Actualmente me encuentro en mi periodo de vacaciones, no actualizare la pagina ni podre responder sus dudas hasta finales de Febrero, de todos modos si necesitan ayuda pueden visitar el Grupo de Facebook para resolver sus dudas. Nos vemos y gracias por visitarme :D

Refugio de Salomón

Edit
Sentados a los pies de estimados Anarquistas idealistas, los Vástagos recién Abrazados o convertidos  a la causa aprenden una versión idealizada de los orígenes y objetivos del Movimiento. Se les dice que se trata de que todos tengan la misma voz, todo el estatus y posición que puedan reclamar y el derecho a hacer lo que quieran con su Abrazo, en vez de estar a la sombra de una jerarquía desfasada.

Uno puede argumentar que la ideología Anarquista y la realpolitik nunca pueden conciliarse, como sucede con todos los asuntos de los Vástagos, pero esto no impide que la belleza del sueño eche raíces; al fin y al cabo, nadie es tan fervoroso como un converso. Este sueño hechizó a Marciana Gollancz, una ingeniera informática española. Vio desmoronarse las fortunas de su país por la avaricia de los intereses bancarios de los mortales. Fue Abrazada en un dominio por el que competían vampiros del Sabbat y de la Camarilla. Disgustada por ambas Sectas, se inspiró en la causa y empleó sus conocimientos para traducir el sueño de la utopía Anarquista a un formato virtual.

Oculta en la Deep Web, el sueño de Gollancz se ha vuelto realidad. Una cantidad siempre cambiante de servidores en la nube albergan el Refugio de Salomón, un dominio “virtual” consistente en más de 1000 Vástagos que reivindican su ciudadanía y protección bajo los derechos del dominio.

Beneficios de la Membresía

Por su parte, Marciana Gollancz usa en la red el pseudónimo de “Salomón”, pero la verdadera identidad del Barón de su dominio digital es un secreto tan sólo conocido por un puñado de sus compatriotas reales y virtuales. El Refugio de Salomón reconoce abiertamente su alineación Anarquista. Cualquier vampiro del mundo que afirme ser miembro es considerado ciudadano del dominio, con dos importantes salvedades. El miembro debe crear una cuenta verificable (no se permiten cuentas de invitados o anónimas) y debe conectarse al menos una vez a la semana para actualizar sus credenciales y su información. Esto último es una medida de protección, pues las bases con los datos de los miembros se encriptan y borran regularmente para reducir al máximo los rastros digitales que dejan. No es muy seguro, pero proporciona al menos una ilusión de defensa, al menos para quienes no entienden del todo cómo funcionan los ordenadores (como les sucede a muchos Ancilla y Antiguos).

Para muchos Vástagos, el Refugio de Salomón es una comunidad expandida que facilita compartir información y el progreso de la causa. Muchos Anarquistas lo usan para expandir sus Contactos y sus comunidades de Habilidades, recurriendo a otros simpatizantes como ellos o solicitando conocimientos difíciles de conseguir. De este modo, los Anarquistas intercambian documentos y manifiestos comprometedores, además de secretos que podrían tener profundas consecuencias más allá de los dominios físicos en los que residen. Las Disciplinas codificadas digitalmente, en particular la Taumaturgia, son mercancías valiosas que se intercambian como archivos piratas de películas en las webs mortales peer-to-peer (de vez en cuando aparecen torrents de los “Ocho discos” originales, con las preguntas frecuentes que esbozaban la Tecnomancia). Los Vástagos emprendedores también han usado el Refugio de Salomón para transferir favores entre ellos, posteando reconocimientos de deudas sociales pagadas o conmutadas. Como en cualquier empresa vampírica, no toda la comunidad del Refugio de Salomón es enteramente de confianza, por lo que la intriga y la desinformación no sólo son comunes, sino también esperadas en algunos casos. Por ahora, la proporción entre señal y ruido tiende a la legitimidad, pero, como en toda red social, se difunden falsedades, memes e investigaciones chapuceras. Por ejemplo, según más de un ciudadano del Refugio, Marcus Vitel sigue libre y en activo. Se parece más a Twitter o Facebook que a la Wikipedia.


Otro beneficio significativo del Refugio de Salomón es el hecho de que muchos Príncipes, Arzobispos y otras figuras de autoridad lo reconocen como un dominio. En algunos casos es por conveniencia o por ignorancia (“¿Salomón? Nunca he oído hablar de él, pero si su nombre soporta el escrutinio de otros Príncipes…”). Por ello, los Vástagos que deseen revelar o mentir acerca de su pertenencia al dominio virtual pueden invocar una especie de doble ciudadanía o incluso declararlo como su dominio nativo. Muchos Vástagos han evitado una Caza de Sangre invocando a Salomón como su Antiguo, y a la censura de un Príncipe u Obispo concreto sólo se le da el valor temporal de “hasta que regrese al dominio de Salomon”. Por supuesto, esto puede estallar en la cara y dejar a un Vástago exiliado de su dominio físico de origen sin reconocimiento en ningún otro y siendo ciudadano tan sólo del Refugio, que no tiene territorio físico. Igualmente, no todos los soberanos reconocen la legitimidad de Salomón, por lo que invocar el Refugio puede hacer que te impongan la Lex Talionis en vez de protegerte de ella, especialmente con gobernantes que sientan antipatía hacia los Anarquistas.

El Refugio de Salomón no cobra cuotas obligatorias a sus ciudadanos, sino que financia sus gastos a través de donaciones anónimas vía crowdsourcing y mediante “contribuciones” no voluntarias hechas por los líderes de dominios considerados como los violadores más escandalosos de los derechos de los Vástagos por parte de los vampiros miembros del dominio virtual.

Una de las grandes ironías de la causa Anarquista actualmente subyace en el crecimiento del dominio virtual. Salomón, a su manera ingenuamente Anarquista, busca preservar un estado de benéfica anarquía en el que la voluntad individual se impone a los edictos de los Barones.

Pero esto no puede continuar para siempre, ya que cada vez más amenazas externas se alinean contra el dominio y el secretismo de sus miembros es cada vez más dudoso. Salomón no tiene ningún deseo de ver cómo su dominio evoluciona de refugio a dictadura, pero deberá ceder en algo o se alzará una alternativa más segura a la Praxis virtual.

Arquitectura

Desafortunadamente para el Refugio de Salomón, el código fuente es un revoltijo sin estructura, lleno de agujeros de seguridad esperando a ser descubiertos. Todo está construido sobre una versión ya obsoleta del software que originalmente albergaba la SchreckNet Nosferatu. Sin duda, Gollancz colaboró con una Rata de Alcantarilla simpatizante para comenzar la construcción inicial del dominio virtual y nadie ha tenido todavía el tiempo o las ganas de rehacer el código. Los sistemas en malla hacen que mover la arquitectura del dominio (y así proteger su soberanía) sea algo fácil de realizar y de ocultar. De hecho, hackers de afiliación desconocida han tratado de hacer caer el Refugio de Salomón o de entrar en sus bases de datos, pero los vigilantes Vástagos que consideran al dominio como su bastión de libertad han actuado rápidamente, moviendo el dominio virtual a otros servidores ocultos para resistir el asalto. Los Vástagos expertos del dominio están siempre alerta ante los enemigos que saben que los rodean.

Hay incluso algunas aplicaciones para una multitud de dispositivos móviles y sistemas operativos que pueden acceder al Refugio de Salomón. Aunque ninguna de ellas tiene la aprobación formal del Barón Salomón, ella las tolera e incluso las promueve mientras no haya una razón para declarar que violan el dominio. Huelga decirlo, el Refugio de Salomón es la definición exacta de la palabra “vulnerable”, pero a ninguno de sus miembros parece importarle, siempre y cuando encuentren beneficioso pertenecer a él. De hecho, la mayoría de sus miembros hasta dudan de que todos los ciudadanos registrados del dominio sean vampiros y aún más que sean Anarquistas. El dominio probablemente incluya entre sus ciudadanos a Arcontes e Inquisidores proactivos, Ghouls ambiciosos, cazadores experimentados e incluso mortales desconocedores de la existencia de los vampiros, aunque excepcionalmente curiosos acerca de esta anomalía de la Deep web. Por supuesto, ese flagrante desprecio hacia la Mascarada probablemente provocará que todo el dominio se gane un lugar en la Lista Roja de la Camarilla en el momento en que su existencia pueda verificarse, pero eso sólo sirve para justificar la decisión previa de los miembros de unirse al bastión virtual de la libertad.
¿Te gusto la entrada?
Compartir en Google Plus
Sobre las Fuentes
Por favor visita el apartado “referencias” para encontrar las paginas originales de donde fue extraída la información, vampiro.cl es un compendio, nuestro objetivo es recopilar la mayor cantidad de contenido que circula por la web, son muchas personas que día a día traducen y/o comparten conocimientos que verteremos acá, nuestro aporte es clasificar, ordenar y compartir con la comunidad rolera.

0 comentarios:

Publicar un comentario