Aparecidos

Edit
Aunque los perversos y endogámicos aparecidos no son los mas heroicos de los personajes, pueden resultar interesantes en el curso de una crónica. Estos longevos y decadentes ghouls están casi siempre al servicio del Sabbat, pero hay excepciones.

Todos los perversos impulsos y oscuros instintos latentes en el ghoul medio están magnificados en el aparecido. Estos ghouls celebran extraños festejos familiares, que suelen incluir perversiones, drogas o víctimas (o las tres cosas). Se consideran superiores a la humanidad, y por tanto libres de las imposiciones sociales. Algunos adoran a los vampiros como dioses, y otros aspiran a conseguir el Abrazo. La humanidad, por otra parte, no tiene sino el desprecio de los aparecidos. Los aparecidos son insulares y reservados, y es improbable que las distintas familias se fíen mucho unas de otras. En particular, los Grimaldi y Zantosa se han enfrentado varias veces para considerarse amigos. Aunque miembros de distintas familias pueden colaborar si es necesario, por lo general no les gusta hacerlo.

Leales al Sabbat, pero sin servir a ningún vampiro en particular, los aparecidos no son tan útiles como en tiempos menos civilizados. Aun así, muchos sirven a los Tzimisce como espías y las familias de aparecidos son una cantera de posibles neonatos para el clan. Un creciente número de aparecidos se están volviendo muy parecidos a los cultistas, adorando a mandas de nómadas e "iconos" Tzimisce modelados por medio de la Vicisitud.

Papel

Las familias Ghouls fueron creadas para servir al Sabbat en general y a los Tzimisce en particular. No obstante, el aborrecimiento del Sabbat a los ghouls como principio general significa que los aparecidos no sirven tan activamente a los vampiros, con la excepción de los Grimaldi. Más bien se centran en sí mismos, aunque los Tzimisce (y muy, muy raramente otros Clanes del Sabbat), les pueden llamar para trabajos especiales de vez en cuando.

Cuando se llama a los Bratovitch, suele ser porque un Tzimisce quiere algunos rastreadores y cazadores competentes y de fácil mantenimiento. La familia cría también perros de caza y monstruosos sabuesos alterados mediante la Vicisitud para uso de sus patrones.

Los Grimaldi con mucho más activos, usan numerosas conexiones entre la sociedad mortal para cubrir las actividades del Sabbat, manteniendo una especie de Mascarada menor para la Secta. También suelen dedicarse a chantajear a las figuras prominentes locales y a realizar encargos diurnos para los Obispos.

El Sabbat recurre poco a los Obertus, y cuando lo hace es sólo para aprovechar toda la sabiduría recopilada por ellos. Su mayor utilidad es como leales eruditos; cuando un Priscus necesita algún dato, pero no tiene tiempo ni ganas de investigar por sí mismo, basta con un Obertus de confianza.

Los Zantosa son ricos, y esto es cuanto tienen para ofrecer. Los Tzimisce meten mano en las arcas de la familia cuando es necesario, e ignoran a estos decadentes hedonistas el resto del tiempo.

Creación de Personaje: Los aparecidos suelen seguir el ejemplo de su familia cuando eligen una profesión. Los rastreadores y matones Bratovitch suelen tener como categorías primarias los Atributos Físicos y los Talentos. Los Grimaldi tienden a especializarse en Atributos Mentales y Técnicas. Los Obertus escogen casi siempre los Atributos Mentales y los Conocimientos como primarios, y los Zantosa optan con frecuencia por los Atributos Sociales, sobre todo una apariencia realzada con Vicisitud, y los Talentos como su prioridad.

Al contrario que los ghouls con domitor, los aparecidos tienen Disciplinas de acuerdo a su Familia. Las Disciplinas "especiales" de cada familia se consideran Disciplinas de clan a efectos de juego. De la misma forma, los Aparecidos tienen debilidades familiares similares a las de los clanes vampíricos, debido a la endogamia o a sus depravadas prácticas.

Los Aparecidos producen su propia Vitae, al ritmo de 1 punto de Sangre al día. Es bastante débil comparada con la Sangre vampírica, y no puede ser usada para crear Vínculos de Sangre o para Abrazar a alguien. La Reserva de Sangre máxima de un Aparecido aumenta 1 punto por cada siglo que éste sobrevive (un Zantosa de 240 años tendrá una Reserva máxima de 12 y aparentará unos 60 años). Las reglas están pensadas para ghouls de edades no superiores al siglo; los aparecidos más viejos tendrán probablemente más puntos gratuitos para reflejar su mayor experiencia.

Debilidades: Cada Aparecido tiene una debilidad familiar, debido a la intensa endogamia. La Sangre de los Aparecidos a cobrado extrañas cualidades a lo largo de los siglos, un rasgo que ha excitado la curiosidad de más de un científico del Sabbat.

Disciplinas: De acuerdo a su Familia.

Cita: ¿Qué? ¿Qué pasa? Pareces... desconcertado. Por favor, tranquilízate. Entra. Quiero... presentarte a la familia. Creo que les gustarás. Tienes un estupendo... espíritu.

Estereotipos:

• Vasallos: "Pobrecillos. Deben sentirse tan poco apreciados. Quizá podamos llegar a un acuerdo"
Independientes: "Se engañan a sí mismos. Si de verdad preocupasen a la Estirpe, ya habrían muerto. Tal y como lo veo, sus días están... contados"
• Vampiros: "Debemos todo a nuestros Amos Tzimisce. Sin ellos, seríamos... humanos. La misma idea..."
• Lupinos: "Los enemigos de nuestros señores son también nuestros enemigos. Por supuesto, soy un poco... frágil, y prefiero dejar el combate físico a los más... aptos"
• Mortales: "Como personas, despreciables; como juguetes... deliciosos"

Nota: Existen unos aparecidos llamados Premysl, estos pertenecen al juego "vampire redemption" por lo que decidí no incluirlos en el listado.
¿Te gusto la entrada?
Compartir en Google Plus
Sobre las Fuentes
Por favor visita el apartado “referencias” para encontrar las paginas originales de donde fue extraída la información, vampiro.cl es un compendio, nuestro objetivo es recopilar la mayor cantidad de contenido que circula por la web, son muchas personas que día a día traducen y/o comparten conocimientos que verteremos acá, nuestro aporte es clasificar, ordenar y compartir con la comunidad rolera.

0 comentarios:

Publicar un comentario