06 - Fez

Edit
Hemos adquirido caballos de nuevo, de bastante peor calidad que aquellos que encontramos en el al-Andalus pero aparentemente de la misma especie. El viaje fue difícil, a ninguno de los caballos le complacía mi presencia y en muchos casos me vi obligado a caminar hasta que Karif me convenció para que alimentara a mi bestia con un morral de copos de avena empapados en vitae. Era reacio a actuar de tal modo ya que no me complacía la posibilidad de dejar atrás a un animal que ha desarrollado el gusto por la sangre. La fila de animales que cargaba nuestros delicados bienes comerciales también sentía desagrado por mi presencia y la necesidad de viajar por la noche. Dicho esto, tardamos más de una semana en llegar a Fez, un viaje que como mucho habríamos tardado cinco días en realizar.

Fez es una ciudad vetusta, pero no tan antigua como las que acabo que visitar. Fue fundada como dos ciudades independientes a lo largo del Wadi Fez en las postrimerías del siglo octavo y a comienzos del noveno, cerca del lugar donde el intermitente curso de agua desemboca en el río Sebou. Los Almorávides unificaron las ciudades con sus construcciones, creando una de las ciudades más extensas del Magreb. La antigua ciudad, Fez el-Bali, todavía sigue siendo el centro, cercado por las almenas que ya no se usan y antaño la defendieron. La mayoría de mis negocios se llevarán a cabo de estos muros. También en el interior de esos muros se encuentran la Mezquita Qarawiyan y la Universidad, los ejemplos más antiguos de estos tipos de institución en el norte de África. Numerosos eruditos y estudiantes de todos los rincones del mundo se han visto atraídos por la universidad y sus madrasas asociadas, que se reúnen en torno a la mezquita como polluelos alrededor de la gallina. No todos esos eruditos y estudiantes se cuentan entre los vivos, sino que muchos miembros del Qabilatal al-Mawt, el Bay't Mushakis, la casta de los visires Banu Haqim e incluso otros menos dispuestos a estudiar han venido hasta aquí en busca de la sabiduría de los antiguos Cainitas y los sabios santos. Pasamos por la mezquita de camino a nuestros aposentos en el suq. Por la noche, las quinientas luces de la enorme lámpara que domina el interior son visibles para los transeúntes, aún cuando la construcción misma abarca casi siete acres. Volví a la mezquita más tarde para orar, después de dedicar algo de tiempo a prepararme para lo que supuso una dura prueba. La combinación de la intensa luz y del aura divina del lugar hacía que cada paso fuera doloroso y temí rezar mis oraciones a un ritmo menos digno del que yo habría deseado.

No me producía tanto temor adentrarme en los edificios que albergan las madrasas. Entré en el complejo. En el interior encontré al funcionario del sultán profundamente concentrado, estudiando de forma minuciosa un pergamino. Esperé divertido y a la vez dichoso por el tiempo que había tenido para relajarme después de mi visita a la mezquita durante medía hora antes de que el antiguo notara mi presencia. Había venido para presentar mis respetos al Sultán Usama ibn Jabar, pero me di cuenta de que nunca acostumbra a aceptar las presentaciones puesto que tales obligaciones interfieren con su tiempo de estudio. En vez de ello, el antiguo cogió un enorme libro de una estantería y anotó mi nombre, el nombre de mi sire y mi fecha de llegada. Pidió que me presentara de nuevo antes de irme para anotar esa fecha también y me explicó que si el sultán requiriese mi presencia me lo notificarían. Me marché de algún modo complacido por este acercamiento. Espero, por su propio bien, que en un futuro no se vean en la necesidad de administrar al ciudad con más atención.

3 de Agosto de 1194: Un conflicto comercial está provocando que mi gélida sangre circule ardiente y rápida. Uno de los pagarés que intentaba liquidar en este viaje lo adquirió nuestra casa en concepto de pago parcial de una deuda. El firmante original, un comerciante mortal con negocio en Fez, rehúsa pagar la factura transferida, incluso con la documentación que demuestra la trasferencia. Admito que mi primer impulso fue hacer una visita nocturna a este insolente mortal, pero Sanjar me convenció de que saldría mejor parado si intentaba rectificar esta situación de forma legal. Me siento agradecido por su razonamiento y su valor al ver mi furia.

Volví ante la presencia del funcionario del sultán, que en esta ocasión era un antiguo diferente cómodamente instalado en otra madrasa. Traje conmigo un fajo del fino papel que transportábamos con nosotros desde Granada, un obsequio a cambio de distraer al antiguo de sus estudios para atenderme. Se mostró muy complacido; mientras deslizaba sus dedos por los pliegues de delicada textura, me habló de un residente Cainita. Nahd ibn Raid, que en vida fue miembro del 'ulama y un 'udul que ha mantenido amplios contratos con el 'ulama mortal de Fez. Al volver a mi barrio desperté a Sanjar y le dije que escribiera una misiva en la cual explicara nuestra situación y solicitase la ayuda de estos antiguos. El escribe a la vez que yo tomo estas notas, y nuestras plumas se escuchan al unísono. Entregará esta carta por el día, para que esté a disposición del antiguo tan pronto como éste se levante mañana por la tarde.

4 de Agosto de 1194: Me he reunido esta tarde temprano con Nahd ibn Raid. Deseaba conocerme en persona antes de centrarse en los detalles de mi disputa comercial. Es correcto; el prestigio legal de un 'udul no sólo se basa en su aprendizaje, sino en su reputación en la comunidad: responder por individuos de mala reputación puede dañar gravemente su credibilidad. Ibn Raid ya no habla ante el qadi a no ser en las circunstancias mis difíciles, dada su naturaleza, pero se tonta su estatus y sus responsabilidades con mucha seriedad.

Antes en este viaje he confesado que no soy el más devoto de los hombres ni de los Cainitas, ni el más instruido. Quizás si hubiera vivido entre los hombres a una edad más madura habría alcanzado el rango de 'ulama en aquel tiempo. Sin embargo, soy sincero y de buena fe. Parece que Ibn Raid me ha juzgado de ese modo ya que ha aceptado ayudarme en este asunto. No exige un pago por este servicio, aunque por supuesto le debo un favor así es como se saldan estas situaciones. He sido muy afortunado al encontrar aquí en Fez a alguien que cree tan firmemente en emplear la ley como puente entre los Ashirra y los hombres y mujeres que comparten nuestras creencias. Será necesario algún tiempo para llegar a acuerdos con el comerciante y con el qadi. Pasare más tiempo en Fez del que había previsto y poco puedo hacer al respecto. Ahora existen asuntos que deben ser dirimidos bajo la luz del sol y debo confiar en Sanjar para que vele por mis intereses y los proteja.

8 de agosto de 1194: Se ha resuelto la disputa de un modo satisfactorio para todos. Sanjar informa de que el qadi aceptó nuestra deuda y la documentación de su transferencia como prueba cuando la leyó el 'udul. Como hombre sabio el qadi indicó al comerciante que aceptara la deuda como válida y sugirió que la incorporara a un acuerdo adicional para proporcionar más negocios al comerciante y a mi casa. Sanjar aprobó este acuerdo en mi nombre y el 'udul dispuso los documentos legales para zanjar la deuda. Como gesto de buena voluntad pagaré al 'udul las tasas de la disposición contractual. Sanjar ya ha comenzado a negociar las cantidades en marroquinería y fina lana.

Karif y yo no hemos hecho nada. Nos hemos recreado explorando las almenas de la vetusta ciudad y comprando camellos para deambular por los márgenes del Sahara, y como cabría esperar es allí, en las arenas, donde me halló un espíritu mensajero. Mientras que la mayoria de los de mi clan confía en mensajeros y otros medios de comunicación mundanos, los hechiceros mandan a estas inquietantes criaturas para susurrar los mensajes a tu oído. He dejado a un lado las lentas cabalgatas ociosas a lomos de los camellos en el desierto para disponerme a reunir los componentes de la extraña petición que el espíritu mensajero me ha comunicado. Nos dirigiremos a Marrakech pronto; espero que allí encontremos los materiales que nos faltan.
¿Te gusto la entrada?
Compartir en Google Plus
Sobre las Fuentes
Por favor visita el apartado “referencias” para encontrar las paginas originales de donde fue extraída la información, vampiro.cl es un compendio, nuestro objetivo es recopilar la mayor cantidad de contenido que circula por la web, son muchas personas que día a día traducen y/o comparten conocimientos que verteremos acá, nuestro aporte es clasificar, ordenar y compartir con la comunidad rolera.

0 comentarios: