos vampiros puede mantener la ciudad. Una buena proporción es un Vástago por cada 100.000 mortales, y las estadísticas de población son fáciles dé localizar. Ten en cuenta que este número puede ajustarse al alza o a la baja, dependiendo del ambiente que quieras establecer en tu escenario.

Si decides que tu ciudad debería tener un tono abierto y despejado, baja el número de Vástagos. Por otro lado, si prefieres un ambiente sobresaturado y febril, aumenta la población vampírica. Toma la precaución de no aumentarla excesivamente, o estate preparado para una matanza dentro del juego. Una vez que sepas cuantos vampiros hay en tu ciudad, piensa en la distribución de clanes. Como tu ciudad es de la Camarilla, deberían predominar los seis clanes principales, con unos cuantos Gangrel desorientados. Los clanes secundarios, las líneas de sangre y los invasores del Sabbat deberían componer una pequeñísima fracción de la población de Vástagos.

El Príncipe y la Población

En gran medida, la distribución de clanes de tu cuidad viene determinada por el clan al que pertenece el príncipe. Como sólo el príncipe tiene el derecho a la creación ilimitada, tiene sentido que refuerce su posición Abrazando suficiente progenie para protegerse adecuadamente. Además, el derecho de creación es un magnífico privilegio que conceder a todos aquellos a los que debe favores el príncipe; lo más probable es que los Vástagos beneficiados sean del clan del príncipe.

¿Quién Hizo a Quién?

Tras hacer una estimación aproximada de las cantidades, es hora de pensar en los linajes. Este paso es más importante de lo que uno podría pensar. Aunque los Toreador podrían tener cinco miembros en tu ciudad ficticia, la relación entre esos cinco puede marcar una diferencia tremenda en el poder del clan. Un clan compuesto de un antiguo con cuatro miembros de su progenie presenta un rostro diferente a la ciudad que el de una “familia” de cinco Toreador de generaciones sucesivas. Planificar cómo están relacionados los vampiros de un solo clan, si es que lo están, te ayuda a calcular el poder relativo de los diferentes clanes.

Nota: En este punto del proceso, probablemente deberías poner al menos nombres preliminares a tus Vástagos. Esto sirve de tremenda ayuda para aclarar la enmarañada red de relaciones vampíricas.

Sires y Chiquillos

Tan importante como conocer quién creó a quién es saber cómo se relacionan cada una de las partes más tarde. Las malas relaciones entre sire y chiquillo pueden debilitar el control del clan sobre una ciudad; las buenas pueden unir el clan en una fuerza casi imparable. Además, ten en cuenta los vínculos de sangre, voluntarios o no, y sus efectos sobre el cariño de los chiquillos. (Algunos de estos vínculos pudieran ser frágiles o estar rotos, y siempre es bueno saberlo). Finalmente, merece la pena pensar en los hermanos de sangre, múltiples chiquillos del mismo sire y las rivalidades que pudieran existir entre ellos.

Los no Deseados

Recuerda que no todo chiquillo es reconocido. Los Caitiff no forman parte de la ecuación de nadie, pero se les ha de tener en.cuenta cuando estás poblando tu ciudad. Entre las cuestiones a meditar está la cantidad Caitiff que hay, quién les creó, y lo probable que se localice a sus sires. La búsqueda de su familia por parte de un Caitiff puede ser un interesante hilo argumental, especialmente si la pista lleva hasta los pasillos del Elíseo. Recuerda, la creación de un Caitiff es una violación de las Tradiciones y teóricamente se castiga con la muerte. Poner esa clase de bomba de relojería en los cimientos de tu ciudad te proporciona algo trascendental que lanzar a tus personajes más tarde.

Los Inferiores

Los vampiros no son los únicos íntimamente envueltos en la telaraña de la Camarilla de la ciudad. También hay que tener en cuenta a los ghouls. Aunque un ghoul no es una parte de la ciudad tan importante como un Vástago (especialmente si forma parte de la gran cuadra de un Vástago), tiene sentido saber dónde se encuentran los ghouls de tu ciudad. Cuantos más ghouls tiene un clan, mayor es su control durante las horas diurnas, más ojos tiene distribuidos por la ciudad y más soldados puede llamar en tiempos de crisis. Si en tu ciudad hay ghouls particularmente importante (agentes de policía, periodistas, políticos, etc.), a menudo merece la pena indicar con quién están obligados. Planificar la red de favores y fidelidades hasta el nivel mortal, bueno, más o menos mortal, facilita la labor de saber quién es proclive a ayudar a tus personajes jugadores y quién no lo es.

La Oposición Desleal

Después de fijar la estructura básica de la población de la ciudad perteneciente a la Camarilla, puedes empezar a pensar en los que no encajan. Esta denominación incluye a anarquistas, miembros de los clanes no afiliados como los Giovanni, y manadas e infiltrados del Sabbat. Huelga decir que no es conveniente acumular demasiados; pues de lo contrario tu ciudad de la Camarilla dejará de pertenecer a la Camarilla.

Si tu ciudad cuenta con anarquistas, toma nota de cuántos de ellos son de la zona (y quiénes son sus sires) y cuántos son agitadores importados; una caza de sangre contra un anarquista desde su ciudad natal al territorio de tu príncipe puede convertirse en una historia interesante. Tienen que definirse los contactos y objetivos de los independientes; supone una diferencia importante saber con qué Vástago está negociando el Setita solitario y a cuántos tiene ya en su bolsillo. En cuanto al Sabbat, saber dónde se esconde, qué persigue y a quién es su objetivo o ya es un insurrecto sirve para poner en marcha argumentos relacionados con esta secta.

Transeúntes

Si tu partida tiene lugar en una ciudad pequeña, la cuadrilla de tus personajes podría bien ser el 50% de la población vampírica. Esto puede hacer que las crónicas sean efímeras, con la cuadrilla cargando contra el resto de los Vástagos de la ciudad y eliminándolos uno a uno.

Una posible solución es la inclusión de transeúntes. Piensa en qué vampiros son visitantes frecuentes, infrecuentes o poco asiduos. Una manada de Gangrel vagabundos, un arconte que tiene una relación romántica desde hace siglos con un miembro de la primogenitura o un alborotador anarquista que cree que la ciudad es un blanco fácil pueden reforzar temporalmente el número de vampiros sin sobresaturar la ciudad.
¿Te gusto la entrada?
Compartir en Google Plus
Sobre las Fuentes
Por favor visita el apartado “referencias” para encontrar las paginas originales de donde fue extraída la información, vampiro.cl es un compendio, nuestro objetivo es recopilar la mayor cantidad de contenido que circula por la web, son muchas personas que día a día traducen y/o comparten conocimientos que verteremos acá, nuestro aporte es clasificar, ordenar y compartir con la comunidad rolera.

0 comentarios:

Publicar un comentario