Parte 03: Disciplinas

Edit
La naturaleza de nuestros poderes vampiricos es indiscutible. Son los poderes de la Sangre. Más concretamente, son los exóticos talentos que pueden ser aprendidos por cualquiera con vitae en sus venas. El énfasis está en la palabra "aprendidos", estas artes no son tan instintivas como, por ejemplo, regenerar un miembro perdido, ni un proceso autónomo como la inhibición del colapso celular. La ciencia está todavía en un punto muerto a la hora de definir con precisión el funcionamiento de estos poderes; llevaría siglos de estudio (sin contar con las guerras que libramos todas las noches entre nosotros) descubrir la naturaleza exacta de cada uno.

Pero todo Cainita es capaz de dominar las artes de su clan o, con el tiempo, talentos más ajenos. Yo mismo he aprendido algo del arte mediante el cual clanes como el Brujah o el Toreador evocan auras emocionales, el estudio y la concentración fueron difíciles al principio, pero no estaba más allá de mi alcance.

Los ghoul tienen una seria desventaja por lo que se refiere a estos poderes, aunque todo ghoul tiene una comprensión casi instintiva del foco medio físico, medio telequinésico para la fuerza sobrehumana, este instinto surge al parecer de una estimulación química del cerebro aún vivo. Está inextrincablemente vinculado a un sistema endocrino funcional; la prueba está en el hecho de que no todos los Cainitas manifiestan tal fuerza instintiva en el Abrazo, como afirmo a partir de mi experiencia personal. Este poder se manifiesta también en animales, lo que me obliga a descartar cualquier teoría de causa psicosomática, a menos que el estimulo psicológico sea de naturaleza tan primitiva (como la respuesta adrenalínica de "huye o lucha"), que existía incluso en los animales invertebrados.

La fuerza llega con bastante facilidad, y un ghoul recién creado puede elevar su capacidad de levantamiento a más del doble sin adiestramiento. Por supuesto, cualquier poder arcano más allá  de este nivel (con las obvias excepciones de la curación rápida, una mayor viveza y demás) resulta extremadamente difícil de alcanzar para un ghoul. En un caso, empecé a adiestrar simultáneamente a un neonato local (un Gangrel bastante obtuso) y a mi ayudante ghoul en los rudimentos de ocultarse en la sombra. Aunque el neonato era intelectualmente bastante inferior a la doctora Reage, aprendió el truco en más o menos la mitad del tiempo que le llevó a ella.

Parece que los ghouls tienen más facilidad para los arcanos físicos (mayor velocidad, resistencia, etc.) que para talentos más especializados. No obstante, las habilidades más sutiles no son inalcanzables. Mi ayudante, por ejemplo, no sólo ha aprendido a tener una gran fuerza y resistencia, sino también los principios básicos del sigilo, la hipnosis y otras artes más complejas. Ha demostrado una aptitud adecuada, pero parece incapaz de aprender nada más complejo que escrutar auras o caminar sin ser vista. Creo que la potencia del Sangre del domitor influye de forma directa sobre los poderes que puede alcanzar un ghoul: mi difunto chiquillo (a quien no volveré a mencionar) creía igualmente en enseñar artes vampíricas a sus ghouls, pero los desdichados sirvientes no consiguieron avanzar más allá de los rudimentos más pueriles. ¡Ciertamente, su vitae no llevaba consigo el suficiente vigor de Caín!.

Por último, afirmo que es necesaria la sangre de un donante apropiado para que un ghoul adquiera ciertas facultades especificas de un clan. Me baso para ello en el Caso de 19.2 en que hice que un lacayo Gangrel instruyese a tres ghouls (escogidos con niveles similares de agudeza mental) en el arte de cambiar de forma. Uno de los ghouls bien alimentado con sangre del propio Gangrel, otro con la de un neonato Toreador y el tercero bebió de mi vitae (en este punto, debo aclarar que yo tenía ya algún dominio de esta Disciplina). Aunque el tiempo de instrucción fue típicamente lento, el ghoul Gangrel fue el primero en aprender el arte de la visión nocturna. El Ghoul alimentado con mi propia sangre lo aprendió en aproximadamente un 175% del tiempo, y el ghoul del Toreador no llegó a desarrollar este poder. ¡Nuestras líneas de Sangre son verdaderamente fuertes!.
¿Te gusto la entrada?
Compartir en Google Plus
Sobre las Fuentes
Por favor visita el apartado “referencias” para encontrar las paginas originales de donde fue extraída la información, vampiro.cl es un compendio, nuestro objetivo es recopilar la mayor cantidad de contenido que circula por la web, son muchas personas que día a día traducen y/o comparten conocimientos que verteremos acá, nuestro aporte es clasificar, ordenar y compartir con la comunidad rolera.

0 comentarios:

Publicar un comentario