Actitud Anarquista Hacia el Sabbat

Edit
Existió una época, no demasiado lejana, en que los anarquistas y el Sabbat parecieron hechos el uno para el otro. Los anarquistas defendían el fin de la opresión de los antiguos de la Camarilla y el Sabbat ofrecía esa salida bajo la forma de la Vaulderie. Ambas sectas eran mucho más violentas que la Camarilla y estaban dispuestas a reconocer su naturaleza inhumana. Hasta el momento en que los anarquistas echaron un buen vistazo a lo que era el Sabbat. El Sabbat no ofrecía libertad en absoluto, sólo una nueva forma de esclavitud.

La Vaulderie podía permitir algo más de libertad que el vínculo de sangre, pero acababa convirtiéndose en otra forma de control. La devoción forzada hacia un ideal fanático no era mejor que la sumisión hacia un monstruo antiguo, más cuando ese ideal fanático perecía no ser nada más que una glorificación de los peores aspectos de la naturaleza Cainita. No sólo “reconocían” su inhumanidad, la veneraban, tratando a los mortales como poco más que enseres. Sí, incluso los Vástagos de la Camarilla se refieren a los mortales como ganado, pero al menos no glorifican el asesinato en masa. ¿Cómo pueden los anarquistas reclamar una igualdad con Vástagos más poderosos que ellos si estos Vástagos tratan a sus inferiores (incluso a los mortales) de una forma que nunca aceptarían de sus propios antiguos? ¿Y qué decir de la guerra sagrada del Sabbat contra los Antediluvianos? ¿Hola? Y ya que estamos, ¿por qué no luchar contra los dinosaurios? Espera, tienes razón. ¡Se han extinguido! ¡Mierda!

En la actualidad, la vasta mayoría de los anarquistas se oponen al Sabbat y a todo lo que representa. Como hemos mencionado con anterioridad, se han dado cuenta de que la Camarilla, a pesar de todos sus defectos, es el hogar, un hogar que debe ser defendido. El Sabbat ya no es una secta envidiada, se ha convertido en el enemigo. Por desgracia, la minoría de anarquistas que todavía no se ha dado cuenta de este hecho, o rechaza la verdad que contiene, es demasiado importante. Para algunos, la llamada de la Espada de Caín es demasiado poderosa para poder ser ignorada. Una secta donde tus antiguos no pueden vincularte, donde no debes seguir ninguna maldita Tradición o relacionarte con los mortales a través de una estúpida Mascarada, donde cada Cainita tiene un propósito por el que luchar... es demasiado atractiva para muchos de los neonatos sin propósito que forman parte de los anarquistas. Algunos sueñan con ella, hablan de ella, pero no se atreven a dar el paso definitivo. Sin embargo, un pequeño pero incesante flujo de anarquistas se une al Sabbat. De hecho, los anarquistas continúan siendo una fuente de reclutamiento importante para la Mano Negra, aunque menor que en épocas pasadas.

Esto no quiere decir que el Movimiento Anarquista no entable relaciones pacíficas con el Sabbat. Una pequeña población anarquista vive en ciudades Sabbat. Suelen mantenerse ocultos durante la mayor parte del tiempo para no llamar la atención. Algunos trabajan de forma activa contra la Mano Negra, dirigiendo sus esfuerzos para sabotear al Sabbat desde su propio territorio. Muchos, sin embargo, son menos valientes (o estúpidos...) y moran en dominio Sabbat porque carecen de otro lugar adonde ir. La existencia de estos anarquistas es incómoda. La Camarilla puede ser una fuente de agravios con su politica basada en “formáis parte de nosotros os guste o no”, pero es preferible a la política Sabbat de “Si no estáis con nosotros al cien por cien, sois el enemigo, por lo que vamos a cortaros en pedacitos y devorar vuestra alma”. Los anarquistas que viven en ciudades Sabbat aprenden a simular el número suficiente de actitudes y rituales Sabbat como para pasar por parte de la secta si se les interroga de forma casual.

Algunas cuadrillas anarquistas nómadas disfrutan de una relación más activa con esta sanguinaria secta. La Espada de Caín siempre está abierta a recibir información o favores de vampiros con acceso a dominios de la Camarilla, y los propios anarquistas están encantados de recibir apoyo del Sabbat cuando realizan una guerra encubierta contra un antiguo de la Camarilla especialmente repulsivo. Las cuadrillas anarquistas y las manadas Sabbat suelen coordinarse de maravilla en aquellas circunstancias en las que comparten una meta común. Estas circunstancias son cada vez menos frecuentes a la vista de la guerra reciente y del renovado interés de los anarquistas en escoger a su objetivo con más cuidado, aunque todavía se dan con la frecuencia necesaria para que los anarquistas y los Vástagos del Sabbat no se ataquen a primera vista. También es frecuente que los antiguos de la Camarilla suelan pensar que el Sabbat y los anarquistas mantienen una relación más intensa de lo que es en realidad, un error que ayuda a perpetuar el ciclo de odio y temor entre los antiguos y los anarquistas.

Vástagos Contra Cainitas

Un asunto menor ha enfrentado a los anarquistas recientemente (como si no tuvieran suficientes problemas a los que hacer frente). Una pequeña (pero significativa) porción del Movimiento Anarquista ha dejado de utilizar el término “Vástago” para referirse a los descendientes de Caín, regresando al término común preferido por el Sabbat: “Cainita”. Argumentan que esto no tiene nada que ver con la Mascarada. Después de todo no es que vayan a proclamar la palabra en público. Desean separar a los anarquistas de las actitudes arcaicas de los antiguos de la Camarilla. El término “Vástago” llegó a utilizarse de forma generalizada porque los antiguos pensaron que el término “vampiro” era demasiado vulgar. Estos anarquistas mantienen que esa actitud es producto de una época en que las funciones corporales estaban consideradas como algo tabú. Si los Cainitas deben aprender a convivir junto a la humanidad entre el mundo moderno, deben comenzar por reconocer (entre ellos, no con el ganado) lo que son. El hecho de que los antiguos se sientan incómodos con el uso de Cainita por Vástago, representa un beneficio colateral, ya que no tiene impacto alguno en los esfuerzos de estos anarquistas por recuperar la palabra para la secta.

Ancianos Dormidos

Aunque la mayoría de los anarquistas se ríe de las creencias del Sabbat sobre los Antediluvianos (pues la Camarilla considera oficialmente su historia un simple mito), algunos dentro del movimiento no están tan seguros de que la Espada de Caín mienta. La preocupación ha aumentado especialmente entre aquellos con inclinaciones místicas, amplificada por la aparición de la estrella roja, los rumores entre los Gangrel anarquistas, la aparición de Vástagos de sangre realmente débil y la locura devastadora que casi aniquiló a los Ravnos: aunque los Antediluvianos no estén a punto de despertar, sin duda están ocurriendo cosas extrañas.

Algunos se han pasado al Sabbat no por amor a la secta, sino por el miedo a no estar preparados si llega a suceder lo peor. Otros han empezado a investigar los fenómenos por su cuenta. Aún no han descubierto mucho, pero la mera coincidencia en unos pocos años de tantos fenómenos les preocupa. Por desgracia, los anarquistas carecen de recursos (tanto monetarios como de conocimiento) como para seguir adelante. Algunos han propuesto acudir a la Camarilla o, Dios los asista, directamente a los Tremere, pero son conscientes de que los Brujos saben ya sin duda al menos tanto como ellos.
¿Te gusto la entrada?
Compartir en Google Plus
Sobre las Fuentes
Por favor visita el apartado “referencias” para encontrar las paginas originales de donde fue extraída la información, vampiro.cl es un compendio, nuestro objetivo es recopilar la mayor cantidad de contenido que circula por la web, son muchas personas que día a día traducen y/o comparten conocimientos que verteremos acá, nuestro aporte es clasificar, ordenar y compartir con la comunidad rolera.

0 comentarios:

Publicar un comentario