Africa

Edit
África posee el nivel de expansión de población más elevado con un 3% anual, a pesar de que tanto las tasas de natalidad como la de mortalidad son las más altas del planeta. A pesar de su tamaño, el continente africano contiene sólo un 10% de la población mundial. La población africana posee un millar de lenguajes distintos, siendo las cuatro familias principales las siguientes: Niger-Kordofanian (la familia más extendida), Nilo-Sahariano (lenguas habladas en la zona de la sabana situada al sur del Sahara que se extiende desde el Níge intermedio hasta el Nilo, con algunos grupos aislados en África occidental), Afro-Asiático (entre las que se incluyen el árabe, el antiguo egipcio, el beréber, etc., todas ellas lenguas habladas en el norte del continente y en la zona oriental que va hasta el cuerno de África. El árabe es tanto la lengua oficial como la no oficial en todos los estado,, situados al norte del Sahara y en el Sudán) y Khoisan (lenguas de los San y los Khoikhoi, ahora limitadas a las regiones áridas de África suroccidental). El francés, inglés, holandés, portugués, así como ciertos lenguajes del subcontinente indio también se hablan en las zona: con influencia de estos países.

Aunque muchos Cainitas europeos y americanos se convencen en pensar lo contrario, África no es un sitio adecuado para los nuestros. Es demasiado salvaje. Necesitamos la existencia del ganado para mantenernos, cuanto más, mejor. Por ello, necesitamos las ciudades Sí, existen compañeros de sangre que moran en el continente oscuro. Aunque no son demasiado pocos, como te darías cuenta si los reunieras y los metieras en una habitación, si consideramos el tamaño de continente, África alberga una pequeña fracción de sus posibilidades. La mayoría de los habitantes del continente africano (tanto mortal como inmortal) es indígena, aunque hay una presencia significativa de inmigrantes europeos en Suráfrica (casi un séptimo de la población), Zimbabwe, Zambia, Namibia,  Mozambique,  Kenia  y  Senegal.  Otras  minorías importantes están formadas por pueblos asiáticos (en su mayoría localizados en África oriental y meridional), árabes (en África oriental y occidental) y pueblos híbridos.

La situación presente de estos lugares deriva, hasta cierto grado de la colonización del territorio por exploradores europeos. Se trata de una vieja y triste historia, demasiado parecida a la del continente americano. Las tribus “salvajes”  fueron  aplastadas  por  unos  invasores  técnicamente superiores y despojadas de su libertad, su propiedad, sus vidas y su cultura. No detallaré las consecuencias, pero te aconsejo que te informes sobre estos sucesos, ya que podrías obtener lecciones aplicables a nuestra situación en una sociedad poblada por depredadores carentes de moral. Es probable que los Vástagos de ascendencia europea que viven en África llegaran poco después que los exploradores mortales. Dependiendo del clan o de sus gustos individuales, se aseguraron amplias porciones de tierras (y de ganado) o se embarcaron en una existencia nómada basada en las provisiones de la naturaleza. Por supuesto, debido a que gran parte de las zonas rurales del continente son desiertos, no hay legiones de Gangrel que pueblen la noche. Sólo los más valientes (o estúpidos) se atreven a cruzar los áridos mares de arena.

La mayoría de las ciudades africanas son producto del siglo XX. Sin embargo, existen algunas reliquias del pasado en el valle del Nilo, en la orilla del Mediterráneo y en África occidental, como Alejandría (Egipto), Fez (Marruecos), Tombuctú (Malí), Djenné (Malí), Kano (Nigeria), Ibadán (Nigeria) y Oyo (Nigeria). Existen algunas ciudades medievales árabes en África oriental, como Mombasa (Kenia), así como ejemplos de ciudades fundadas en la época colonial como centros administrativos, comerciales e industriales como Johannesburgo (Suráfrica), Lusaka (Zambia), Kinshasa (Zaire), Lumbubashi (Zaire), Nairobi (Kenia), Dakar (Senegal), Freetown (Sierra Leona) y Abiyán (Costa de Marfil). Algunos de estos centros fueron construidos alrededor de ciudades tradicionales como es el caso de Lagos (Nigeria) o Accra (Ghana). Este último grupo suele poseer cierto grado de desviación de la organización clásica de dominio. He incluido una guía general para visitantes.

Dejando a un lado a los inmigrantes europeos, algunos Cainitas susurran que África ha dado lugar a una línea de sangre nativa, si esque puede llamarse así. No he encontrado demasiada información sobre ellos, tan sólo algunas referencias veladas a nombres como “Kagn” y “Laibon”. Supuestamente, su número permanece fijo, ya que no Abrazan a nuevos chiquillos salvo para reemplazar a los miembros desaparecidos de la línea de sangre. Según los rumores y las leyendas, estos no muertos poseen poderes extraños, ya que son capaces. de utilizar una versión especial de magia de sangre gracias a su nexo con la tierra en la que viven. Nunca me he encontrado con uno de ellos, a pesar de haber pasado bastante tiempo en África. Después de todo, es el continente donde estuvo situado Cartago. Continúo creyendo en su existencia, ya que la sabiduría local posee demasiados mitos sobre seres similares. Eso sin tener en cuenta que alguien (o algo) está evitando que las estructuras y las tradiciones europeas se instauren en las ciudades africanas. Varias de esas ciudades poseen dominios, aunque si permaneces en ellas el tiempo suficiente, te darás cuenta de que no es el mismo concepto que tenemos en casa. Es difícil expresarlo con palabras, pero hay algo diferente.

En primer lugar, muchos Vástagos inmigrantes vuelven a su tierra natal al poco tiempo o se aventuran hacia otros lugares. Si hablas con ellos, pueden darte motivos individuales válidos, aunque el gran número de Vástagos que se encuentran en la misma situación hace que sea un fenómeno extraño, como si hubiera algo que les impulsara a salir del continente sin que ellos fueran conscientes de ello. Sólo puedo decir que mientras que estuve allí, pasé un intervalo de tiempo en varios lugares hasta darme cuenta de que no era lo que andaba buscando y regresar. En segundo lugar, incluso en los llamados dominios, ocurren cosas extrañas en el interior de la sociedad Cainita. La gente habla, comercia y recoge favores como preparación a una decisión, para acabar dándose cuenta de que están haciendo algo muy diferente de lo que querían hacer. Los proyectos para reconvertir el desierto en un terreno fértil fracasan sin que haya un motivo aparente para ello. En tercer lugar, nunca acabas de sentirte cómodo. Somos criaturas territoriales (bueno, la mayoría de nosotros lo es) y necesitamos unas determinadas estructuras para sobrevivir. En la mayoría de los casos, necesitamos hallar una ciudad apropiada, aposentarnos y luchar por un lugar permanente en el orden social del dominio. En otros casos, significa llevar a cabo una rutina de viaje. Pero a pesar de ello, encuentro que África es especialmente incómoda.

Dejando a un lado esas impresiones indeterminadas, África posee una gran colección de peligros concretos para los miembros de nuestra raza. Como ocurre en cualquier otro lugar que no haya sido contaminado por la “civilización”, África es el hogar de muchas bestias salvajes y hostiles que pueblan los desiertos, las junglas, las sabanas y las ciudades. Creas o no estas palabras, los monstruos que pueblan estas zonas no desean que hollemos su territorio.

Atacarán a la menor ocasión, no importándoles ni la Mascarada ni cualquier otra de nuestras leyes teñidas de humanidad. En Europa, las ciudades son lo suficientemente grandes como para mantenerlos a raya, por lo que podemos movernos con libertad en su interior. En África, nos encontramos en la otra punta del espectro, excepto que ellos no están interesados en negociar, simplemente en matar. Por cierto, no me refiero sólo a los Lupinos.

Es probable que no hayas oído hablar de ellos (o sobre los que pueblan tu continente), pero existen más razas de cambiaformas que la de los hombres lobo. Echa un vistazo a las leyendas africanas para tener una idea de lo que acecha en la espesura. Siempre he sido lo suficientemente sabia como para permanecer junto a los míos, por lo que no he visto a ninguno de ellos, pero he escuchado susurros sobre cocodrilos humanos, tigres e incluso arañas. Dejando a un lado a los cambiaformas, existen seres más exóticos que viajan por las hermosas montañas de este continente, desplazándose de pueblo en pueblo y de tribu en tribu, narrando historias y dando consejo. De nuevo sólo puedo hablar de los rumores que he oído, por lo que eres libre de pensar lo que quieras. También se supone que hay algo más que charlatanería en los chamanes y en los hombres medicina de las tribus nómadas.

Una última cosa: Los vampiros en el poder rumorean que los anarquistas estamos tomando parte activa en las numerosas guerras civiles que tienen lugar en las distintas partes del continente. Se trata de una idea absurda. ¿Qué sentido tienen para nosotros los asuntos mortales salvo como guerras internas de ganado? Existen una o dos excepciones a esta norma, pero nuestra participación forma parte de su biografía interna. Es más probable hallar a Vástagos africanos tomando parte en campañas de prevención de SIDA para mejorar la salud de su rebaño. Las zonas infestadas de guerras de guerrilla son terreno peligroso incluso para los nuestros. Además, están teñidas de caos violento. Se trata de una situación triste, por lo que nadie con un propósito importante se interna en ellas en las noches modernas. África no te matará si pones atención y eliges bien tu destino. En caso de que necesites efectuar la Gran Escapada, no sería mala idea pasar un par de años (o incluso una década) en el continente. Sólo debes tener en cuenta de que no es ni América ni Europa sino una tierra extraña. Por este motivo, te aconsejo que te informes bien antes de partir, si es que es posible, ya que las diferentes zonas varían en gran medida.

Es improbable que llegues a fundar tu propio dominio, o como quieras llamarlo, ya que no existe una sociedad real a la que manipular, al menos no como la conoces. Es más probable que acabes formando parte de ese grupo de extranjeros en un país extraño que intenta sobrevivir cada noche con sus propios medios. Lo que acaba por invocar un peligro exótico para ti y tus creencias.

El Regusto del Hogar

A continuación incluyo algunos consejos para los visitantes de las zonas más occidentalizadas de África como Marruecos, Argelia, Libia, Egipto y Suráfrica. Debes tener presente de que no estás en territorio de la Camarilla, ni en ningún dominio cuantificable de una secta determinada. De todas formas, resulta normal que en todas las ciudades que cumplan esta descripción presentes tus respetos al Vástago que ocupa el lugar equivalente al de príncipe. En la mayoría de estas ciudades, la población vampírica no es tan elevada como en cualquier ciudad europea, por lo que resulta imposible pasar desapercibido. Esto puede resultar bastante útil si te encuentras en problemas. Por otro lado, estos dominios forman islas virtuales, ya que no suelen mantenerse en contacto con los dominios vecinos al existir demasiada distancia entre ellos. Por este motivo, resulta sencillo crear una historia falsa y quedar impune (si es que es modesta y sencilla).

Si eliges avanzar hacia lo desconocido, es posible que te pidan que participes en alguna clase de ritual a tu llegada. Seguramente te encontrarás en una posición tal que serás incapaz de declinar esta “oferta” sin enfrentarte a unas consecuencias desagradables y a la desconfianza: Mombassa y Kano son dos de esas ciudades. Carezco de evidencias acerca de la naturaleza de esos rituales, por lo que te aconsejo que tengas mucho cuidado cuando mientas sobre tu pasado y sobre cualquier otra información que tu sangre ayude a desmentir.

Normalmente, esos dominios poseen cierta estructura interna, en su mayor parte compuesta por versiones locales de las Tradiciones. Si entraste de la forma oficial, serás presentado formalmente; en caso contrario, te aconsejo que no llames la atención violando la Mascarada, a pesar de lo estúpida que puedas pensar que sea. De cualquier forma, la gran distancia que existe entre los ricos y los pobres hace que sea relativamente fácil cazar. Si te circunscribes a los suburbios, es muy improbable que alguien investigue la desaparición de un par de mortales.

Cuando te entrevistes con Vástagos europeos que viven desde hace tiempo en ciudades de este continente, ten una cosa en mente: ¿Qué es lo que hizo que este Cainita se trasladara hasta este lugar? ¿Por qué abandonó su tierra natal? Estas preguntas son aplicables especialmente a los clanes de la Camarilla. Es probable que te encuentres con otros Carnitas, en su mayor parte Lasombra o Giovanni. El hecho de que casi todos ellos sean extranjeros, ayuda a difuminar las barreras tradicionales. Sin embargo, es probable que aquellos que buscan un acercamiento distinto al reclamar su dominio y al compartir el poder acaben aislados o perseguidos por sus creencias. El revolucionario es siempre un solitario desde el punto de vista del sistema al que se opone.
¿Te gusto la entrada?
Compartir en Google Plus
Sobre las Fuentes
Por favor visita el apartado “referencias” para encontrar las paginas originales de donde fue extraída la información, vampiro.cl es un compendio, nuestro objetivo es recopilar la mayor cantidad de contenido que circula por la web, son muchas personas que día a día traducen y/o comparten conocimientos que verteremos acá, nuestro aporte es clasificar, ordenar y compartir con la comunidad rolera.

0 comentarios:

Publicar un comentario