04 - Lo Específico

Edit
Una vez que has tenido la oportunidad para pensar y definir los aspectos más básicos de la creación de tu personaje, estás preparado para adentrarte en los detalles más específicos. Esta parte del proceso no requiere tanta imaginación como la anterior, aunque también la necesitarás. Conforme desarrolles los detalles específicos que  definen tu personaje, estarás dando cuerpo a las ideas generales que ya has construido. En pocas palabras, estarás  traduciendo esas ideas a un lenguaje que todo el mundo es capaz de comprender.

Sin embargo, esta afirmación no debería dar la impresión de que el aspecto creativo ha llegado a su fin. Como cualquier creador sabe (ya sea un escritor, un pintor, un músico, un arquitecto, etc.) cada producto de su creatividad evoluciona de forma continua antes de estar terminado (algunos artistas afirmarían que por este motivo un producto de su creatividad nunca está verdaderamente acabado). No te alarmes si debes borrar detalles que antaño encontraste interesantes, o incluso esenciales.

Cualquier idea naciente puede verse descartada una vez que la contemples con detenimiento. Los detalles específicos de tu personaje deberían derivarse de forma lógica de nociones básicas que ya poseas, aunque incluso esas nociones pueden estar sujetas a cambios conforme refinas la idea de a qué quieres jugar y la forma en que quieres jugarlo. Probablemente, la única cosa que no cambie a lo largo del proceso de creación del personaje sea el concepto de ese personaje. No importa el número de capas que añadas o las arrugas que tengas que pulir, el concepto sigue siendo la idea central sobre la que tu personaje toma cuerpo. El concepto es lo que hace que el personaje sea interesante, y es el estándar contra el que debes medir cualquier detalle o Rasgo que intentes añadir a tu personaje.

Si encuentras que en este punto comienza a declinar tu interés en el concepto del personaje, no desesperes. Podría darse el caso de que hubieras elegido un concepto demasiado específico y que te hubieras distanciado de él en algún momento del proceso. Si este es el caso, generalízalo. Podrías encontrar alguna resonancia que llame tu interés y haga que tu obra creativa sea salvable. Sin embargo, si ni siquiera esta medida surte efecto y llegas a la conclusión de que deseas jugar con una clase de personaje distinta, no te quedan muchas opciones salvo la de comenzar de nuevo.
¿Te gusto la entrada?
Compartir en Google Plus
Sobre las Fuentes
Por favor visita el apartado “referencias” para encontrar las paginas originales de donde fue extraída la información, vampiro.cl es un compendio, nuestro objetivo es recopilar la mayor cantidad de contenido que circula por la web, son muchas personas que día a día traducen y/o comparten conocimientos que verteremos acá, nuestro aporte es clasificar, ordenar y compartir con la comunidad rolera.

0 comentarios:

Publicar un comentario