Actualmente me encuentro en mi periodo de vacaciones, no actualizare la pagina ni podre responder sus dudas hasta finales de Febrero, de todos modos si necesitan ayuda pueden visitar el Grupo de Facebook para resolver sus dudas. Nos vemos y gracias por visitarme :D

Paso 05: Descripciones de los Puestos

Edit
Como a tu ciudad la controla la Camarilla, debería tener príncipe, sheriff, primogenitura, arpías, etc. Es imprescindible precisar qué clanes y qué personajes ocupan esos puestos. Toda la población vampírica de la ciudad sigue el ejemplo, positivo o  negativo, del príncipe. Comienza a definir la estructura de poder desde la cima, y el resto fluye cuesta abajo a partir de ahí.

¿Quién es el Príncipe?

Antes de rellenar el resto de la jerarquía de la Camarilla, tienes que definir y designar a tu príncipe. ¿Quién es? ¿Qué edad tiene? ¿Cuál es su clan? ¿Es la primera vez que gobierna una ciudad? Si no es así, ¿por qué abandonó su último puesto, y quién le expulsó? En caso contrario, ¿cómo ascendió al poder y quién está planeando venganza por ello?

Responder a las preguntas anteriores te proporciona una idea aproximada de quién es el príncipe, pero lo que aún queda por definir es su relación con su ciudad. ¿Es estricto en el cumplimiento de las leyes? ¿Ha añadido alguna legislación a las Tradiciones básicas? ¿Cómo es de duro con los infractores? ¿Qué probabilidad hay de que declare una caza de sangre? ¿A qué clanes favorece, además del suyo? ¿A cuáles perjudica? ¿Cuáles son sus soluciones al denominado problema anarquista? ¿Y el de los Caitiff, el Sabbat o los Lupinos? ¿Confía en su senescal, la primogenitura o cualquier otro de los cargos de la ciudad? Si preparas las respuestas a estas preguntas, tienes un mapa político de tu ciudad.

Los Raros

Puede ser tentador considerar a tu ciudad una ensalada, en la que se echa a un vampiro de cada clan o línea de sangre. Uno de cada no pueden sentar mal, ¿no? No. En esta ciudad tienes un espacio limitado para los vampiros, y para cuando acabes de incluir a todos los linajes secundarios o extremadamente raros, no tendrás sitio para los Brujah, Ventrue, Toreador y otros que deberían ser la base de tu historia. Además, una de las características distintivas de las Gárgolas, los Lasombra antitribu, etc., es que son muy escasos. Tener a uno en una ciudad basta para provocar comentarios y causar especulación; tener varios en el mismo lugar fuera de un cónclave está más allá de cualquier posible coincidencia.

Es más inteligente y fácil agarrarse a lo básico, sazonándolo con una, o quizá dos rarezas. Si no, corres el riesgo de hacer que los teloneros se conviertan en la actuación principal, y que tu trama termine fuera del escenario.

¿Quiénes Forman la Primogenitura?

Pocos príncipes tienen poder absoluto en el estricto sentido de la palabra. La mayoría gobiernan con la primogenitura de la ciudad (o gracias a su tolerancia). Teóricamente, la primogenitura es el consejo de antiguos de la ciudad, una reunión de los representantes más viejos y sabios de los clanes. No sorprende a nadie que rara vez sea así. La política y los celos hacen que haya candidatos de compromiso, y un príncipe fuerte puede introducir a la fuerza a sus candidatos si no hay nadie más en la ciudad lo bastante fuerte para detenerle. Idealmente, tu primogenitura debería componerse de los antiguos de los diferentes clanes. Si quieres desviarte de esta estructura básica, piensa cómo y por qué quieres cambiar las cosas. Si tu primogenitura va a constar de cinco Brujah y un Malkavian, necesitas tener una buena razón para dejar las cosas de esa manera. Al fin y al cabo, tu ciudad tiene que funcionar noche a noche.

El siguiente tema a tratar es definir cuánto poder tiene la primogenitura, y qué está haciendo en realidad (a diferencia de lo que se supone que está haciendo). Detallar las intrigas de los primogénitos (o su ausencia) importa tanto como detallar lo que se supone que está haciendo el consejo. Más de un príncipe ha sido sorprendido por una revuelta promovida por este comité “consultivo”.

Primogenitura y Príncipe

Un aspecto importante a vigilar es la relación entre tu príncipe y la primogenitura de su ciudad. En algunas ciudades, es la primogenitura la que elige al príncipe; en otras, es al contrario. Define hacia dónde se inclina el equilibrio de poder. Una ciudad con una primogenitura llena de vampiros pelotilleros que pertenecen al clan del príncipe se gobierna de manera bastante diferente a una en la que el príncipe debe a sus “consejeros” todo lo que tiene.

¿Qué hay de los demás Cargos?

En una ciudad hay otros cargos además del de príncipe y primogenitura. Aunque es importante saber al menos teóricamente quién es el senescal, etc., la prioridad se centra en definir a aquellos Vástagos que tengan más probabilidades de encontrarse con la cuadrilla de tus jugadores. En la mayoría de los casos, eso incluye al sheriff, al guardián del Elíseo, a las arpías y posiblemente al azote, suponiendo que tu ciudad cuente con uno.

Como los personajes probablemente vayan a interaccionar con alguno de estos Vástagos (o con todos), necesitan describirse con detalle. Van a estar en escena durante gran parte de tu campaña, lo que significa que será mejor que estén acostumbrados a la fama. Las maniobras políticas de estas figuras inferiores no importan tanto como sus personalidades. No toman decisiones políticas, sino que se preocupan de hacerlas cumplir, y, por tanto, es de capital importancia saber quiénes son y cómo es probable que reaccionen ante los personajes.

Economía

Si establecer su red de relaciones entre personajes y ves que hay dos o más que, en esencia, tienen los mismos aliados, enemigos y funciones, merece la pena combinar a ambos. No tienes muchos Vástagos con los que jugar, y la redundancia desperdicia uno de tus recursos más valiosos.

Los que no Tienen Título

La mayoría de los Vástagos habitantes de tu ciudad no tiene títulos, y así debe ser. Sin embargo, eso no quiere decir que los que se encuentran en esta situación no piensen en subir en el escalafón del poder. Deberías pensar cuáles de tus Vástagos es activamente ambicioso (y a qué puestos aspiran) y cuáles están contentos donde están. Los lazos del clan pueden intervenir; el antiguo Tremere puede desaprobar la pretensión de ser sheriff de un miembro más joven de su clan, por ejemplo, pero puede animar a su protegido a ocupar el puesto de azote.
¿Te gusto la entrada?
Compartir en Google Plus
Sobre las Fuentes
Por favor visita el apartado “referencias” para encontrar las paginas originales de donde fue extraída la información, vampiro.cl es un compendio, nuestro objetivo es recopilar la mayor cantidad de contenido que circula por la web, son muchas personas que día a día traducen y/o comparten conocimientos que verteremos acá, nuestro aporte es clasificar, ordenar y compartir con la comunidad rolera.

0 comentarios:

Publicar un comentario