Actualmente me encuentro en mi periodo de vacaciones, no actualizare la pagina ni podre responder sus dudas hasta finales de Febrero, de todos modos si necesitan ayuda pueden visitar el Grupo de Facebook para resolver sus dudas. Nos vemos y gracias por visitarme :D

¿Quién Pertenece a los Anarquistas?

Edit
Los Clanes de la Camarilla

Brujah: Los miembros más jóvenes de este clan forman el subgrupo más numeroso de anarquistas. La subcultura anarquista ha adoptado todos los ornamentos de la cultura moderna del Brujah Iconoclasta, las motocicletas, la ética de guerrero urbano, la idealización de una existencia nómada que pone al vampiro en contacto con lo más nuevo y más joven tanto de la sociedad mortal como de la Estirpe. Incluso si la mayor parte de sus miembros no descienden de la sangre de Troile, actúan como si lo fueran. A muchos Griteríos de Brujah Iconoclastas han acudido más miembros fingidos que Brujah auténticos, tales son las ventajas de la imagen. Aunque la mayoría de los anarquistas se alejan de la mentalidad Iconoclasta cuando se relacionan con la sociedad de la Estirpe, la airada juventud de la Camarilla está a las órdenes de la sangre Brujah, y la mayoría de los príncipes no lo olvidan fácilmente. Está abierto al debate cuantos anarquistas son realmente de la línea de sangre Brujah. Algunos miembros del clan afirman que componen más del 75% de los anarquistas, aunque probablemente sea una fuerte exageración. Los vástagos que huyen de clanes estrictamente organizados suelen pretender que descienden de sangre Brujah, en vez de su clan real. Incluso si se les presentan pruebas de un chiquillo falso, la mayoría de los Brujah dicen que es posible que sean su sire, o mienten y reconocen al chiquillo para tirar de la nariz a otro clan.

Toreador, Tremere y Ventrue: Estos tres clanes son los más conservadores y, juntos, probablemente sean la segunda fuente de anarquistas. La presión para tener éxito, ya sean en el arte, la magia o las finanzas, da a los neonatos de estos clanes una razón excelente para rebelarse contra su situación. Los anarquistas de estos clanes suelen encajar en dos tipos de moldes. El primer estereotipo son los rebeldes que huyen de un sire brutal y autoritario y que agarran su nueva libertad a manos llenas. Son los anarquistas que probablemente se hagan pasar por miembros del Clan Brujah. También son los anarquistas que tal vez tengan un motivo para ocultar su identidad, por su sire asesinado, un refugio quemado o simplemente por un montón de cuentas bancarias vacías. El otro estereotipo mucho más común es el del anarquista de fin de semana. Estos son los aficionados que se conforman y trabajan diligentemente para su clan y su sire, y después se “rebelan” durante sus vacaciones, para volver mansamente a la rutina cuando se ha acabado el periodo asignado de libertad. Algunos anarquistas de fin de semana lo son por la rebelión, y otros lo son en un intento por manipular a los auténticos anarquistas en sus juegos políticos. Lo bien que les va a los imitadores depende de la tolerancia de los anarquistas auténticos y de cómo sea de buena su actuación. Los anarquistas de fin de semana habilidosos y bien parecidos en compañía tolerante pueden ser aceptados casi como iguales (aunque nunca del todo): Los ineptos parecen fans de Slayer en un concierto de Coolio, y reciben el mismo trato. El castigo habitual para los que no consiguen pasar el examen de anarquista de fin de semana es atar al imitador bien fuerte, meterle de cabeza en un pozo de visita del alcantarillado y después cerrar otra vez la tapa. Si las ratas ghoul, los caimanes y los bichos de las cloacas no la encuentran, la víctima tiene alguna posibilidad de sobrevivir.

Gangrel: Un buen número de Gangrel se alinea con los anarquistas en algún momento, y la marcha del clan de la Camarilla no ha cambiado esta situación. Los Gangrel y los anarquistas comparten una existencia similar, y las juergas y travesuras de los anarquistas generan magníficas aventuras. Algunos Gangrel incluso acaban como miembros de pleno derecho de la subcultura, pero la mayoría acaban despidiéndose con el tiempo y se marchan en busca de su querida soledad. Los Gangrel que terminan completamente implicados en el estilo de vida anarquista lo hacen por un amor, una amistad o alguna otra razón personal, no a causa de ningún compromiso ideológico.

Malkavian: No todo Malkavian se adapta a la red de apoyo para los dementes que es la sangre de Malkav. Algunos nunca llegan a sintonizar son la locura divina de la Maldición, y acaban como gente con trastornos que no les corresponden. Muchos de estos desgraciados acaban en la subcultura anarquista, si pueden valerse por sí mismos. Otros Malkavian que procuran conocer a los anarquistas con fines traviesos pretenden ser como los primeros. Ambos tipos son propensos a la desaparición en cuanto los gusanos al rojo blanco vuelven a devorar sus cerebros, con lo que es complicado diferenciar qué Malkavian son los auténticos marginados y cuáles están fingiendo. Por supuesto, como están locos, a veces son sinceros y están fingiendo al mismo tiempo. En general, el trato que se da a los anarquistas Malkavian depende de sus actos, y no se les confía nada que causaría un problema grave en caso de fallo o fiasco.

Nosferatu: Al igual que los Gangrel, los Nosferatu tienen una cultura muy alejada de la corriente principal de la sociedad de la Camarilla. A diferencia de los Gangrel, las familias insulares moradoras de las cloacas de los Nosferatu tienen poco en común con el estilo de vida anarquista. Además, los Nosferatu son más feos que pegar a un padre, lo que causa un montón de problemas en la subcultura anarquista tan influida por la moda. La vida en la carretera presenta algunos problemas a un vampiro con una cabeza parecida a una rata podrida. A menudo, las Ratas de Cloaca repugnan a los jóvenes Chupones de la misma manera que a los mortales, y como consecuencia de ello, hay muy pocos Nosferatu entre los anarquistas, posiblemente un tanto por ciento incluso menor que el de los Malkavian. Aquellos Nosferatu que se integran en la subcultura anarquista siempre han dominado La Máscara de las Mil Caras, aunque sólo sea para facilitar las relaciones con el resto del mundo. Por regla general, los anarquistas Nosferatu tienen personalidades que les hacen poco aptos para la vida en las cloacas. Esto puede significar que son demasiado deformes para encajar siquiera con los Cara de Cuero, o que son Cleopatras que conservan su extroversión y vivacidad a pesar de su estado alterado. Algunos lo consiguen, y otros regresan de cabeza a las cloacas.

Aquellos Ajenos a la Camarilla

Sabbat Antitribu: Tanto los Lasombra como los Tzimisce tienen una presencia testimonial en los anarquistas, aunque posiblemente haya más en la masa de los anarquistas que en las filas oficiales de la Camarilla. Los prejuicios dentro de la Camarilla y el Sabbat, el Vinculum y la resolución de ambos clanes y de la Mano Negra para evitar la deserción hace que los antitribu sean aún más infrecuentes que los desertores de los Assamitas, Setitas y la familia Giovanni.

Otros Varios: Los aparentemente infinitos clanes menores, las líneas de sangre y los demás retoños diversos de la maldición de Caín también encuentran su lugar entre los anarquistas. Los agentes Catayanos a menudo usan a los anarquistas como movimiento de infiltración clandestino, ya que es improbable que la mayoría de los anarquistas hayan oído siquiera hablar de ellos. Los niños del Barón Samedi igualmente consideran a los anarquistas compañeros cordiales, aunque los que cuentan con La Máscara de las Mil Caras encajan mejor que los miembros menos afortunados de su línea de sangre. Durante siglos los anarquistas han servido de último refugio para los supervivientes de otras líneas de sangre que se creían extintas desde hace tiempo. Realmente, muchos de los anarquistas más viejos no tienen contacto ideológico con la subcultura, sino que sencillamente la usan como tapadera, intercambiando disputas de sangre y arcaicas enemistades por prejuicios sociales y una vida itinerante. En cuanto a los clanes independientes, o no salen de ellos anarquistas (un Giovanni que desertara duraría sólo unas horas tras incurrir en la ira de su familia) o encajan tan bien en la subcultura anarquista que no es necesaria una diferenciación.
¿Te gusto la entrada?
Compartir en Google Plus
Sobre las Fuentes
Por favor visita el apartado “referencias” para encontrar las paginas originales de donde fue extraída la información, vampiro.cl es un compendio, nuestro objetivo es recopilar la mayor cantidad de contenido que circula por la web, son muchas personas que día a día traducen y/o comparten conocimientos que verteremos acá, nuestro aporte es clasificar, ordenar y compartir con la comunidad rolera.

0 comentarios:

Publicar un comentario