Camaleón

Edit
Título informal, conocido como Bond (por James Bond), topo, submarino o sub. Un camaleón es un anarquista que goza de cierto grado de autoridad en alguna de las otras sectas. La vasta mayoría de las veces suele referirse a la Camarilla, aunque existen camaleones en el Mandarinato de la Nueva Promesa y en el Sabbat. Estos vampiros deben ser maestros del engaño, ya que su relación con el Movimiento Anarquista tiene que permanecer en secreto. Su trabajo suele centrarse en la recogida de información, ya que ésta ha salvado en incontables ocasiones la existencia de más de un anarquista que se encontraba a unas pocas noches de enfrentarse a la ira del príncipe. Ocasionalmente, sus deberes se extienden más allá, transfiriendo fondos y recursos (incluso comerciando con favores) hacia los anarquistas, siempre que puedan hacerlo sin ponerse en peligro. Existe una distinción sutil pero importante que debemos hacer. Los camaleones no son simples Vástagos de la Camarilla (o de otra secta) que simpatizan con los anarquistas y están dispuestos a ayudar al movimiento bajo mano.

Todo camaleón debe ser un miembro del Movimiento anarquista antes de conseguir su cargo en la otra secta. Esto asegura cierto grado de dedicación a la causa de la que carecen otros colaboradores más esporádicos.

Salvaguardas

El peligro de estos infiltrados consiste en que a veces (en realidad, la mayoría de las veces) son descubiertos. Los líderes anarquistas no se preocupan demasiado de la seguridad del camaleón, ya que aunque prefieren que mantenga su integridad intacta, saben que era consciente de los riesgos que acompañaban al cargo. Lo que puede ser mucho más importante y peligroso es la información que podría revelar a los antiguos si fuera interrogado tras ser descubierto. La mejor práctica para protegerse contra esta clase de amenaza es tema de discusión en el interior del Movimiento Anarquista. La primera precaución (y la más obvia) consiste en no informar al camaleón de nada que no deba saber. Los interrogadores más expertos del mundo son incapaces de descubrir información que el sujeto no posee.

A parte de eso, los camaleones suelen ser sujetos a un uso intensivo de la Dominación y otros condicionamientos mentales (de forma voluntaria, por supuesto). Los líderes anarquistas entierran recuerdos, implantan una feroz resistencia a la interrogación y realizan todos los nudos mentales que pueden para proteger al camaleón (y a los anarquistas) de los Vástagos de la secta donde éste se infiltre. El problema de esta táctica radica en que los antiguos de esas sectas suelen ser mayores y de generación menor a la de los anarquistas, lo que significa que son mejores en el juego de la Dominación. Esta clase de salvaguardias no suelen aguantar la primera sesión de interrogatorio, tiempo suficiente en las raras ocasiones en que los anarquistas pueden orquestar un rescate, pero inútil en otras circunstancias.

Se han considerado otras opciones más radicales, aunque de momento no se han puesto en práctica. Muchos anarquistas no están dispuestos a depender de vínculos de sangre. Esta práctica viola todo por lo que luchan y no les hace mejores que la Camarilla. Algunos extremistas han sugerido cierto tipo de dispositivo suicida incendiario, aunque la idea fue abandonada a las pocas horas. A pesar de su entrega por la causa anarquista, los camaleones son Vástagos, y los Vástagos no se abalanzan hacia la destrucción a la ligera.
¿Te gusto la entrada?
Compartir en Google Plus
Sobre las Fuentes
Por favor visita el apartado “referencias” para encontrar las paginas originales de donde fue extraída la información, vampiro.cl es un compendio, nuestro objetivo es recopilar la mayor cantidad de contenido que circula por la web, son muchas personas que día a día traducen y/o comparten conocimientos que verteremos acá, nuestro aporte es clasificar, ordenar y compartir con la comunidad rolera.

0 comentarios:

Publicar un comentario